Multinacionales chinas exploran en Chile negocios en minería, energía y viñas









* Una silenciosa arremetida están concretando en el país empresas de origen chino. Su objetivo: abastecerse de recursos naturales y dar curso a su abundante liquidez. Por eso, inversionistas han mirado empresas como Viña Bisquertt y una operadora busca una alianza con CAP.


(La Tercera) Aunque los empresarios chinos gustan de Chile, se toman su tiempo y sólo concretan sus inversiones tras innumerables viajes que van de menos a más. La empresa Jiangsu Huitai es emblemática por eso. Esta multinacional minera, una de las cinco más grandes de su país y con presencia en Indonesia, Australia, Mongolia, China y ahora Chile, después de años de mirar desembarcó este año en el país con una inversión inicial de US$10 millones, para desarrollar un yacimiento cerca de Tierra Amarilla. Pero viene por más: busca dos o tres minas adicionales y una alianza con CAP en la planta de magnetita Hierro Atacama.

Cada año más de 40 delegaciones empresariales chinas llegan al país. Esta semana hubo una de las provincias de Heilongjiang, Liaoning, Gansu, Zhejiang, Hubei y Guizhou, y, la anterior, de Guangdong. A nivel privado, las visitas se multiplican por más. Chao Yingjun, agregada comercial de China en Chile, precisa que, además de la minería, la energía y las viñas son los rubros que interesan a los inversionistas del país asiático. De hecho, una empresa china adquirió recientemente una viña local y la estatal Cofco -la mayor importadora y exportadora de alimentos de China está buscando nuevos proveedores y terrenos para comprar y producir vino aquí para China.

En sus sondeos, la firma estuvo en conversaciones con Viña Bisquertt, en particular con la idea de comprar parte de las plantaciones que la chilena tiene en la zona de Colchagua. Sebastián Bisquertt, presidente de la productora, afirma que no lograron acercar posiciones en cuanto a precio. Fuentes del sector, sin embargo, afirman que siguen interesados en el mercado local.

Murallas chinas

La inversión materializada entre 1974 y 2008 suma apenas US$84,4 millones, aunque este año sí hay un despegue. Para los chinos hay escollos para invertir aquí. Uno de ellos es el costo de la mano de obra, que ellos consideran muy alto. Además, se han acostumbrado al modelo que utilizan en otros países asiáticos, en Africa y parte de América Latina, donde se encargan de colocar a sus propios trabajadores en las faenas o fábricas y, tras la etapa de construcción del emprendimiento, los regresan a su país.

Eso es lo que intentó hacer una firma energética hace poco. Quería construir un conjunto de centrales térmicas en Mejillones, pero con la condición de traer... ¡600 empleados chinos! Les dijeron que era inviable, porque una de las ventajas de la inversión extranjera es que absorbe mano de obra local. Este es un tema relevante para Jiangsu Huitai. En esa compañía explican que, aunque les gustaría más, para cumplir con las leyes locales sólo traerán a 25 compatriotas; el resto, será chileno.

Otro aspecto que retrasa la arremetida, a juicio de la gerenta general de la Cámara Chileno China de Comercio, Kamelia Emilova, es que China considera que el país es muy legalista, “lo que es muy bueno a largo plazo, pero ha limitado la inversión por ahora. Pero, “entienden que Chile es un socio de largo plazo”, dice. Ese interés se refleja en que empresas como CAP, por ejemplo, reciban cada mes una o dos empresas chinas.

Los chinos no sólo quieren comprar cobre o hierro, sino, ahora, acopiar recursos naturales. En el caso de Jiangsu Huitai, ingresó con la idea de producir 30 mil toneladas de concentrados de cobre, pero ahora ya se amplió a 100 mil toneladas y además busca comprar más yacimientos, aliarse con chilenos y buscar hierro y cobre. Algunas compañías chinas están mirando el sector, como la China Nonfertous Metals Industry Resource Regenerating. Otras ya han concretado la inversión, como el empresario Qiang Cai, que está buscando cobre y hierro en el norte y que vino al país porque “está lleno de mineral”. Si les va bien, afirma el representante de la firma, Kiong Chau, comprarán otros yacimientos y pertenencias mineras.

Tres sectores claves para invertir

Recursos naturales

China es el principal destino de las exportaciones chilenas, con US$4.580,4 millones en el primer semestre. De los 10 principales exportadores, nueve son mineras cupríferas y una es productora de celulosa. China quiere menos compras y más producción propia.

Energía

Es un negocio muy rentable para los empresarios chinos, dados los altos precios de la energía en Chile. Hay también mayor liquidez, dado que China tuvo un efecto más moderado de la crisis internacional. En el primer semestre su PIB creció 7,1%.

Vinos

El país asiático será, junto a Rusia, donde más crecerá la compra de vinos de aquí a 2012: 30%, según Vinexpo. Chile es el cuarto proveedor de vino para China. De ahí el interés del holding estatal de alimentos y bebidas Cofco en invertir en el país y aumentar las compras.

Fuente: Diario Financiero.

Entradas populares de este blog

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

¿Cuánto tiempo nos queda? El informe de la ONU en 60 segundos

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques