Hay que educar mejor a los “contaminados” frente a los “contaminantes”

"Los contaminadores saben que están contaminando... por eso hay que dar más importancia a la educación de los contaminados, para que aprendan a reaccionar ante el desastre", ha advertido Elio Brailovsky, economista, historiador y profesor de la Universidad de Buenos Aires (Argentina), quien acaba de publicar su nuevo libro ‘La guerra contra el planeta’ y está convencido de que el poder económico y financiero “se sitúa por encima del medioambiente en muchos lugares”, entre otras cosas porque los políticos “tienen un horizonte temporal muy limitado y sólo piensan en lo que pueda pasar durante su mandato” sin mirar más allá. Por ello, la labor de comunicadores y ambientalistas debe pasar por “advertir a los ciudadanos de las posibles consecuencias de esta guerra” y ayudarles a hacer frente a quienes la promueven.

por: Andrea Pagani

El texto recopila y analiza una serie de desastres provocados o favorecidos por la acción del hombre con graves consecuencias ecológicas a lo largo de varias épocas históricas, de las que deriva la conclusión de que la protección del medioambiente “es un tema social” que “carece de solución individual” ya que “depende de la política y es ésta la que tiene que analizar cuáles son las situaciones de grave riesgo y qué hacer con ellas”.
 
Las múltiples perspectivas de la catástrofe
Un terremoto, por ejemplo, puede calificarse de diversas formas según sus consecuencias sobre el entorno.
Así, “en un desierto no es un desastre; en una ciudad con edificación antisísmica, se reduce a problema grave; en una ciudad sin recursos, sí que es verdaderamente un desastre”, lo que evidencia que en cada catástrofe medioambiental existe un componente social “enorme”.
De hecho, “los desastres naturales en sí no existen, lo que hay es un contexto natural en el que se desarrollan algunas actividades humanas que son específicas de cada sociedad” en un momento dado, ha especificado.
La sociedad necesita replantearse sus prioridades
Brailovsky cuenta con una extensa colección de libros dedicados al estudio del medioambiente, disciplina por la que siente una “gran fascinación, ante el hecho de que exista un tema capaz de tener presencia en todos los sectores y áreas imaginables de la realidad”.
El autor considera que “vivimos en una sociedad que necesita reorganizar sus prioridades” y por ello invita a la reflexión ya que “es importante que la ciudadanía sepa qué riesgos medioambientales está asumiendo” y también que empiece a “dudar de la acción política, de modo que todos lleguemos a plantearnos si estamos actuando de forma correcta”.
Así, cita un caso relacionado con plaguicidas perjudiciales en su país, Argentina, que fueron retirados del mercado gracias a la acción ciudadana y sin embargo “no se vio reflejado adecuadamente en los medios de comunicación” y añade otro ejemplo como es el hecho de que “hay más ciudadanos argentinos con acceso a pavimento que a saneamientos o cloacas”, lo que indica que “el automóvil tiene prioridad sobre la salud pública”.
En ese sentido, observa una “buena cobertura” de los problemas y de los conflictos ambientales pero una “insuficiente cobertura” de los momentos en que la ciudadanía se movilizó frente a ellos y logró resultados interesantes.
Por lo tanto, “es importante que cada uno de nosotros estudie las prioridades en su propio país y se plantee cómo puede reclamar otras, más relacionadas con los derechos humanos” y con las necesidades de la propia sociedad.

Fuente: EFEverde - Imágenes: Pinterest

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia