Las tortugas encuentran refugio en las Áreas Marinas Protegidas



Un tercio de ellas se concentra en el 1% de los océanos
PÚBLICO Almería 
El azar no puede explicar que un tercio de las tortugas verdes marinas (Chelonia mydas) se concentre en el 1% de los mares del mundo. Un investigación en la que han participado expertos de varios países ha seguido el rastro a un grupo de ellas vía satélite y han comprobado que un tercio se concentra en las llamadas Áreas Marinas Protegidas (AMP), la ínfima parte de los océanos que cuenta con algún tipo de protección ambiental.
Las AMP son áreas del océano en el que las actividades humanas marinas como la pesca se encuentran restringidas. Reguladas por los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales, en los trópicos son a menudo ricas en praderas marinas y algas, la base de la alimentación de las tortugas, consideradas verdaderos sensores dela biodiversidad de una zona. Hay diferentes categorías de áreas marinas protegidas y las cifras de su extensión varían, Habría unas 6.800 AMP ocupando un espacio entre el 0,73% y el 1,17% de los mares.
El equipo de investigación usó los datos con los movimientos de 145 tortugas verdes procedentes de 28 lugares de anidación, rastreadas a través de una amplia labor de seguimiento por satélite por un equipo formado por investigadores de diez países.
Sus datos muestran que las tortugas verdes pueden viajar miles de kilómetros desde sus lugares de cría a sus lugares de alimentación. Más importante aún, el 35 por ciento de ellas se alimentan en las zonas marinas protegidas. Es más, un 21 por ciento se encuentran en las AMP con mayores niveles de protección. Además, a medida que la zona lleva más tiempo protegida, la presencia de tortugas aumenta.
"Nuestra perspectiva global reveló que las tortugas marinas aparecen en las Áreas Marinas Protegidas mucho más de lo que cabría esperar por el azar. Se debate sobre el valor de las zonas marinas protegidas, pero esta investigación proporciona pruebas concluyentes de que pueden ser eficaces en la provisión de hábitats seguros de alimentación para grandes criaturas marinas como las tortugas verdes", dijo el profesor del Centro de Ecología y Conservación de la Universidad británica de Exeter, Brendan Godley.
Dada a su sensibilidad a los daños al hábitat de las tortugas se las conoce como un centinela de las especies. Su presencia señala las zonas de hábitat saludable, que pudieran ser protegidas si no lo están ya. Godley, principal responsable del estudio publicado en la revista Global Ecology and Biogeography, cree que sensores como las tortugas verdes tienen un gran potencial para influir en las futuras política de conservación.
El comercio internacional de productos derivados de la tortuga verde fue prohibido en 1982, después de siglos de capturas a escala industrial por su carne. Aunque están protegidas desde la década de 1970, todavía siguen cayendo en redes de pesca. Otra de sus amenazas son la contaminación el robo de sus huevos y el daño que los seres humanos estamos infligiendo a sus hábitats de baja profundidad.
Foto: Rastrearon vía satélite a 145 tortugas.Peter Richardson, MCS

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia