50 mil personas en Alemania exigieron apagar las plantas de energía nuclear



Un año después de la tragedia de Fukushima, miles de personas se manifestaron en Alemania en contra de la energía nuclear. Activistas y expertos urgen al gobierno de Angela Merkel a que apague de una vez por todas las plantas nucleares en funcionamiento.
Con el lema “Fukushima reclama: ¡Apagar las plantas, ahora!“ se manifestaron el fin de semana pasado unas 50 mil personas en Alemania contra la energía nuclear. La fecha conmemora el accidente en el reactor de Fukushima, dañado hace un año seriamente tras un terremoto. Las manifestaciones conmemoran este acontecimiento conmovedor y advierten de la posibilidad de un accidente en Alemania.
La marcha de aproximadamente 5000 personas a la planta nuclear Neckarwestheim. Pancartas, diciendo: “Energía nuclear es descamino! Con apagarlo, no nos referímos a su cerebro!“
En 2011, los antecedentes de Japón y protestas en toda Alemania forzaron el actual gobierno de Unión Demócrata Cristiana (CDU) y Partido Democrático Liberal (FDP) a apagar a la vez las 8 plantas más viejas. Además, se prometió a apagar las 8 plantas aún funcionando durante los próximos diez años. 
Las protestas del 2012 se concentraron en 6 regiones. En Neckarwestheim, en el sur-oeste del país se manifestaron unas 5 mil personas. Según los planes actuales del gobierno, la planta nuclear Neckarwestheim será una de las últimas en ser apagada. En el radio de la planta vive más gente que de aquella de Fukushima.
Según los críticos, el fin del uso de energía nuclear puede y debe desarrollarse más rápido. Además, no confían en que el gobierno va a cumplir con sus promesas de una salida definitiva. El gobierno anterior del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) y el Partido Verde (Die Grünen) ya había legislado la salida de la energía nuclear en el año 2002. En el año 2010, sólo un año antes de la catástrofe de Fukushima, el actual gobierno había vuelto a prolongar la operación de las plantas.

INCENDIO EN PLANTA DE NEBRASKA EN ESTADOS UNIDOS
En tanto, en Estados Unidos, un nuevo informe de la Comisión Reguladora de la Energía Nuclear (NRC, por su sigla en inglés) reveló que un incendio eléctrico en una planta nuclear ociosa de Nebraska planteó un elevado riesgo para la seguridad debido a que el fuego afectó a las bombas de circulación de agua en una piscina con residuos de combustible nuclear.

El incendio tuvo lugar en junio pasado en la central nuclear de Fort Calhoun, poco después de que se suspendiera el funcionamiento de los reactores nucleares debido a una gran inundación. La NRC dijo que el incendio estaba catalogado como un incidente “rojo”, color que para la agencia representa el mayor nivel de amenaza a la seguridad. El informe también responsabiliza a los trabajadores de la planta nuclear por ignorar un “olor acre” que inundó la planta durante los tres días previos al comienzo del incendio.

David von Blohn *texto y fotos - El Ciudadano

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento