Argentina, Paraguay y Bolivia pierden un total de 112.000 hectáreas protegidas

Más de 110 mil hectáreas de áreas protegidas y clasificadas dentro de las áreas de conservación fueron desmontadas desde el año 2008 en Salta, de acuerdo a un estudio de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (Fauba). La casa de estudios realizó la investigación junto al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Red Agroforestal Chaco Argentina (Redaf).
Un grupo de investigadores de estos organismos crearon una página de internet que ofrece información actualizada sobre los desmontes ocurridos en la región del Gran Chaco, cuyas tasas de deforestación se encuentran entre las más elevadas del mundo y están promovidas principalmente por el avance de la frontera agropecuaria en la Argentina, Paraguay y Bolivia.
"Creamos un sistema de información geográfica online con mapas interactivos que dejan obtener información actualizada sobre la superficie desmontada desde 1976 hasta hoy en día", afirmó Federico Pagnanini, técnico del Laboratorio de Análisis Regional y Teledetección (LART), que comparten la Fauba y el Conicet.
La iniciativa además involucró el trabajo de Gonzalo Camba, María Vallejos, Dolores Arocena y José Paruelo, del LART; José Volante, del INTA Salta, y Ana Alvarez, de la Redaf, quienes vienen trabajando en el seguimiento del desmonte en la región chaqueña a partir del análisis de imágenes satelitales.
Vallejos señaló que a fines de 2012, la Fauba y la Redaf advirtieron sobre el aumento de la problemática en Salta, donde detectaron 100.000 hectáreas desmontadas en lugares de alto y mediano valor de conservación (categorías I, señalada con rojo; y II, con amarillo, respectivamente), protegidas por Ley Provincial Nº 7.543, de Ordenamiento Territorial de Bosques.
Entre 2008 y 2013 en total se habrían desmontado 358.723 hectáreas en Salta, de las cuales 112.000 estaban en sitios que debían protegerse por la ley de bosques. A comienzos de 2014, se sumaron 2 nuevos informes del LART que alertaron sobre el avance del desmonte en el departamento San Martín.
El primero se refirió a la localidad de Dragones, donde fueron detectadas 12.000 hectáreas desmontadas entre 2012 y 2013, en áreas de mediano valor de conservación. El 2do dossier fue a raíz de un llamado a audiencia pública de la Secretaría de Ambiente de Salta, por una solicitud de autorización de desmonte de 10.000 hectáreas en Finca "Cuchuy", ubicada en la región de General Ballivián, que además se encontraban en la categoría II. Para admitir el desmonte, esta área fue renombrada con la categoría III (verde), de bajo valor de conservación, indica el estudio.
Tal y como han revelado las imágenes captadas con satélite, el desmonte ha afectado ya al 50 por ciento de un zona de 196.350 hectáreas que habitan las comunidades wichí en la región, y que sus habitantes utilizan para obtener alimentos, agua y otros recursos. La situación estaría comprometiendo muy seriamente su existencia.
Los bosques secos del Gran Chaco Sudamericano (distribuidos entre el noroeste de la Argentina, el oeste de Paraguay y el sudeste de Bolivia) atraviesan un fuerte proceso de deforestación.
Fuente original: http://noticiasambientales.com.ar/

Entradas populares de este blog

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia