martes, 19 de julio de 2016

California cerrará su última central nuclear en 2025

Tras la clausura de San Onofre en 2013, Diablo Canyon es la última planta nuclear en California. Las instalaciones se ubican en un risco en la costa central de California y proveen 9% de la electricidad al estado. Dejará de funcionar en 2025.

LOS ÁNGELES, California.- La última planta de energía nuclear en California dejará de operar en agosto de 2025 bajo un acuerdo anunciado este martes por la operadora de la central, Pacific Gas & Electric Co. (PG&E), y grupos sindicales y medioambientales como parte de un plan de transición hacia energías renovables.
 
El cierre de Diablo Canyon -instalaciones ubicadas en el condado de San Luis Obispo- pondrá fin a una historia de casi 70 años de producción de energía eléctrica mediante fusión nuclear en este estado, desde que en 1957 se inauguraran las plantas de Santa Susana y Vallecitos.
En 2013, la eléctrica Edison clausuró la planta de San Onofre, en el condado de San Diego, un año después de paralizar sus operaciones por una pequeña fuga de vapores radiactivos que fue respondida por una campaña popular antinuclear.
“El panorama energético en California está cambiando dramáticamente con a eficiencia energética, las renovables y el almacenamiento como parte central de la política energética del estado. Al hacer esta transición ya no se requerirá de Diablo Canyon. Como resultado, no renovaremos la licencia para después de 2025”, declaró director ejecutivo de PG&E, Tony Earley.
Los firmantes del acuerdo (PG&E, International Brotherhood of Electrical Workers Local 1245, Coalition of California Utility Employees, Friends of the Earth, Natural Resources Defense Council, Environment California y Alliance for Nuclear Responsibility) acordaron postergar el final de Diablo Canyon 9 años por entender que la construcción de centrales de energía limpia que sustituyan a la producción nuclear requerirá de tiempo.
PG&E tiene intención de operar Diablo Canyon -que abrió en 1985- hasta la expiración de sus licencias nucleares. La Unidad 1 de producción cerrará el 2 de noviembre de 2024, mientras que la Unidad 2 seguirá funcionando hasta el 26 de agosto de 2025.
La instalación, que se ubica sobre un risco en la costa central de California, provee del 9% de la electricidad del estado.
Según lo acordado, el cierre de la planta será menos costoso que operar las instalaciones hasta 2044, como estaba planeado originalmente, por lo que se estima que no habrá impacto negativo en las tarifas de los usuarios.
Ambientalistas han presionado a la Comisión Reguladora Nuclear para que cierre Diablo, debido a su proximidad a las fallas sísmicas en el estado propenso a los terremotos. Una de las fallas se ubica a 594 metros (650 yardas) de los reactores de la planta.
Las preocupaciones de que un terremoto dañe la instalación, han sido un tema dominante desde que PG&E anunció sus planes para construir la planta en la década de 1960. El proyecto ayudó a consolidar la oposición a la energía nuclear dentro del país entre el movimiento pro ambientalista que estaba en auge en esa época.
"Se trata de un acuerdo histórico", dijo Erich Pica, presidente del grupo ambientalista Friends of the Earth (Amigos de la Tierra), que se fundó en 1969 en protesta contra Diablo Canyon.
A pesar de que PG&E ha asegurado que la planta está preparada para soportar sismos, nuevas investigaciones generaron más dudas sobre la peligrosidad de las fallas cercanas y la manera en la que las evalúa la compañía.

Foto: En esta imagen del 3 de noviembre de 2008, se ven los reactores nucleares de la Planta de Energía de Gas y Electricidad del Pacífico de Diablo Canyon en Avila Beach, en la costa central de California. Pacific Gas & Electric Co. y grupos ambientales informaron el martes 21 de junio de 2016 que alcanzaron un acuerdo para cerrar la planta en Diablo Canyon, la última planta de energía nuclear en California, antes de 2025. El acuerdo resolvería las disputas sobre la instalación, mismas que ayudaron a la propagación del movimiento anti nuclear a nivel nacional. (AP Foto/Michael A. Mariant, File) The Associated Press