UN BOSQUE SIN ÁRBOLES PARA MISIONES





Lo dice un comunicado oficial del Ministerio de Ecología, a través del cual se pide colaboración para evitar más depredación.
Los operativos de control forestal a cargo del Ministerio de Ecología, Recursos Naturales Renovables y Turismo de Misiones se realizan en forma constante en todo el territorio provincial, con el objeto de evitar el apeo ilegal del bosque nativo, una de las infracciones ambientales que con mayor frecuencia se detectan durante las recorridas de la dirección general de Bosques Nativos.
 
Las denuncias y las recorridas del móvil del área de Control Forestal dejan al descubierto la constante presión que sufre la selva misionera en manos de productores y propietarios que arrasan con el material forestal nativo, la gran mayoría de las veces para convertir esos terrenos en forestaciones.
Por otra parte, los propietarios de tierras intrusadas también advierten de esta situación y alertan a las autoridades de Ecología sobre los apeos de bosque nativo que se producen en sus propiedades, algunas veces para realizar plantaciones de cultivos anuales, para extracción de leña o la ya conocida reconversión para suelo forestal.
Ante estas acciones y frente a la vigencia de la Ley 26331 (la ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos), desde el Ministerio de Ecología se llevan adelante distintos procedimientos para hacer cumplir de manera efectiva esa reglamentación, que establece la intangibilidad de los montes nativos hasta tanto esté aprobada la Ley de Ordenamiento Territorial de las provincias, donde quedarán plasmadas la modalidad y las zonas donde se podrá utilizar el monte nativo.
Esa reglamentación, que viene a darle un marco legal de protección a los servicios ambientales que prestan los bosques nativos a la sociedad, como la regulación de las cuencas hídricas, la conservación del ambiente para garantizar la conservación, a su vez, de la biodiversidad, del suelo y de la calidad del agua, tiene plena vigencia y desde el Ministerio de Ecología se trabaja en ese sentido, con una fuerte presencia territorial en toda la provincia, a través de los inspectores forestales y de los guardaparques, que actúan con el acompañamiento de las fuerzas policiales y de seguridad de la provincia y de la Nación.
Esos bosques, además de capturar gases que contribuyen al efecto invernadero, dan forma a la diversidad y belleza del paisaje y constituye una de las defensas tangibles de la identidad cultural regional y de Misiones.
Pero las acciones en contra del monte nativo y, como consecuencia, de toda la bodiversidad que habita en ese ambiente, son constantes, tal como lo demuestran los resultados de los operativos de control y fiscalización que realiza el Ministerio de Ecología: rozados, tala rasa, reconversiones de grandes extensiones de tierra donde no queda material forestal nativo en pie; destrucción de las llamadas fajas ecológicas, que son las porciones de bosque nativo que deben quedar sin tocar a ambas márgenes de todos los arroyos y cursos de agua (la reglamentación establece que tienen que ser dos veces y media el curso del agua, para cada lado); además de las deforestaciones en pendientes o las quemas a cielo abierto, como herramienta de trabajo, que abarca la destrucción de material forestal aprovechable."
Fuente: medioymedio.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques