China paga su crecimiento con niveles de contaminación ‘estratosféricos’



Durante los últimos años, Pekín ha tratado de modificar su política medioambiental. Tras anunciar la construcción de la mayor planta solar flotante del mundo, las autoridades han puesto en marcha la construcción de una 'ciudad bosque' construida con cerca de 40.000 años en un intento por reducir la producción de gases tóxicos en el país.

El Gobierno de China ha alertado este lunes de que al menos ocho ciudades no cumplen con los requisitos medioambientales establecidos y superan los niveles máximos de contaminación fijados por las autoridades durante los meses de octubre y noviembre.
Durante los últimos años, Pekín ha tratado de modificar su política medioambiental. Tras anunciar la construcción de la mayor planta solar flotante del mundo, las autoridades han puesto en marcha la construcción de una 'ciudad bosque' construida con cerca de 40.000 años en un intento por reducir la producción de gases tóxicos en el país.
La concentración de partículas conocidas como PM2,5 (con un diámetro aerodinámico inferior a 2,5 micras) en la localidad de Handan, en la provincia de Hebei, aumentó en un promedio de un 8,8 por ciento en octubre y noviembre, según ha informado el Ministerio de Protección Medioambiental chino. La ciudad se encuentra entre las más contaminadas del país.
Entre los objetivos del Gobierno reside una campaña de invierno para reducir los niveles de polución a nivel nacional, la cual incluye una disminución mensual de entre el 10 y el 25 por ciento de las partículas PM2,5 presentes en relación con el año anterior.
El ministerio chino ha señalado, a su vez, ciudades como Jincheng y Changzhi (en la provincia de Shanxi), Jining y Heze (en Shandong) y Kaifeng, Puyang y Zhengzhou (en Henan), como las más contaminadas.
No obstante, los datos registrados muestran que los niveles de PM2,5 en 28 áreas urbanas disminuyeron un 22,6 por ciento hasta alcanzar los 65 microgramos por metro cúbico.
Pekín ha ordenado convertir millones de viviendas a la calefacción eléctrica o de gas para dejar de lado el carbón. A esto se ha sumado, además, la retirada de unas 44.000 calderas industriales en 28 ciudades.
Sin embargo, los recientes cortes en el suministro de gas han obligado al Ministerio de Protección Medioambiental a retirar la prohibición de utilizar gas en las viviendas, lo que ha levantado la polémica sobre la contaminación del aire en el país.
"Los gobiernos locales deben reforzar las inspecciones y tomar medidas para garantizar que se cumplan los objetivos en relación con la contaminación y la polución", ha señalado el organismo en un comunicado.
Asimismo, ha alertado de que los próximos tres meses son cruciales en el marco de la campaña anti-polución del Gobierno, que se está viendo dificultada en gran medida por la falta de viento.

Fuente: ECOticias.com / Red / Agencias

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia