sábado, 30 de julio de 2016

Chile/ PascuaLama: El día más temido por las comunidades ha llegado y exigen cierre definitivo

En un día Barrick lanzará aguas contaminadas sin control e inminente desastre natural nuclear
 
La amenaza y peligro en que tiene envuelta a la comunidad del Valle del Huasco la empresa Barrick Gold, tras el nuevo desastre ambiental en su proyecto Pascua Lama, en donde una avalancha destruyó y dejó completamente inoperativa la Planta de Tratamiento de Aguas contaminadas (ARD) imposibilitando con ello la “limpieza” de las aguas contaminadas que se vierten directamente al río El Estrecho (afluente del Río Huasco); es aún mayor de lo que se intuía hasta el momento: A parte de no tener como tratar las aguas contaminadas y de ya haberse salido del área de control una cantidad, a la empresa se le acaba la capacidad para guardarlas y contenerlas este miércoles 20 de julio, día en que comenzará a lanzar toda la producción de agua contaminada directamente al río Estrecho (Afluente de Río Huasco). A esto, hay que sumarle la posible amenaza por contaminación radioactiva de la cual se han enterado las comunidades.
Respecto de las aguas, ha sido la misma empresa quién ha dado a conocer esta situación en un “Plan de contingencia” entregado a la Superintendencia de Medio Ambiente el pasado 29 de junio (Se adjunta) en donde dice de forma expresa: “Al 24 de junio de 2016, la disponibilidad en las piscinas de acumulación de aguas de contacto es de aproximadamente 35.000m3, que  a razón de 1.382 m3/ día (16 l/s, flujo promedio de ingreso por cámara BE 2) de agua de contacto, alcanzaría para 25 días de gestión de aguas, sin descargar, es decir hasta el 20 de julio de 2016”[1].
Según como ha circulado en prensa y dicho por la misma empresa, luego de la avalancha de la cual las comunidades se enteraron de manera informal y un mes después de los hechos, han ocurrido alrededor de 12 avalanchas más en el área, por ende es de toda lógica que ha sido imposible el emprendimiento de cualquier trabajo de reconstrucción de la Planta de Tratamiento y de las conexiones con las piscinas de Acumulación, entre otros daños. Es así como estamos en el peor escenario del Plan de Contingencia entregado por la empresa el que dispone: “En caso que se requiera descargar aguas de contacto sin tratamiento (falla operativa de la Planta DAR) y la infraestructura del sistema de manejo de aguas no esté completamente operativa: Se descargará desde la cámara BE 2 directamente al río el flujo completo de agua de contacto, aproximadamente el 20 de julio , (hacemos presente que a esta fecha el flujo de agua de contacto en la cámara BE 2 es aproximadamente 16 l/s”[2].
Cabe recordar, que la Cámara que denominan como BE2, no es más que la mismísima “Cámara de Captación y Restitución” - a la cual le han cambiado el nombre- y por la cual fuera sancionada la empresa en el 2013, por haberla construido sin permiso y por estar lanzando agua contactada directo al Río Estrecho.  Fue una de las obras por las que la Superintendencia de Medio Ambiente consideró que la comunidad del Valle del Huasco estaba en amenaza, mandando a clausurar y soldar su compuerta. ¿Con la autorización de quién la trasnacional se dará el lujo de lanzar las aguas contaminadas a la población aguas abajo? ¿Por qué la comunidad del Valle del Huasco debe pagar hoy por un peligro y hechos que avizoró hace 15 y por los cuales se opuso a esta amenaza en la naciente de sus aguas? ¿Por qué la comunidad debe seguir haciendo caso de lo que mandate un Estado que más se preocupa de las inversiones extranjeras que el bien de sus conciudadanos?, son algunas de las preguntas que nacen desde el Valle del Huasco a estas alturas.
Riesgo Nuclear
Como si fuera poco, el mismo informante que diera a conocer a la comunidad que tras las avalanchas ocurridas en el proyecto, no sólo se habrían contaminado las aguas con metales pesados y químicos sino que estas estaban en riesgo también por dos camiones de petróleo COPEC que fueron arrastrados hasta el río, hecho que ha resultado cierto, ha puesto en conocimiento a la comunidad de que las avalanchas “también se llevaron y quebraron 2 densímetros nucleares los cuales cumplirían una función en la Planta y por lo que incluso han estado viniendo profesionales de Alemania al lugar hace un tiempo”.
Esta información es gravísima y preocupante, para ello sólo cabe recordar el escándalo y preocupación que suscito en las autoridades un caso de un robo de uno de estos instrumentos en una obra en la Región Metropolitana el reciente enero pasado. En aquella oportunidad el Seremi de Salud de la Región Metropolitana “(…) llamó a la precaución debido al peligro de radioactividad que puede tener el densímetro. Al mismo tiempo, las consecuencias por una mala manipulación de este artefacto son variadas. Si el objeto se golpea, rompe, corta o es perforado los daños pueden ser nocivos para la persona”[3]. En la misma oportunidad, “declaró que los riesgos que puede producir el uso no especializado de un densímetro nuclear son inmediatos como quemaduras profundas en la piel, nauseas, vómitos, alteraciones digestivas y molestias generales asociados a una gastritis". Mientras que a mediano o largo plazo, las partículas que irradia el objeto producen alteraciones en el organismo, pudiendo generar incluso cáncer. De hecho los daños, no solo son para la persona que lo manipule equivocadamente, sino que también puede afectar al medio ambiente con radiación, que podría durar hasta 30 años”[4].

Para las comunidades este es un riesgo enorme e inconmensurable para todo el Valle, en donde ahora sus ecosistemas, población  y sus aguas pueden estar contaminados también con radioactividad. No ponen en duda la información que han recibido, ya que la gran mayoría de las más de 18 denuncias que llevan ingresadas en la Superintendencia han sido originadas de rumores e información de trabajadores que ha llegado a la Asamblea por el Agua del Guasco Alto y hoy todas estas denuncias han emprendido investigaciones por parte de los entes fiscalizadores ya que han resultado fidedignas.
La información a la que han tenido acceso reviste tal gravedad que exigirán que a la brevedad “vengan los servicios correspondientes, la Brigada de Crimen Ambiental de la PDI y la Superintendencia de Medio Ambiente a fiscalizar el proyecto, y vengan con equipos y expertos para ver cuál es el radio de la radiactividad, si esta alcanzó las aguas, y que informen de manera verídica a la población el peligro en el que se encuentra.
En el mismo sentido, llaman a prestar atención por parte de las autoridades a que la empresa está contratando cuadrillas de jóvenes y hombres en el pueblo de Chollay para ir a limpiar la nieve caída por la avalanchas así como los desastres ocurridos entiéndase camiones, estanques y todo tipo de material arrastrado, quienes no están siendo informados de esta amenaza y peligro al cual podrían estar expuestos.
La gravedad del incumplimiento también refiere a que estos elementos no fueron declarados en el Estudio de Impacto Ambiental, a la comunidad nunca se le aviso que el proyecto constaría con este tipo de peligrosos elementos y cabe preguntarse si acaso la autoridad del país estaba al tanto. Que así fuera sería gravísimo. Al respecto las comunidades declaran: “Exigimos también que la Superintendencia de Medio Ambiente inicie un nuevo proceso sancionatorio por incumplimiento de la Resolución de Calificación Ambiental del Proyecto Pascua Lama,  donde investigue toda tenencia de elementos nucleares por parte de esta empresa así como de si contaba con los permisos mínimos correspondientes[5], a pesar de  que sabemos que en la RCA no estaba autorizado”.
Para la población, hoy hay un solo responsable: El Estado de Chile que priorizó la inversión extranjera, que es casi nula y se malgasta en los pasillos de la corruptela, en vez de haber velado por el resguardo de su población ante un proyecto y trasnacional criminal. Y con una convicción infranqueable apuntan al Gobierno declarando:  “Siempre dijimos que este proyecto era inviable sobre todo con Barrick a la cabeza, hoy más que nunca y con más razones que nunca las comunidades EXIGIMOS EL CIERRE DEFINITIVO DEL PROYECTO PASCUA LAMA, LA REVOCACIÓN DE SU PERMISO AMBIENTAL Y UNA DECLARACIÓN DEL ESTADO QUE PROHIBA LA MEGAMINERÍA EN LA NACIENTE DE LAS AGUAS Y SOBRE ECOSISTEMA GLACIAR”.

GUASCOALTOCOMUNICACIONES
ASAMBLEA POR EL AGUA DEL GUASCO ALTO

 Contacto: Constanza San Juan/  62413008
guascoaltocomunicaciones@gmail.com[1] Barrick. Plan de Contingencia junio 2016. P 2.
[2] Barrick Plan de Contingencia junio 2016.p.6.
[3]Noticia La Tercera: “Conoce los riesgos que puede producir la mala manipulación de un densímetro”. Recurso disponible en: http://www.latercera.com/noticia/nacional/2016/01/680-664001-9-conoce-los-riesgos-que-puede-producir-la-mala-manipulacion-de-un-densimetro.shtml
[4]  Ibídem.
[5] http://www.atcp.cl/pdfs/Mutual.pdf