VIII Encuentro de la Campaña “Paren de Fumigarnos!”





DECLARACIÓN DE LOS PUEBLOS FUMIGADOS
 DE LA PROVINCIA DE SANTA FE, ARGENTINA

Nuestro país esta inmerso en un proceso de agriculturización intensiva, industrial, basada en la utilización de químicos que produce la concentración de capitales y propiedades, la desaparición de la agricultura familiar y de pequeños y medianos productores. Las migraciones internas, el incremento de refugiados ambientales concentrados en villas miserias, como también la destrucción de ecosistemas y toda la flora y fauna asociada al mismo, son saldos negativos y ocultos para la mayoría de la población.

En las arroceras de Corrientes, en los montes quemados de las sierras de Córdoba, en el desplazamiento violento de poblaciones rurales en Santiago del Estero y Formosa, en las inundaciones de Salta, en los niños con malformaciones en Chaco y Misiones, en las alfombras verdes en que se han convertido los mejores campos de Buenos Aires y Santa Fe, se observa la huella de un modelo de agronegocios que sólo deja enfermos, muertos y tierra arrasada. Los mas de 350 millones de litros de agrotóxicos anuales que se utilizan, solamente en la campaña de la soja, revolotean sobre nuestras cabezas y además de contaminar el ambiente en que vivimos, son aspirados, absorbidos o simplemente consumidos junto con los alimentos.

Independientemente de la aventura que significa someter la política agropecuaria de un país a los vaivenes del casino financiero internacional que ha tomado a las materias primas como objeto de su especulación, el reciente Plan Estratégico Agroalimentario (PEA) propone, entre otras cosas, el aumento de la superficie cosechada en un 20% cuando la mayoría de las provincias, inclusive la nuestra, se encuentran al límite de uso de sus tierras productivas. En Santa Fe, donde se produce el 80% del biodiesel del país, el Estado Provincial ha asumido seriamente la producción de agrocombustibles proliferando las plantas, principalmente, en el cordón industrial de Rosario lo que significará seguir destinando cada vez más hectáreas que darán de comer a los tanques de los vehículos antes que a la gente. Los gobiernos provinciales, municipales y comunales pueden convertirse en vasallos y rehenes del Fondo Sojero y ser parte del problema, o ponerse al lado de sus poblaciones en defensa de la salud y la vida, mientras tanto, las tasas de mortalidad y de morbilidad se incrementan en los pueblos fumigadas.

Por todo esto, llamamos a los pueblos fumigados a ponerse en movimiento en defensa del derecho a la salud y a un ambiente sano y equilibrado que garantice el desarrollo humano de esta generación sin comprometer a las generaciones futuras. Para cada ciudadano argentino, la Constitución Nacional nos brinda este derecho pero también nos obliga a preservarlo así como obliga al Estado a la protección de ese derecho, a la utilización racional del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica. La participación activa del Estado –en todos sus niveles- en políticas como las mencionadas lo ubica directamente del lado de las corporaciones a las que muy poco les interesa la salud de los argentinos.

Nuestra prédica se sustentará, inicialmente, en los siguientes nueve puntos que consideramos básicos para intentar recomponer el desastre social, ambiental, alimentario y sanitario de nuestras poblaciones:
1.      Prohibir total y absolutamente cualquier tipo de aspersión aérea en toda la provincia.
2.      Establecer una zona de exclusión para las aspersiones terrestres de 800 metros de distancia en forma provisoria y con tendencia ascendente, con respecto al límite del ejido municipal, escuelas rurales, caseríos y cursos de agua.
3.      Propiciar la recategorización de todos los agrotóxicos en uso en forma inmediata, de acuerdo a lo dispuesto por la Resolución N° 147/10 del Defensor del Pueblo de la Nación.
4.      Garantizar el acopio, almacenamiento y manipulación de  agrotóxicos en áreas  alejadas de las zonas pobladas o sensibles y con prevención adicional de escenarios siniestrales.
5.      Establecer las disposiciones legales necesarias, a través de los órganos de gobierno respectivos, para que las empresas proveedoras de agrotóxicos se hagan cargo de los envases descartados.
6.      Prohibir la instalación de silos dentro del ejido municipal. Trasladar los existentes, en un plazo perentorio, a una distancia no menor de 5km. de las áreas urbanas.
7.      Dar cumplimiento público y privado en todo el territorio provincial de la Resolución N° 276/10 del Ministerio de Salud de la Nación (Registro de intoxicaciones por plaguicidas).
8.      Realizar con carácter de urgente estudios epidemiológicos de morbilidad y mortalidad asociada a agrotóxicos.
9.      Desarrollar y estimular programas de  producción agroecológica en toda la provincia, promoviendo y coordinando iniciativas con organismos nacionales y áreas universitarias específicas.

Santa Fe, octubre de 2011.
Campaña “Paren de Fumigarnos! “ - Santa Fe -
---------------------------------------
Agroquímicos que van, agroquímicos que vienen. Y la solución?

El tema de fitosanitarios sigue dando que hablar en la ciudad de Firmat, en el país y en el mundo. El mismo está siendo tratado en el concejo municipal en reunión de comisión este miércoles. También debemos decir que días pasados el tema pasó al ámbito judicial a raíz de la presentación de un recurso de amparo por parte de un matrimonio damnificado.
El escrito redactado por las doctoras Carina Sánchez Nadal, de nuestra ciudad y Graciela Gómez, con domicilio en Buenos Aires, representado a la familia Fontanellaz, tiene por finalidad que la magistrada haga lugar a la medida cautelar hasta tanto resuelva como cuestión de fondo un recurso de amparo inspirado en el mismo propósito de prohibir la aplicación de agrotóxicos en cercanías de la ciudad.
Según el grupo de vecinos autoconvocados Firmat por la Vida que tomaron contacto con un estudio de campo realizado por alumnos de la Facultad de Medicina de la ciudad de Rosario donde revelaron, entre otras cosas que el 80 por ciento de la población de localidades menores de 10 mil habitantes que corresponden al Departamento General López, la estructura de las enfermedades ha cambiado sustancialmente a partir de la aplicación a gran escala de agroquímicos.
El aumento se da en patologías que tienen que ver con enfermedades respiratorias y alergias. En el estudio se verifico que el agua en esta zona tenía arsénico y que los porcentajes son los mismos que hace 10 años pero las patologías que tienen que ver con el agua contaminada no han ido en incremento en relación con el resto de las enfermedades que están asociadas a los productos de fitosanitarios.
También se demostró el recorrido de los microgotas del agroquímico, la misma recorre 32 a 35 kilómetros sin tener en cuenta la velocidad del viento.
Varios especialistas, recomiendan a los matrimonios que desean concebir un hijo que no lo hagan en época de fumigaciones para evitar abortos espontáneos o malformaciones en el bebé. Otro dato a tener en cuenta es que si un niño nace en esta época del año tiene mayor preponderancia a contraer algún tipo de enfermedad mencionadas anteriormente, versiones en distintos medios de las personas que representan a Firmat X la vida. 
Fuente Diario Firmat
ECOS DE ROMANG

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques