Perú: Sospechoso mutis de presidente Humala ante el Proyecto Conga




Caballero Verde


Ahora que se conoce el peritaje del experto internacional Robert Morán, que promueve el Presidente Regional de Cajamarca, Gregorio Santos, y que señala sin ambages que el proyecto minero Conga es inviable, imposible de ser aprobado en otro país porque extingue de por vida y contamina recursos hídricos naturales de Cajamarca; y estando previsto que las conclusiones del amarrado y costoso peritaje gobiernista de 3 reputados expertos extranjeros, pro Yanacocha, serán exactamente contrarias, se impone un debate pericial televisado, ante un panel que conozca a profundidad la materia. 

El país urge de una confrontación de ideas especializada, por cuanto el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), pagado a escondidas por la empresa favorecida, respecto del cual versan ambos peritajes contrapuestos, fue aprobado por recomendación de no se sabe qué funcionarios del Ministerio de Energía y Minas, y por cuánto, en el gobierno corrupto de Alan García 2006-2011 y que Ollanta Humala no ha comentado una coma, una letra o una palabra, ni cuestionado con su sepulcral silencio. ¿Por qué hará mutis sospechoso nuestro Presidente si como candidato era hablantín pidiendo el voto? Al tratarse de peritajes antinómicos, no vinculantes, uno que dice No y el otro Sí al mismo proyecto, lo mínimo que debe decidirse es la realización de un debate público sobre su contenido. Los dos tipos de expertos responsables de su autoría están bajo sospecha; unos han sido pagados por el actual gobierno y el otro se presume que lo ha hecho gratuitamente, ad honorem, pues es causa de honor la defensa de la naturaleza en contra de los pocos que añoran el oro y dejan pobreza al lugar de donde se extrae y luego se exporta. 
Cajamarca y La Oroya son vivo ejemplo de cómo quedan las horripilantes oquedades después que la mina se acaba, los pocos Benavides ya tomaron las de Villadiego y viven en la opulencia guareciendo sus fortunas provenientes del oro en los paraísos fiscales, tipo Bahamas o Liechtenstein de secreto bancario invulnerable. El debate propuesto debe ser convocado por el Presidente Regional de Cajamarca, por el Alcalde de la provincia donde se ubica Conga o por los alcaldes distritales concernidos, pues a ellos compete la defensa de la naturaleza superficial: agua, tierras, clima, plantas, etc., donde se ubica el yacimiento. 
Los señoritos de Lima, cercanos al poder o en él, jamás sufrirán el agravio de la explotación minera que en el Perú es inmisericorde, con la venia del gobernante de turno por reprochables canonjías. 

ABORTO LIBRE – MODELO CONGA 

La imposición de un modelo económico está obligando a gobiernos y Estados – aparentemente inspirados por principios éticos y hasta “cristianos” – a aplicar políticas que resultan en abortos por todos lados. Los “abortos” no son de los espermatozoides o embriones de 2 horas o 10 horas de existencia sino de los caminantes, bautizados, confirmados seres humanos quienes al lograr nacer (gracias a la ardua defensa de los del “derecho a la vida”) se encuentran negados o bloqueados al derecho a una vida mínimamente digna, porque – en gran medida – los “éticos” que les aseguraron completar 9 meses de gestación, los abandonan una vez nacidos. Parece que le ética sólo se la aplica a los embriones. Lo que durante 9 meses son principios de “vida”, de derechos del no-nacido, vuelvan, una vez bautizado, la realidad de los “sin derechos”, “sin pan”, y lo peor, sin sus antiguos defensores “éticos” o “religiosos”. ¡Qué pena! ¡Qué triste chiste! ¡Qué vergüenza para la comunidad cristiana. 
Pero no debemos sorprendernos tanto. El principio de “abandono” de sus buenos principios de parte de los éticos o religiosos es parte de nuestra historia. Europa y América Latina vivieron la inquisición, animada por un fanatismo religioso ciego. Negar la realidad, matar a la oposición, imponerse con miedo era parte de la dieta diaria. La mugre es una realidad permanente en la evolución. 
Muestra de la enfermedad es el “concordato” que la Iglesia mantiene con el gobierno de turno del Perú. Sea lo que sea la política, filosofía, espiritualidad elegida, sigue un “concordato”, un acuerdo mutuo de corazones! ¿Sano? Y llegamos a 2011/2012 con comunidades luchando para defender su derecho a la vida, al agua, al respeto por la naturaleza. Viviendo todos los principios anunciados por la Iglesia Latina Americana en “Aparecida”: “Por eso, como profetas de la vida, queremos insistir que en las intervenciones sobre los recursos naturales no predominen los intereses de grupos económicos que arrasan irracionalmente las fuentes de vida, en perjuicio de naciones enteras y de la misma humanidad.” (Aparecida 471). 
Pero en vez de recibir una defensa sólida de parte de los “defensores de la vida” (no nacida), reciben una pálida oferta de “arbitraje” entre las partes. Ahora los “éticos” son neutros en un debate sobre vida o muerte. ¿Qué regla se aplica en el caso de los embriones? Que cualquier cosa que pudiera poner en riesgo la posibilidad de una nueva vida tiene que ser cuestionada. Pero una vez nacida, ya no hay criterios éticos para defensa de la vida ya independiente. En qué mundo estamos? ¿Somos idiotas? Si la defensa del inicio de la vida es importante, también es la defensa de esa vida que crece y quiere avanzar. Los embriones que lograron nacer y caminar en Cajamarca exigen garantías para seguir existiendo. Igual derecho tienen las poblaciones de la Oroya. Gracias, Padre Marco Arana y Mons. Pedro Barreto y sus equipos, sus comunidades. Existen aún voces que intentan ser fieles a los valores de Jesús, a una visión que no está limitada a un programa económico impuesta por intereses muy lejos del bien común. 
Los abortados nos gritan, desde los niños y adultos de la Conga, de la Oroya y de los ríos Pastaza, Corrientes y Tigre que llevan cadmio, plomo y otros metales pesados en su sangre. Desde los jóvenes negados a avanzar más que un pobre 5º de secundaria; desde la decenas de miles de comunidades rurales negadas fuentes de información fiable; desde los padres y madres de familia obligados a aceptar un sueldo mínimo para que otros pueden disfrutar de una vida “asiatica” en el Perú. 
La misma explotación de la época del caucho condenado por el papa Pio X hace un siglo: “condenamos y declaramos reo de inhuman crimen a cualesquiera que…a los predichos indios pongan en esclavitud, los vendan, los compren, los también o regalen, los separen de sus mujeres o de sus hijos, se apoderen de sus cosas o de sus bienes, o de cualquier manera los priven de su libertad ….también a los que para tales cosas dan su consejo, auxilio, favor o acción cualquiera sea el pretexto y cualquiera sea su color a que enseñen o aconsejen que esto es lícito o n alguna otra forma o pretendan cooperar a lo yadicho.”   (Carta Encíclica “Lacrimmabili Statu Indorum”, 1912) 
¿Están escuchando los éticos, los “religiosos” del año 2012? ¿Qué dice el Nuncio? ¿O es que la nueva era de la humanidad deseada por Dios es la conveniencia? ¿Lo que se declara como principios terminan siendo idioteces? ¿Lo que se proclama como programa política termina siendo una aceptación de una “locura temporal electoral” que tiene perdón garantizado por las instituciones éticas del momento? No pasa nada! Una misa Te Deum. Paga tu derecho. Pero de hecho, pasa de todo. Resulta que los encargados de normar, de dar orientaciones están más perdidos que un ciego en un laberinto. Pero quieren seguir orientando por costumbre. El futuro pertenece a otros, a los actuales abortados.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento