La nieve marina en el Ártico ha disminuido un tercio desde 1950


En este trabajo, que ha sido publicado en 'Journal of Geophysical Research: Oceans', los investigadores han registrado datos de la nieve sobre el terreno utilizando una sonda automatizada, similar a un bastón de esquí. "Esta medida permite tomar una gran cantidad de mediciones muy rápidamente", ha apuntado una de las autoras principales, Melinda Webster.
Un estudio de la Universidad de Washington y la NASA ha confirmado que la nieve que se acumula en el hielo marino del Ártico ha disminuido de manera significativa, en particular en el hielo marino en aguas occidentales, cerca de Alaska. Concretamente, se ha reducido un tercio entre 1950 y 2013.
En este trabajo, que ha sido publicado en 'Journal of Geophysical Research: Oceans', los investigadores han registrado datos de la nieve sobre el terreno utilizando una sonda automatizada, similar a un bastón de esquí. "Esta medida permite tomar una gran cantidad de mediciones muy rápidamente", ha apuntado una de las autoras principales, Melinda Webster.
La experta comparó sus resultados con los tomados en el aire durante un vuelo de la NASA entre 2009 y 2013, en el mar cerca de Barrow, Alaska. Además, se equipararon con los recogidos por las boyas congeladas del Cuerpo de Ingenieros del Ejército y con los datos --de entre 1950 y 1991-- de las estaciones de hielo soviéticas a la deriva.
Los resultados mostraron que la capa de nieve ha adelgazado entre 22 y 35 centímetros en el Ártico occidental y entre 33 y 14,5 centímetros en los mares de Beaufort y Chukchi, al oeste y al norte de Alaska.
Eso es una disminución en el Ártico occidental de alrededor de un tercio, y la capa de nieve en los mares de Beaufort y Chukchi tienen menos de la mitad del grosor que tenía en la primavera en los últimos años, en comparación con los registros de la era soviética para esa época del año.
Del mismo modo, los autores han advertido de que la nieve que queda es más fina. Esto se debe a que, especialmente en los mares de Beaufort y Chukchi, la superficie de congelamiento se produce más tarde, en el otoño, y la mayoría caen en océano abierto. Es, precisamente, esta capa de nieve más fina, la que provoca que el hielo se pueda derretir antes de la primavera, ya que no ejerce su función de protegerlo del calor del Sol.
Este estudio corrobora una investigación realizada en la misma universidad, pero hace 15 años. En ella, científicos rusos y estadounidenses analizaron las mediciones históricas de nieve en el océano Ártico y ya entonces se registraba un ligero descenso de profundidad de la nieve durante la primavera. "Esto confirma y amplía los resultados de ese trabajo anterior, demostrando que seguimos viendo adelgazamiento de nieve en el Ártico", ha concluido Webster.
ep- Enviado por: ECOticias.com - Imagenes: www.europapress.es - twitter.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques