lunes, 18 de julio de 2016

El capitalismo y sus cuatro jinetes de la apocalipsis

Julio García Camarero
Rebelión


Un tema tan espinoso, pero clave, como lo es el del crecimiento-decrecimiento demográfico suele eludirse, porque   hace falta ser valiente para abordarlo,   ya que es algo que está totalmente ligado al crecimiento económico, a la ecología del planeta, al eco-fascismo y al colapso apocalíptico . Y por mucho que quieras salir airoso, no puedes evitar reconocer que, si se tiene en cuenta el limite de los recursos y del aumento la contaminación, existen un excedente de población humana, según autores, de unos 6.000 millones i , o de unos 2.700 millones ii de personas, que podría reducirse a cero si se efectuara una equitativa distribución de los alimentos y de la riqueza y se sustituyera toda la agricultura industrial por agricultura ecológica.  

Pero como esto, dentro de este sistema, va ha ser imposible, lo que sucederá inevitablemente es que este excedente de población humana después del colapso aumentará repentina y desorbitadamente. ¿Qué pasa con ellos? ¿Sobran?, entonces, ¿tenemos que extinguirlas violentamente mediante guerras o mediante pestes prefabricadas en laboratorios militares, como nos indican los eco-fascistas ? o con otra indicación tal vez aún mas cruel e hipócrita la del FMI, TTIP,BM, etc. que consiste en crear muros vergonzosos por toda la superficie del globo como lo son los muros existentes entre: EEUU y Méjico, los de Ceuta y melilla, o los que se levantan contra la oprimida e indefensa población palestina, o los muchos muros que consisten en no admitir refugiados dejándolos a la deriva para que terminen muriendo de hambre al otro lado. Es decir una practica parecida a la que utilizaban los mandarines con sus mujeres infieles, a las que introducían en un recinto (cueva o sótano de palacio) cuya única salida la tabicaba un albañil dejando a la mujer en el interior sin posibilidad de escapatoria para que con el tiempo muriera de hambre. Y, para que no se supiera en donde se la había emparedado, el albañil era asesinado inmediatamente terminado su trabajo. Para la ideología imperialista, el Imperio esta por encima de las personas y sus vidas pueden llegar, en casos frecuentes, a no tener ningún valor para el Imperio. En el caso del imperialismo de hoy, ya colapsado, en lugar de levantar el muro en la puerta de una pequeña cueva, se le ponen muros al campo para que la gente se muera de hambre al otro lado del muro. Y esto lo están haciendo los mismos que no paraban de hablar del “muro de la vergüenza”, el de Berlín. Creo que se trata de un problema ya irresoluble al 100%(me alegraría infinito de equivocarme), y es que el mal ya está hecho.
Se habla cada vez más (aunque aún no todo lo suficiente) de que tenemos encima el colapso, pero en mi opinión respecto al colapso es que éste es imposible que se de pronto, porque lo que pasa es que ya se ha dado, lo estamos sufriendo desde hace un par de siglos, desde el momento en que el Capitalismo se apoderó de la revolución industrial e impulsó el modo de producción y de comercialización capitalista y desde que este apoderamiento consiguiera extenderse hasta el último rincón de la tierra. Y con él es cuando comenzó el colapso (hace más de 200 años). Lo único que sucede es que en aquél inicio no se veía que él conformara una bomba de relojería que explotaría 250 años después. Pero el mal ya está hecho, y con característica irreversible. A la formación de este mal (de esta bomba de relojería) le ayudó mucho el invento y aplicación de la revolución verde y el capitalismo verde, que comenzó hace ya casi un siglo.
Y la bomba está a punto de estallar, lo hará muy pronto, cuando no quede petróleo suficiente como para que pueda seguir funcionando la agricultura industrial de ciclo abierto, basada en los insumos derivados del petróleo. En ese momento y de golpe se paralizará el 90% del abastecimiento mundial de alimentos que ocupa este tipo de agricultura Ya, ya es inevitable que mueran de hambre en pocos decenios miles de millones de seres humanos. Por desgracia en un futuro muy próximo empezará a ser realidad, y lo más probable es que se combinen los dos sistemas de exterminio mencionados: el de los eco-fascistas y el del FMI y cía.
El sistema capitalista nos lleva con sus 4 jinetes del apocalipsis, a lomos de sus corceles, y a todo galope hacia el colapso apocalíptico: El primer jinete el del anticristo, el del becerro de oro (sistema capitalista y su seguidora la Iglesia Romana-los mercaderes del templo) con su revolución verde espoleará al corcel del segundo jinete el de la hambruna que generará la muerte de forma muchísimo mas eficiente que juntos el tercer jinete el de las guerras y el cuarto jinete el de las pestes prefabricadas.
En esta situación ¿Qué se puede hacer?, solo algunas cosas:
-Que se llegue a comprender (y extendido de forma global) lo urgente que es practicar una planificación familiar de un único hijo, deseable que sea una decisión elegida responsablemente y no impuesta como en el caso de China. De todos modos dio sus frutos, un estudio aporta que de no haberse tomado esta medida del único hijo (1980) hoy habría en el planeta 300millones más de chinosiii.
-Que la mayor cantidad de habitantes se preparen para aumentar su resilencia ante esta catástrofe apocalíptica iniciando la autoproducción de alimentos en huertos ecológicos pequeños.
Y la amenaza de colapso es tan cierta, inminente y comprobada por el Pentágono, que éste ya está empezando a planificar acciones contra-anti-sistema para poder controlar la gran explosión social mediante un programa que denomina “Iniciativa Minerva”iv
Esta idea es reforzada por el antropólogo norteamericano David H. Price cuando habla de Guerra Fría Antropológicav
Notas
i Chefurka, P. (2007): “ Population: The Elephant in the Room “,   PaulChefurka.ca   (web personal, mayo de 2007).
ii Heinberg, R. (2003): The Party’s Over: Oil, War, and the Fate of Industrial Society . New Society Publishers, Gabriola Island, Columbia Británica, Canadá.
iii Lien-Tan Pan El Colegio de México, “La planificación familiar en china: la política de un solo hijo por familia”: “Con este plan, China evitó el nacimiento de más de 300 millones de personas en los últimos 32 años”.
iv “Es interesante ver como se expresa Iván Gil respecto a la preparación antidisturbios para el día después del colapso.   Iván Gil, “Iniciativa Minerva: El Pentágono ya se está preparando para el colapso del sistema” -20 de agosto de 2014- ( Ciencias sociales al servicio del control social). “ La denominada Iniciativa Minerva que lleva en marcha desde el año2008 coincidiendo con el inicio de la crisis económica, cuenta con un presupuesto de 18 millones de dólares y decenas de sociólogos y politólogos en nómina. Su principal objetivo es descubrir el cómo y el porqué de las movilizaciones ciudadanas, tanto pacíficas como violentas, para posterior-mente desarrollar estrategias de contención, ya sean de cariz militar o propagandístico. Existe un elevado riesgo de que, tras el colapso, se produzcan disturbios civiles a gran escala en todo el mundo”
v “Guerra Fría Antropologíca: David H. Price ofrece una cuenta de provocación de la profunda influencia que el estado de seguridad de Estados Unidos ha tenido en el campo de la antropología desde la Segunda Guerra Mundial. Utilizando una gran cantidad de información descubierta en la CIA, el FBI y los archivos militares, que traza las intrincadas conexiones entre el mundo académico y la comunidad de inteligencia y el uso estratégico de la investigación antropológica para promover los objetivos del complejo militar estadounidense. El aumento de los programas de estudios de área, financiado tanto de manera abierta y encubierta por las agencias gubernamentales, alentó a los antropólogos para producir un trabajo que tenía valor intelectual dentro del área, además de dar forma a programas de contrainsurgencia. Las previsiones de futuro dibujan un escenario en los movimientos sociales de transformación política, que tendrán un gran poder de influencia y convocatoria, y además no dejará de aumentar. Un panel intergubernamental de la ONU formado por 60 científicos y representantes de un centenar de países llegaba a semejantes conclusiones. El Pentágono ya trabaja en la coordinación del “día después” (del colapso). Un hipotético futuro cuya base común denominador sería la escasez alimentaria, de agua o energía.
Imagen: ‪joseantoniobru.blogspot.com‬-slideshare.com-