España - Ley de Costas: arbitrariedad, despilfarro, privatización

Con la aprobación se rompe definitivamente el valor de la costa como     
                       bien público y no como un recurso mercantil.
La reforma de la Ley de Costas, aprobada en el Congreso de los Diputados, crea indefensión jurídica y su arbitrariedad puede producir un caos jurídico que despilfarraría los 180 millones de euros invertidos en deslindar la costa. La modificación ha sido realizada a espaldas de los técnicos, la sociedad y, sobre todo, de la naturaleza. Ecologistas en Acción considera que Arias Cañete pasará a la historia reciente como el ministro que más dañó el Medio Ambiente.
Con la aprobación de hoy se rompe definitivamente el valor de la costa como bien público y no como un recurso mercantil. La ley que se aprueba hoy en el Congreso de los Diputados conlleva varias claves que darán un giro a la gestión costera y abrirán de par en par las puertas a un proceso de privatización. Estas claves principales son:
1. La ampliación de las actuales concesiones en el Dominio Público Marítimo-Terrestre (DPMT) pasan de concederse por 30 años ampliables a 75 años y con la capacidad de contratos de compraventa intervivos. Lo que privatiza las zonas más estratégicas para la socioeconomía en nuestro litoral.
2. Se puede producir una reducción mayoritaria solicitada por los ayuntamientos para núcleos urbanos disperos donde la Zona de Servidumbre de Protección (ZSP) del DPMT, pasaría de 100 metros a 20 metros. Es decir, adelantaría la ocupación urbanística 80 metros al mar en lugares que cumplan criterios como el abastecimiento de agua o luz. Estas ZSP son competencias de las Comunidades Autónomas (CC.AA.), lo que agrava aún más esta modificación legislativa.
3. Se sacan del deslinde del DPMT y, por tanto del uso público, urbanizaciones junto al mar como Ampuria Brava en Cataluña. Se privatizan buena parte de los humedales costeros excluyendo del deslinde salinas, esteros e instalaciones acuícolas.
4. Se facilita la ocupación de la costa en torno a los paseos marítimos, posibilitando otro proceso renacentista de la burbuja inmobiliaria en la costa, desafectando los territorios que quedan al interior de los paseos marítimos, tal y como señala la disposición adicional tercera. No se tienen en cuenta los impactos socioeconómicos en los municipios que se pueden ver afectados por este cambio legislativo ni la peligrosidad que puede conllevar para núcleos urbanos y periurbanos que han construido paseos marítimos sobre cordones dunares o partes altas de la propia playa. Ya que, estos lugares se han visto afectados por numerosas inundaciones y daños en los propios paseos que deben ser costeados por la administración y que pueden conllevar un riesgo para las personas. Algunos lugares que pueden verse afectados son Blanes, Palamós, Peñiscola o La Manga.
5. Se favorece el uso privativo y exclusivo en torno a la explotación turística permitiendo y facilitando fiestas privadas, colocación de publicidad, instalaciones de chiringuitos por 4 años, cada vez más grandes y cada vez más juntos.
6. Se permiten arbitrariedades no propias de un Estado basado en el Derecho, ya que deja imprecisiones técnicas como las recogidas en la Disposición adicional sexta. Exclusión de determinados núcleos de población del dominio público marítimo-terrestre, donde se da un listado de núcleos urbanos que se excluyen del DPMT sin ninguna argumentación técnica. Esta vaguedad argumental puede constituir un hecho jurídico que fundamente numerosos casos de indefensión jurídica en otros puntos del litoral lo que, ocasionará un alto número de procesos judiciales y contenciosos-administrativos que pueden hacer colapsar la actividad efectiva de las Demarcaciones de Costas.
7. Se olvidan los hechos. La ley está desactualizada ya que en el escenario actual de Cambio Climático, siendo la costa uno de los lugares más sensibles, se legisla de espaldas al Plan Nacional de Adaptación de Cambio Climático. Y se tramitó en el senado esta ley bloqueando las comparecencias de la comunidad científica como es el caso de Miguel Ángel Losada Catedrático de la Universidad de Granada o Juan Manuel Barragán, Catedrático de la Universidad de Cádiz.
http://www.ecologistasenaccion.org/ - ECOticias.com
---------------------------------------------
TODOS contra la Ley de Costas
El texto de la nueva ley "va a dar carpetazo a 25 años de protección"
Ecologistas en Acción, Greenpeace y WWF consideran que "este es un día de duelo" porque se aprobará definitivamente en el Congreso de los Diputados la Ley de Protección y Uso Sostenible del Litoral y de Modificación de la Ley de Costas que, a su juicio, no tiene "ningún espíritu de protección por mucho que diga" el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete.
   Así, la responsable de la campaña de costas de Greenpeace, Pilar Marcos, considera que el texto de la nueva ley "va a dar carpetazo a 25 años de protección" y, reconoce que, aunque la Ley de 1988 "no era perfecta", a partir de hoy va a ser mucho peor. "Han convertido la costa de un sitio a proteger a un sitio a explotar y que regala el litoral a intereses privados concretos que aparecen en los papeles de Bárcenas", ha denunciado.
   Además, ha dicho que la nueva norma vulnera, al menos, diez directivas comunitarias, por lo que ha anunciado que, una vez la Ley esté publicada en el Boletín Oficial del Estado, Greenpeace la denunciará ante la Comisión Europea y espera que "toda la parte de desprotección se anule de forma radical". Al mismo tiempo, Marcos ha indicado que la ONG está trabajando con ICV y PSOE para tratar de que pidan un recurso de inconstitucionalidad de esta ley.
   Del mismo modo, el responsable del programa marino de WWF, José Luis García Baras, lamenta la aprobación de la Ley porque con ella España retrocede 40 años en la protección de la costa. Si bien, ha reconocido que la anterior norma necesitaba una modificación relativa al cambio climático, pero no estos cambios donde sistemas lagunares costeros, rías o esteros de alta importancia ambiental "van a ser amenazados por nuevo desarrollo urbanístico".
   A su juicio, la nueva ley "no crea más seguridad jurídica sino todo lo contrario" al revisar el dominio público terrestre, porque reduce la superficie de protección y porque se amplían las miles de hectáreas en la zona cercana a la costa, donde se podrá construir.
   "Este es un día aciago para la conservación del litoral. La costa ya no será nunca más como la conocemos y a partir de su aprobación, desde WWF seguiremos peleando porque esta ley se pueda dar marcha atrás", ha manifestado, al tiempo que ha anunciado también que denunciarán la norma ante la Unión Europea una vez sea sancionada y publicada.
   Sin embargo, ha calificado como "positivo" que antes no se incluyera el dominio marítimo terrestre en los registros de la propiedad, ya que anteriormente se podía inscribir una vivienda ilegal en el registro y ahora no será posible, ya que esto provocaba desinformación a los inversores. En cuanto a la inclusión del cambio climático, García Baras considera que las modificaciones introducidas son más "cosmética" que otra cosa ya que no se van a prevenir los efectos del cambio climático de una manera eficaz.
   Por su parte, el coordinador de medio marino de Ecologistas en Acción, Jorge Sáez, ha subrayado que la modificación se ha realizado de espaldas a la comunidad científica, sin participación social y quedándose solo el Ejecutivo del PP contra un consenso público que se había logrado.
FACILITA LAS PLAYAS PRIVADAS
   Concretamente, considera que ahora el uso público de la costa, que recoge la Constitución, está en tela de juicio, no solo en los 12 municipios que se amnistían, sino porque se permitirán los usos privativos y actividades económicas en el litoral donde "habrá playas privadas en los hoteles".
   Al mismo tiempo, ha criticado la ampliación de las concesiones de 30 a 75 años y que éstas se puedan transmitir inter-vivos. "Los lugares más estratégicos para nuestras costas ya están vendidos y no se van a poder rescatar para el disfrute público. Eso va a depender de las necesidades y de la estrategia de mercado de los concesionarios de estas zonas", ha señalado.
   Sáez ha advertido de que con la revisión de los deslindes se desperdiciará los 180 millones de euros empleados en deslidar la costa española y ha añadido que se tendrá que aumentar el gasto en obras costeras de protección de la costa, que en 2012 ascendieron a 150 millones de euros.
   "No tenemos claro el modelo hacia el que vamos. No sabemos qué costa queremos con la nueva Ley. El 20 por ciento de la población española vive en la costa y este cambio tan arbitrario sí produce inseguridad jurídica. Esta ley es claramente inconstitucional", ha sentenciado, al tiempo que ha indicado que la denunciarán ante la Fiscalía, "o en la de Medio Ambiente o en la de Anticorrupción" así como ante el Defensor del Pueblo.
ECOticias.com – ep - Imagen: permahabitante.blogspot.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques