jueves, 25 de febrero de 2016

Peritajes confirman que Barrick Gold contaminó cinco ríos en Argentina

por Macarena Cifuentes

En septiembre del año pasado ocurrió un derrame que sobrepasó el millón de litros de cianuro al Río Potrerillos en San Juan, Argentina. Sin embargo, peritajes concluyeron que los ríos contaminados fueron cinco en total.
En septiembre del año pasado, la provincia de San Juan en Argentina- ubicado a más de mil trescientos kilómetros de Buenos Aires - sufrió un derrame de elementos tóxicos provenientes de la mina Veladero. El responsable de la contaminación fue la empresa minera canadiense Barrick Gold que reconoció que derramó más de un millón de litros de cianuro al Río Potrerillos, es decir, cuatro veces más de lo que la firma reportó al Gobierno de San Juan en su informe preliminar, según informó el medio Infobae.
Ahora, un peritaje realizado por la división Delitos Ambientales de la Policía Federal, concluyó que este derrame no sólo afectó a un río, sino a cinco: Potrerillos, Jachal, Blanco, Palca y Las Taguas, en donde esta contaminación se alude a una violación de la ley 24.051 de residuos peligrosos.
El estudio - encargado por la justicia federal - investiga el derrame para hallar con los principales responsables tanto en Barrick Gold como también de los funcionarios públicos encargados de controlar a la empresa en materia ambiental.
Además de estos peritajes, la fiscal pidió más antecedentes a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires en base a muestras tomadas de la red de agua de las localidades sanjuaninas de Chinguillos y Agualasto, según detalla el medio El Clarín.
Estas son algunas conclusiones del peritaje:
Todas las muestras analizadas, ya sean líquidas o sólidas, evidenciaron presencia de cianuro total en el agua (...) El volcar efluentes fuera del rango legislativo es considerado evacuación contaminante, por tal motivo el haber descubierto constituyentes peligrosos por fuera de los valores establecidos para la preservación de la vida acuática, constituye una clara infracción.
Estos nuevos antecedentes también alertaron a las autoridades de San Juan, quienes indicarona través de comunicados que los ríos no fueron contaminados ni tampoco lo fue el suministro domiciliario después del derrame ocurrido en un ducto de la mina Veladero el día 13 de septiembre.
De acuerdo a los estudios, el derrame se produjo debido a una falla de la válvula del Valle de Lixiviación en un área de 53 hectáreas donde se vierte el agua con cianuro. Aparentemente una compuerta estaba abierta y esto provocó que el fluido llegara a los cinco ríos.
Versión de Barrick Gold
 La empresa canadiense que se dedica a la explotación del oro, plata y cobre ha estado en el centro de la polémica debido a diversos informes en cuanto a la contaminación, la utilización del agua de los ríos que utilizan también los habitantes y la destrucción de glaciares, como es el caso de Pascua Lama, el proyecto minero que involucra Chile y Argentina.
A esto se suma este nuevo problema ambiental, en donde la compañía ha emitido informaciones "a medias" desde que se produjo en incidente. En un comienzo, Barrick indicó que el derrame había sido de 15.000 litros. Luego, la compañía confirmó en la Justicia que era cuatro veces superior y,  finalmente, la empresa confirmó la cifra final: 1.072.000 litros.
Ante estos nuevos estudios, la compañía canadiense indicó que los metales pesados encontrados en los ríos ya estaban antes de producirse el derrame y que no son riesgosos para la salud:
El análisis de muestras hecho por laboratorios externos y por diversas entidades públicas y privadas confirma que no hubo ni hay riesgos para la salud de los trabajadores, las comunidades o el ambiente. Esto, además, ha sido confirmado por numerosos estudios de terceros tales como el Instituto Nacional del Agua, la Universidad Nacional de San Juan y el Centro de Investigaciones para la Prevención de la Contaminación Minera e Industrial.
Si bien Barrick ha insistido que los niveles de cianuro encontrados son inocuos a la salud, lo cierto es que se trata de una sustancia química tóxica presente en la naturaleza que puede ser letal, ya que impide que el oxígeno llevado por los glóbulos rojos de la sangre, llegue a las demás células del organismo lo que impide el proceso de respiración celular.
De acuerdo con el medio La Nación de Argentina, el mayor daño que produce el cianuro se da en los órganos que consumen más oxígeno y están más irrigados como son el corazón y el cerebro. De esta forma, el químico provoca una parálisis respiratoria, convulsiones y midriasis (aumento del diámetro de la pupila, piel fría y húmeda, ritmo cardíaco aún más rápido y respiración superficial).

Fuente: veoverde.com - Imagenes: © Flickr Austin Taylor -  © Wikimedia