Perú - Agua: severamente contaminada por la minería en Oruro; pese a ser un recurso estratégico




"Los recursos hídricos de los ríos, lagos y lagunas que conforman las cuencas hidrográficas, por su potencialidad, por la variedad de los recursos naturales que contienen y por ser parte fundamental de los ecosistemas, se consideran recursos estratégicos para el desarrollo y soberanía boliviana.
El Estado evitará acciones en las nacientes y zonas intermedias de los ríos que ocasionen daños a los ecosistemas o disminuyan los caudales, preservará el estado natural y velará por el desarrollo y bienestar de la población", señala el artículo Nº 376 de la CPE; pero la realidad demuestra que se avanzó muy poco, tal como está sucediendo con la conservación del lago Poopó, según se desprende de la nota de prensa de la Unidad de Formación y Comunicación del CEPA en Oruro.
El lago tiene varios ríos tributarios, entre ellos el río Desaguadero y el río Huanuni. Sobre el Desaguadero están asentados los proyectos "Kori Kollo" desde hace 30 años y "Kori Chaca" desde hace 7 años, ambos de la empresa minera Inti Raymi con actividad minera a cielo abierto. En su proceso para extraer oro y plata, utilizan cianuro, elemento químico muy tóxico que debe manejarse con cuidado, y en todo el proceso de la operación minera se ha generado impactos negativos al medio ambiente, especialmente al agua que discurre por el río Desaguadero, señala la nota.
De acuerdo a datos de Norma Mollo, se ha generado un agujero gigantesco para extraer el mineral y, como medida de control, lo han llenado con aguas del río Desaguadero, disminuyendo así el caudal de agua río abajo.
También, al hacer el tajo abierto, han extraído aguas de pésima calidad, extremadamente salinas, y las depositaron en las lagunas de evaporación e infiltración, que aparentemente rebalsaron afectando el río Desaguadero y por tanto el lago Poopó, donde éste Desemboca.
Asimismo, siempre según información de Mollo del CEPA, se ha conocido reportes sobre fugas de materias tóxicas e incidentes ambientales en las operaciones mineras de Inti Raymi, que han llegado hasta el río.Otro aspecto preocupante fue que en época seca, sin lluvia, la empresa minera ha usado aguas del río Desaguadero y del lago Uru Uru para sus operaciones mineras, perjudicando de esta manera a los pobladores que utilizan estas aguas como medios de vida.
A esto se ha sumado el derrame de petróleo, ocurrido en la gestión 2000, donde se vertieron 29 mil barriles de petróleo sobre el Desaguadero, contaminando todo el curso del río hasta llegar al lago. Si bien es cierto que hubo alguna compensación económica, las secuelas continúan hasta la fecha.
Por el otro lado está el río Huanuni. Aguas arriba, el recurso tiene una calidad aceptable, que puede tener inclusive uso para consumo humano; pero a la entrada de la localidad de Huanuni se encuentra la empresa minera del mismo nombre, que vierte sus efluentes sin ningún tratamiento hacia el río, lo que llega a deteriorar su calidad. Estas aguas, que fluyen por el río, están llegando inclusive a contaminar las vertientes de agua dulce, tal como está ocurriendo en Pacopampa.
Pero no se trata solamente de la empresa minera Huanuni. Por el otro lado está el río Pairumani, que tiene su naciente en la localidad de Japo, en la que se encuentra la cooperativa minera del mismo nombre: Japo. En esta naciente se generan las aguas contaminadas con la actividad minera, que discurren por el río Pairumani, llegando hasta el río Huanuni y por ende al lago Poopó.
Estas situaciones están haciendo que el ecosistema de los ríos y el lago sufran procesos de degradación y contaminación, como ocurre en el Poopó, donde se ha perdido la biodiversidad en plantas y animales, como también ha sido afectada la calidad del agua provocando la pérdida de la población de peces que sustentaban parte de la actividad y seguridad alimentaria de los comunarios.
En los casos mencionados, asegura el CEPA, miembro de LIDEMA, se advierte claramente la violación a la CPE. Ni el Estado, ni las empresas y cooperativas mineras que operan sobre las orillas de los ríos, están ejecutando acciones para evitar la disminución del caudal y la alteración de las propiedades del agua. Si bien es cierto que se está ejecutando una auditoría ambiental al proyecto "Kori Kollo", según Mollo no se tiene muchas esperanzas, puesto que se ha tardado demasiado. “Peor se podría pensar que el Programa Cuenca Poopó (que era una gran oportunidad para trabajar por el medio ambiente) aporte a una solución, puesto que la mayor parte de los 14 millones de euros se lo está gastando en sueldos y salarios, estudios de planes y en otra clase de proyectos de desarrollo local; para el medio ambiente casi nada, tal como se han manifestado los beneficiarios” asegura la nota del CEPA. 

Lic. Edwin Alvarado Terrazas - LIDEMA - www.lidema.org.bo
Fotos: bligoo.com - http://www.portal-cifi.com/scifi/images/noticias/Rio_Tinto_agua_roja.jpg

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia