Río Negro-El Manso-: “Lagunas escondidas en campos privados”

Por Rosa Santángelo

Los vecinos de la localidad de El Manso asisten a un fenómeno que nada tiene que ver con la Madre Natura.
En las últimas horas, el Río Foyel (nombre que referencia al famoso cacique patagónico*), ha visto colmado su caudal debido a las intensas lluvias registradas en toda la zona cordillerana. A su paso por el paraje El Manso, ubicado a 70 km. de El Bolsón, el embravecido río marcó los tiempos y avanzó inundando todo y provocando que alrededor de sesenta familias queden aisladas de la civilización por lapso de varias horas.
El trabajo de los vecinos, nucleados en la Comisión de Fomento, más personal de Defensa Civil, hizo que no hubiese que lamentar víctimas humanas o mayores daños.
 -Confieso: escribo la palabra "víctimas" y me quedo pensando en el sentido más amplio de esa palabra, en la etimología misma: en los primeros siglos de la lengua latina, victuma y, más frecuentemente, victima eran las palabras que designaban a los seres humanos o animales vivos que habían sido elegidos para morir en sacrificios ofrecidos a los dioses. Victimarius era el nombre del verdugo encargado de matar a esos hombres o animales, hoy en español, victimario.
Los vecinos del paraje El Manso, denuncian por estas horas, que la principal causa de la creciente extraordinaria del Foyel, tiene su explicación aguas arriba, en CAMPOS PRIVADOS por donde pasa el río y en los que se habrían construido LAGUNAS ARTIFICIALES... así como se lee... lagunas artificiales construidas por "alguien" en SU PROPIEDAD PRIVADA, lo que provocó que la cantidad de agua fluya descontrolada y con las consecuencias conocidas.
-Ustedes pensarán lo mismo que pensé cuando me enteré de la denuncia: ¿cómo es posible que alguien manipule el cauce de un río, y construya lagunas y tale bosques para construir caminos internos y haga lo que se le cante, sin que NADIE haga nada???
En efecto, todo esto ocurre señores, y CASI nadie hace nada.
Desde la Comisión de Fomento se emitió un tibio mensaje de "pedido de informes" a Laura Juárez (Medio Ambiente Río Negro) y a los referentes locales del DPA, en tanto son ellos las autoridades competentes en materia de bosques, ríos, lagos, lagunas, arroyos, etc. al momento de otorgar permisos y autorizaciones, tanto como labrar actas y "controlar" toda la actividad humana sobre la superficie.
La provincia de Río Negro cuenta con leyes específicas de: TIERRAS Nº 279 y BOSQUES Nº 4552. En estas leyes están contenidos tanto derechos como obligaciones de todos, TODOS los habitantes de este suelo para con el AMBIENTE en general y en particular. Lamentablemente, los encargados de hacer cumplir las leyes mencionadas, también son esos habitantes...y digo lamentablemente,  no porque considere que NO debe ser así, sino porque considero y me remito a la enorme lista de denuncias que VECINOS nucleados en distintas organizaciones, como así también legisladores provinciales han realizado, justamente por la violación de estas leyes, evidenciando que algo ocurre con los organismos que DEBEN evitar que se corrompan esas leyes. Esto sin mencionar la autonomía municipal en materia de leyes con que cuenta la localidad de El Bolsón, a la que pertenece el paraje El Manso.
-Vuelvo a pensar: para qué las leyes, si a la vuelta de la esquina cualquiera las violenta y hace lo que quiere en NUESTRAS TIERRAS, las que pertenecen a la PATRIA GRANDE, la que nos llenamos la boca ponderando y paralelamente ENTREGAMOS a extranjeros con PLATA que vienen y hacen lo que quieren con ella...en fin!-
La denuncia de los vecinos de El Manso , será una más de tantas que engrosan la lista de intentos por detener el avance inescrupuloso de capitales extranjeros y nacionales que vienen por lo nuestro, lo heredado de nuestros ancestros: el agua, la tierra, los recursos.
Decir BASTA es asegurarles a nuestros congéneres un lugar sustentable para vivir.
DECIR BASTA, depende de nosotros.
*Cacique Foyel: araucano simpático y de buena predisposición a parlamentar. O un tehuelche indómito, de temperamento guerrero, obstinado y rebelde. La historia coincide  en que era un eximio cazador de avestruces y guanacos y que su habilidad sobre el caballo y con las boleadoras le granjearon un rápido respeto por parte de amigos y enemigos.
Cómo logró amasar una considerable fortuna en oro, joyas y abundante plata, es un misterio que aún no se devela. Como tampoco se ha podido saber exactamente dónde murió.
La suma de estos hechos alimentaron con rapidez la leyenda. La más conocida sostiene que su tesoro de incalculable monto fue enterrado en las laderas del Cerro Fortaleza que se ubica a la vera de la Ruta 258, entre las poblaciones de El Foyel y El Bolsón. Vanos han sido los intentos por localizar el tesoro tantas veces evocado por viajeros y viejos pobladores. Las pistas conducen a ese lugar de accedo sencillo pero, quien se atreve, generalmente sólo a ubicarlos, irremediablemente muere en el intento y, en consecuencia, prosigue el misterio sobre su exacta ubicación.
La tentación a saquear su tesoro es tan viejo como la historia.
asambleapendefensadellaguaylatierra.blogspot.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia