Manifestaciones antiWallStreet renuevan fuerza contestataria en Estados Unidos






PL

Pese al criticismo de políticos republicanos y la represión policial, el movimiento popular Ocupar Wall Street (OWS) entró hoy en el segundo mes de protestas sin visos de perder fuerza de convocatoria ciudadana en Estados Unidos.

A diario llegan voluntarios y donaciones a Times Square, hasta donde expandieron campamentos los manifestantes del Zuccotti Park, después de 30 días de confrontaciones con agentes del orden que derivaron en cientos de detenciones solo en Nueva York.

Demostraciones de miles de personas contra los bancos y la avaricia financiera capitalista ya dejan verse además en los principales enclaves metropolitanos de Washington, Boston, Filadelfia, Los Ángeles, Chicago, Miami, y Dallas, entre otras docenas de ciudades norteamericanas.

Los llamados indignados estadounidenses han mostrado su fuerza al recaudar más de 300 mil dólares en donaciones a través de su página web o por la vía personal en la misma zona financiera de Wall Street que ocupan desde el 17 de septiembre.

Sus voceros aseguran disponer de numerosas provisiones, la mayoría alimentos y útiles para acampar. Las donaciones son almacenadas en un edificio privado cedido por un sindicato de profesores, el United Federation of Teachers, que también se sumó a la causa.

Esta semana el grupo OWS recibió igualmente el respaldo público de un importante comité de notables escritores -entre ellos el británico Salman Rushdie-, quienes firmaron una petición para apoyar al movimiento ya con despliegue internacional y repercusión en más de 80 países.

Junto a Rushdie, destacan en el anuncio la autora y militante feminista Alice Walker, la novelista Jennifer Egan, el guionista de cómics británico Neil Gaiman, el literato Lemony Snicket y el narrador Seff Charlet.

"Estas protestas han ido más lejos de lo que yo apostaba, no tienen precedentes. Dos elementos siguen avivando el fuego: mayor cobertura mediática y aumento del descontento entre una masa crítica", comentó el sociólogo Michael Heaney.

Entre los manifestantes hay muchos que participaron en protestas contra el G-20, el Fondo Monetario Internacional, o las guerras del Pentágono en Iraq y Afganistán. Activistas que acumularon experiencia para alcanzar esta resonancia global, señaló el catedrático de la Universidad de Michigan.

Un sondeo del diario USA Today y la agencia Gallup difundido el martes refleja que el 78 por ciento de los ciudadanos norteamericanos apoya la demanda del movimiento OWS, de que el poder financiero simbolizado por Wall Street necesita mayores reformas que las ya implementadas.

"¿Qué es lo que en realidad ha estado sucediendo en este país que provoca esta reacción de malestar?. Todas las grandes reformas políticas han empezado así, esta puede ser una de ellas", apuntó un comentario del periódico californiano La Opinión.

"Lo más grave es que la distancia entre los que tienen de sobra y los que están en situaciones precarias es cada vez mayor y más visible. La clase media está siendo aplastada por un capitalismo desenfrenado. ¡Algo estamos haciendo mal!", concluye el texto.

Entradas populares de este blog

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia