El extraordinario pene del escarabajo intriga a los científicos

Que este coleóptero logre copular con éxito y reproducirse es un logro. Tiene un pene muy fino, de apenas dos milímetros de grosor, y extremadamente largo y curvado hacia arriba. Para introducirlo en el conducto –la “vagina”- de la hembra, tiene que salvar una distancia considerable. Solo se vale de movimientos abdominales para ello y aún así, consigue la penetración y reproducirse.
 
El fascinante aparato reproductor de los escarabajos tortuga, dentro de la especie Cassidinae, intrigaba a los científicos y ha motivado un estudio en profundidad con el que un equipo de investigadores japoneses ha descubierto por qué, a pesar de su aparente fragilidad, el miembro viril de este coleóptero es tan extremadamente eficaz. Sus resultados, recogidos en Science Advances, dicen los autores, se podrían aplicar para mejorar el diseño de nuevos materiales en biomedicina, como catéteres, que también son estructuras muy finas y elongadas, y evitar rupturas o colapsos.
En general, en el mundo animal hay una variedad inmensa de falos. Por ejemplo, libélulas y caballitos de mar los tienen en forma de escobilla de váter y con ellos raspan el semen de otros machos del tracto vaginal de las hembras antes de eyacular. Las estructuras muy alargadas y finas son comunes entre los insectos. Mariposas, tábanos, avispas y escarabajos tienen penes considerables que pueden incluso duplicar el tamaño del cuerpo del insecto.
A pesar de su aparente fragilidad, el miembro viril de este coleóptero es extremadamente eficaz
Pero, ¿cómo logran que la penetración sea un éxito? ¿De qué forma consiguen controlar de forma precisa sus movimientos? ¿Cómo hacen para que el pene se mantenga erguido? Porque en el caso de los humanos, cuando tiende a doblarse, aunque sea poco, dificulta o incluso imposibilita la cópula.
Hasta ahora, nada o poco se sabía de los mecanismos y las propiedades de estas estructuras hiperelongadas en insectos. Este estudio, liderado por Yoko Matsumura, investigadora de la Universidad de Kiel, en Alemania, es uno de los primeros que ha estudiado el órgano reproductor masculino, conocido como ‘flagelo’.
 
Así, han visto que su base es rígida, mientras que la punta, ligeramente curvada hacia arriba, es blanda, lo que, según los autores de este trabajo, es lo que le confiere una mayor flexibilidad y durabilidad. Asimismo, han analizado su composición y han visto que, por ejemplo la punta, contiene resilina, una proteína que permite la elasticidad de los insectos. La forma cilíndrica y curvada hacia arriba también contribuye, dicen los autores, al éxito de la cópula.
Sus resultados pueden servir para mejorar el diseño de estructuras elongadas utilizadas en medicina e ingeniería
Que sean estructuras hiperelongadas tiene que ver con la evolución del conducto de las hembras, que en este caso es parecido a un túnel. Para lograr la cópula, los escarabajos macho tienen que mover con precisión su pene desde la distancia y conseguir insertarlo en el conducto de la hembra. La inserción se realiza con pequeñas contracciones del abdomen, en lugar de moviendo todo el cuerpo. A pesar de que no existen apenas estudios sobre el aparato reproductor de las hembras, tal como lamentan los científicos de este trabajo, han visto que el conducto de estos animales está rodeado de tejido blando que produce una secreción que, seguramente, cumple una doble función: mantener la viabilidad del esperma y lubricar la penetración.
Según los investigadores, sus resultados pueden servir para mejorar el diseño de estructuras elongadas utilizadas en medicina e ingeniería. Un ejemplo son los catéteres, que también se insertan en espacios estrechos y son muy finos. El conocimiento aprendido del pene del escarabajo podría mejor el funcionamiento de estos catéteres, evitando que se rompan o se colapsen.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/ciencia/20171221/433785904718/pene-escarabajos-biomimetica-cateter.html - Imagen de tapa: Dos escarabajos marrones apareándose. (heibaihui / Getty) - Pene del escarabajo tortuga, de la especie Cassidinae (Y. Matsumura | Universidad de Kiel) - El escarabajo ciervo volante pertenece a una gran familia de escarabajos de la familia Lucanidae. (Henrik_L / Getty)

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia