Sudáfrica declara el estado de catástrofe natural a causa de sequía

Las autoridades sudafricanas declararon el martes pasado el estado de catástrofe natural en todo el país a causa de una sequía histórica que afecta desde hace meses a Ciudad del Cabo (suroeste), amenazada por un corte del abastecimiento de agua potable.
 
Esta decisión, publicada en el diario oficial, fue tomada tras una "reevaluación de la gravedad de la sequía actual". El gobierno ha tomado a su cargo la gestión de esta crisis.
Bajo su autoridad, todas las instituciones del Estado tienen órdenes de poner en marcha "planes de urgencia, ayuda inmediata y las medidas de construcción" necesarias, según el texto del decreto firmado por el jefe del Centro de gestión de situaciones de urgencia, Mmaphaka Tau.
El Cabo, la segunda aglomeración de Sudáfrica, ha sido golpeada por la mayor sequía registrada desde hace un siglo. Las reservas de agua están a su nivel más bajo.
Fijado en principio para mediados de abril, ese "Día Cero", como se le ha denominado, fue postergado hasta el 4 de junio, anunció la municipalidad de El Cabo.

AFP / RODGER BOSCH. Varios bomberos observan las inmediaciones de Ciudad del Cabo el 28 de enero de 2018, en medio de una sequía prolongada en Sudáfrica
 
Para retrasar el plazo, los aproximadamente cuatro millones de habitantes de la aglomeración de El Cabo han sido exhortados a consumir no más de 50 litros de agua diarios, el equivalente a una ducha cotidiana de apenas tres minutos.
"La semana pasada, el consumo fue limitado a 526 millones de litros por día", se congratuló Ian Neilson, un adjunto al alcalde El Cabo.

Fuente: https://www.saladeespera.com.pa/reportajes/sala-verde/sudafrica-declara-el-estado-de-catastrofe-natural-a-causa-de-sequia
---------
Sudafrica: Ciudad del Cabo sin agua. Un adelanto de las pesadillas climáticas por venir
Solo tres años de sequía han secado la mayor reserva de Ciudad del Cabo a tan solo 13 por ciento de su capacidad

El embalse más grande de Theewaterskloof Dam-Cape Town, que proporciona aproximadamente la mitad del agua de la ciudad, se ha secado a tan solo 13 por ciento de su capacidad después de tres años de sequía. Imagen: NASA Earth Observatory
En menos de 100 días, Ciudad del Cabo -una ciudad sudafricana de aproximadamente 4 millones de personas- podría quedarse sin agua, en lo que los funcionarios llaman “Día Cero”. Una vista de la crisis desde el espacio muestra que los enormes embalses de la ciudad se están secando después tres años de sequía, un adelanto de las pesadillas que el cambio climático podría traer, desplegándose en este momento.
La escasez de agua en Ciudad del Cabo no se debe solo al cambio climático, aunque eso podría empeorar la sequía, dicen los expertos. La mala gestión del sistema de agua de la ciudad, que depende casi por completo de las precipitaciones, también contribuyó a la creciente crisis. Pero a medida que las emisiones de combustibles fósiles continúan impulsando las temperaturas globales, se espera un aumento del riesgo de sequía en lugares como el suroeste de África y California. La reciente sequía de cinco años en California también redujo los embalses y llevó a la prohibición oficial del uso excesivo del agua.
Ciudad del Cabo depende de seis reservas principales para su agua potable; juntos, estos embalses pueden almacenar 230 mil millones de galones (aproximadamente 870,000 megalitros) de agua. Después de años consecutivos de sequía severa, estos embalses contienen solo el 26 por ciento de ese total, un nivel que probablemente continuará disminuyendo hasta que comience la temporada de lluvias en mayo. El lapso de tiempo, capturado por el satélite Landsat-8 y publicado por el Observatorio de la Tierra de la NASA, muestra el depósito más grande de Ciudad del Cabo, Theewaterskloof Dam, que se seca a tan solo 13 por ciento de su capacidad.

Se ha instado a los residentes a limitar su uso de agua, y hoy, los funcionarios de Ciudad del Cabo emitieron restricciones aún más estrictas, lo que limita a cada persona a solo 13 galones (50 litros) de agua por día. (Para una balanza, la persona promedio en los EE. UU. Usa de 80 a 100 galones, aproximadamente 300-380 litros de agua por día.) Los consumidores de agua que sobrepasan ese límite podrían tener que pagar por un dispositivo que limita el agua que sale de sus grifos , y también podría estar en el gancho de multas de hasta alrededor de $ 850.
La ciudad también planea encontrar nuevas fuentes de agua, aprovechando las aguas subterráneas, construyendo plantas de desalinización y recurriendo a aguas residuales recicladas, según The LA Times. Aún así, la mayoría de estos proyectos están teniendo retrasos, y no es probable que prevengan el Día Cero cuando los niveles de agua en los embalses caen a solo 13.5 por ciento de su capacidad. Eso podría llegar tan pronto como en abril, cuando los grifos residenciales se apagarán y la gente tendrá que recolectar raciones de solo 6.6 galones (25 litros) de agua por día.
Es una advertencia terrible a lugares como California que el momento de comenzar a modernizar la infraestructura de agua envejecida es antes de una crisis, no durante una. Solo tienes que mirar ese depósito secándose a un charco para ver por qué.

Fuente: https://www.ecoportal.net/

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia