sábado, 11 de mayo de 2013

Agua virtual y huella hidrológica o hídrica, tabla de equivalencia

La ONU ha estimado que en 2020 el agua para más de 250 millones de personas en el mundo será un bien escaso, hay quien dice que en el S XXI las guerras no se producirán por el petróleo, sino por el agua, así que es un buen momento para plantearnos todo esto. España también tiene este problema y es que el consumo ha aumentado en los últimos años a todos los niveles. Los recursos hídricos se han reducido, además, en un 15% aproximadamente.
El concepto “Agua virtual” es muy importante en este sentido, hay que tener en cuenta este concepto que John Anthony Allan (investigador del King’s College de Londres y la Escuela de Estudios Orientales y Africanos), creó. No solo consumimos agua cuando la bebemos o nos duchamos, el “agua virtual” hace referencia a ese agua que consumimos cuando nos vestimos, comemos o escribimos en un foliio, en nuestra vida en general.
Allan creó el método para calcular el “agua virtual” de forma clara y exacta, y como resultado salió, por ejemplo, que un estadounidense, por ejemplo, gasta cada año de media unos 2.500.000 litros de agua virtual -unos 7.000 litros diarios-, tres veces más que un chino -700.000 litros, unos 1.920 diarios-.
Ivestigadores de la Universidad Politécnica de Madrid, hicieron en 2008 un cálculo y el resultado fue que cada ciudadano gasta aldo más de un millón de litros. Así que, si nos fijamos, el agua para beber (que es entre dos y cinco litros al día por persona) y para higiene y tareas domésticas (entre 50 y 200 litros) son solo una mínima parte en comparación con los 2.740 litros de agua virtual consumidos diariamente por cada persona.
Otro indicador ligado al agua virtual es la huella hidrológica o hídrica. Esta idea fue creada en 2002 por un experto del Instituto UNESCO-IHE, Arjen Hoekstra, es un concepto muy parecido al de la huella ecológica, en el que se considera el consumo total de agua, las características del clima y la eficiencia al utilizar este recurso. Los consumidores somos una parte fundamental en este proceso, podemos decidir gastar productos con menos agua virtual, por ejemplo.
Como con la huella ecológica, tenemos que tener claro en primer lugar que es imposible que se sostenga un mundo que pretenda consumir más agua de la que hay.
Les dejamos una pequeña reseña de los últimos cálculos el agua virtual asignada a algunos productos básicos del informe “Huellas de agua de las naciones”, elaborado por la UNESCO y traducido al castellano por Hispagua. Se trata de una lista de productos de consumo habitual y sus correspondencias en litros de agua virtual:

    •    Producto y Agua virtual (litros)
    •    1 camiseta de algodón (talla media, 500 g) 4100 l.
    •    1 par de zapatos (piel de vacuno) 8000 l.
    •    1 vaso de leche (200 ml) 200 l.
    •    1 hamburguesa (150 g) 2400 l.
    •    1 vaso de zumo de manzana (200 ml) 190 l.
    •    1 vaso de zumo de naranja (200 ml) 170 l.
    •    1 vaso de vino (125 ml) 120 l.
    •    1 bolsa de patatas fritas (200 g) 185 l.
    •    1 taza de café (125 ml) 140 l.
    •    1 huevo (40 g) 135 l.
    •    1 porción de pan (30 g) con queso (10 g) 90 l.
    •    1 vaso de cerveza (250 ml) 75 l.
    •    1 manzana (100 g) 70 l.
    •    1 naranja (100 g) 50 l.
    •    1 porción de pan (30 g) 40 l.
    •    1 taza de té (250 ml) 35 l.
    •    1 patata (100 g) 25 l.
    •    1 tomate (70 g) 13 l.