Famatina

Carlos del Frade (APE)

El 7 de mayo se cumplieron doscientos años de la primera ley de fomento minero, hija directa del proyecto político redactado por Manuel Belgrano y Mariano Moreno, el plan de operaciones de la revolución de 1810.
Tres años después, la famosa y casi desconocida asamblea constituyente, bajo la presidencia de Juan Larrea, promovió aquella legislación que debía respetar una consigna básica: minería para la revolución y al servicio del pueblo de “la nueva y gloriosa Nación”, como decían los versos de aquella Marcha Patriótica que esa misma asamblea convertiría en himno nacional.
Dos siglos después, los intereses mineros están más vigentes que nunca en la Argentina pero de un modo diferente al imaginado por aquellos desesperados revolucionarios que fueron Belgrano y Moreno.
Ahora la minería tiene más que ver con el saqueo que con la idea de un desarrollo autónomo para lograr la felicidad del pueblo.
El gobernador riojano, Luis Beder Herrera, asumió su cargo con la promesa de luchar contra la megaminería y a favor del medio ambiente. Desde que es gobernador, su posición cambió: ahora reprime a favor de las multinacionales y en contra de los pueblos que no quieren quedarse sin agua ni con enfermedades.
Una vez más el pueblo de Famatina decidió protagonizar la historia, como lo hiciera en 1826, cuando la asamblea devino en montonera con el liderazgo de Facundo Quiroga y echó al ejército que envió el llamado primer presidente argentino, Bernardino Rivadavia, desde hacía dos años a sueldo de una empresa inglesa minera.
Desde entonces que Famatina no se toca.
Beder Herrera decidió visitar el poblado acompañado por los pesados que lo custodian en ocasión de celebrar las nuevas autoridades del PJ local. Parece mentira que todavía digan llamarse peronistas los que hacen todo lo contrario a lo escrito en los artículos 38 al 40 de la notable Constitución de 1949 que declaraba inembargables los recursos del subsuelo porque eran propiedad del pueblo argentino. Pero a ellos, los que hoy construyen su presente usando la sigla como si se tratara de una marca, poco les importan las contradicciones. Ellos, los de ahora, hacen negocios y nada más que negocios. Beder Herrera no fue. Pero si estaban sus celadores.
-Un minuto de silencio para el cura que está muerto – desafiaron a la Asamblea Ciudadana de Famatina que tiene en el cura párroco, Omar Quinteros, uno de sus más fieles aliados.
“Estaba todo armado, empezaron a tirar piedras y enseguida nos tiró la policía. Esto causa mucho estupor, mucha bronca. Los policías se nos reían en la cara”, dijo Miguel Arca, uno de los militantes que defiende el cerro, patrimonio de todas las familias de Famatina.
El resulto fueron quince heridos y cinco detenidos. Hasta el actual intendente, Ismael Bordagaray, fue reprimido.
En las próximas horas continuará la lucha histórica del pueblo en defensa de sus bienes comunes y, en forma simultánea, seguirán los gobiernos votados por la gente impulsando los negocios de las multinacionales en contra de los deseos de esa misma gente. Es la perversa lógica del sistema.
Mientras los poderosos quieren multiplicar su dinero, las familias que todos los días le ponen el cuerpo a la historia, defienden su lugar en el mundo frente a semejantes intereses depredadores.
Los quince heridos y cinco nuevos detenidos en Famatina regresan la urgencia de construir un tiempo donde los beneficiados sean las mayorías y no las minorías de siempre.
--------------------------------------------
Argentina, La Rioja. Fuera las megamineras: Abusos policiales en Tinogasta
AGENCIA WALSH

En la noche de ayer día martes cuando integrantes de la Asamblea de Tinogasta Darío Moreno realizaban el corte selectivo e itinerante al transporte megaminero, denuncian que recibieron la "visita" de un grupo patoteril que llego en un auto sin luces ni patente a insultar y agredir a las mujeres que se encontraban en el bloqueo. Seguidamente llegó el oficial de guardia, de apellido Romero, en un patrullero e intentó atropellar a una de las asambleístas allí presentes. No pudieron realizar la denuncia correspondiente debido a que Romero era el policía de turno en la Regional Nº5 de Tinogasta.
Regional Nº5 de Tinogasta - Reproducimos Comunicado - Tinogasta, 14 de mayo de 2013 ¡Un hecho más de "Represión para todos"!
A 3 (tres) días de la represión policial y parapolicial a nuestros hermanos Riojanos, la cual repudiamos y nos solidarizamos con las víctimas, aquí en Tinogasta, siendo las 0:02hs, vivimos nuevamente otro atropello policial. Un grupo de compañeros, en su gran mayoría mujeres, cumpliendo con el bloqueo selectivo e itinerante al transporte megaminero, interrumpieron el transitar de un camión que llevaba una máquina de gran porte -violando todo tipo de reglamentación vial- y se dirigía a Fiambalá (a 50 km de nuestra ciudad), donde por estos días se están poniendo en marcha varios emprendimientos megamineros, fueron víctimas de abuso de autoridad policial de las fuerzas represivas locales.
Al detener el camión, el chofer manifestó que su destino era la ciudad vecina, por lo que las compañeras lo retuvieron por un momento. Ni lerdos ni perezosos aparecieron como pocas veces o casi nunca lo hacen nuestros "fieles" policías, siempre al servicio de las megamineras. Recreando escenarios que en nuestra provincia parece que nunca pasarán de moda, llegó el primer grupo en un auto particular sin luces ni patente, con una postura netamente patoteril, insultando a las mujeres, intentando humillarlas por su condición de género y hasta en un momento enfrentándolas, buscando algún tipo de reacción de nuestro lado. Seguidamente llegó el oficial de guardia (de apellido Romero) en un patrullero, con el cual intentó envestir a una de las asambleístas allí presentes, poniendo en riesgo su vida.
El objetivo policial fue cumplido, el camión siguió con su destino. Los asambleístas nos dirigimos a la Regional Nº5 de Tinogasta con la intención de realizar la denuncia por el procediminto policial, la cual nunca fue tomada ya que el oficial de turno es el mismo que casi choca a la compañera asambleísta. Además de toda esta situación humillante, en el destacamento policial las mujeres tuvieron que soportar actitudes burlonas de algunos policías, un hecho más de violencia de género a lo cual no nos acostumbraremos nunca.
Somos los trabajadores e internos del Borda de Buenos Aires, somos los Qom en Formosa, somos los hermanos cordobeses, somos los campesinos santiagueños, somos los docentes de Neuquén, somos el pueblo diaguita, somos los hermanos de Famatina y Chilecito, somos los que enfrentamos a los gerentes del sistema capitalista y el extractivismo que se dividen por signos políticos pero que se hermanan en los métodos represivos contra el pueblo, somos todos y cada uno de los habitantes de este país que luchan por sus vidas, por un salario que les permita alimentarse correctamente, por la libertad de expresión, por un ambiente sano.
Imagenes: plazademayo.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia