Plástico en las playas

El plástico en las playas es un problema global, un problema nacional y por supuesto un gran problema internacional. ¿Cuál es la solución a esto? ¿Qué organismos trabajan y emplean medios para afrontar “la catástrofe natural” de nuestra era?

Joaquín Cotta
 

Estamos en plena época de invierno en España, es momento de grandes oleajes y vientos del norte que traen a las playas de Cantabria los elementos que se encuentran en suspensión en las aguas.
Es en estas fechas del año -época en la que los ayuntamientos locales no ofrecen servicio de limpieza de playas- cuando podemos ver en nuestros arenales el gran daño que supone el plástico en las playas.
Solamente tenemos que ir a cualquier playa, fuera de la época estival y dar un pequeño paseo, no hace falta que este sea muy largo. Es entonces cuando se es consciente del significado del plástico, en palabras mayores.
Para ser más exactos, desde La Madrileña de Surf nos gustaría ofrecer datos, para que tú como lector, puedas ver la magnitud de este problema:
Se estima que entre 5 y 13 millones de toneladas métricas de plástico terminan en el mar cada año. Lo que equivale a una media de 13.000 plásticos por milla cuadrada, con un peso total de 100 millones de toneladas.
Si nos trasladamos a la propia arena de la playa podemos afirmar que el 100 % de las muestras de arena tomadas en playas de todo el mundo dan como resultado un alto índice de contaminación por microplásticos (partículas tóxicas diminutas mezcladas con la arena).
Esto esta sucediendo no solo en nuestras playas sino desde la Antártida hasta Hawaii. En este último, existen “playas de plásticos”, es decir, playas donde las partículas de plástico compiten con la arena natural (Kamilo Beach, en el sur de Hawaii).
Nos gustaría acabar este artículo con un dato muy interesante y que es un gran desconocido para la mayoría de las personas.
Estamos de acuerdo con que el plástico en las playas es un fiel reflejo del gran problema que causa el plástico en los océanos. Pero además el plástico tiene una singularidad, las partículas que hay en suspensión en las aguas tienen la propiedad química de atraer y acumular contaminantes hidrofóbicos, es decir, componentes aceitosos que existen en el agua de mar (DDT y PCB).
Esto quiere decir que los plásticos son “esponjas” químicas para contaminantes similares a ellos, que llegan al mar procedentes de la industria y la agricultura, y que pasan a la cadena alimentaria a través de la ingesta de los peces.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNEP han declarado conjuntamente que la disrupción endocrina –uno de los efectos del plástico- es una crisis global. Un grupo internacional de 10 científicos ha solicitado que los gobiernos declaren el plástico como residuo peligroso (fuente).

Joaquín Cotta es director instructor de La Madrileña de Surf (1ª Escuela de Surf de Madrid). Diplomado en Ciencias Empresariales y licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas, además es técnico deportivo de surf por la Federación Española y NSCA-CPT, entre otras calificaciones deportivas. Emprendedor e innovador, promotor del surf dentro y fuera de la capital.
Fuente: http://www.salyroca.es/articulo/sal/plastico-en-las-playas/20180220232542004344.html

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia