CARTA DE LOS PESCADORES ARTESANALES DE CHILE A LOS DIPUTADOS DE LA REPÚBLICA





Hasta ahora, el principal punto aprobado por la Comisión y que ciertamente viene a zanjar una discusión que como sector hemos impulsado por décadas, ha sido el reconocimiento al hecho de que los recursos pesqueros son patrimonio de todos los chilenos, y no propiedad privada de aquéllos a los que la Ley de Pesca favoreció como poseedores temporales de Cuotas Individuales, mediante el régimen de administración pesquera de 2001 denominado Límites Máximos de Captura por Armador, cuya implementación se suponía mejoraría y propendería fundamentalmente a la conservación de los recursos pesqueros del país, principio de justificación que ha sido totalmente incumplido, tal cual lo demuestra el propio Informe sobre el Estado de las pesquerías entregado por la Subsecretaría de Pesca en el 2010.

Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero de Chile
Valparaíso, 16 de julio del 2012.     
Señores (as) Diputados (as)
Presente:


Como representantes del sector pesquero artesanal, nos dirigimos a ustedes para informarles que hemos seguido atentamente el debate desarrollado en la Comisión Pesca que pronto, debido a la suma urgencia que el gobierno le ha puesto al Proyecto de Ley de Pesca, pasará a la Sala para su votación general y en particular.

Hasta ahora, el principal punto aprobado por la Comisión y que ciertamente viene a zanjar una discusión que como sector hemos impulsado por décadas, ha sido el reconocimiento al hecho de que los recursos pesqueros son patrimonio de todos los chilenos, y no propiedad privada de aquéllos a los que la Ley de Pesca favoreció como poseedores temporales de Cuotas Individuales, mediante el régimen de administración pesquera de 2001 denominado Límites Máximos de Captura por Armador, cuya implementación se suponía mejoraría y propendería fundamentalmente a la conservación de los recursos pesqueros del país, principio de justificación que ha sido totalmente incumplido, tal cual lo demuestra el propio Informe sobre el Estado de las pesquerías entregado por la Subsecretaría de Pesca en el 2010.
Vemos por otra parte con suma preocupación, el que mediante la aprobación acelerada del actual Proyecto de Ley de Pesca elaborado e impulsado por el actual Ministro de Economía, Señor Pablo Longueira, se vulneran las demandas históricas del sector pesquero artesanal, al no ser incluidas en la iniciativa legal.
El primer tema clave soslayado se relaciona con el cierre definitivo de las 5 millas de Reserva para la Actividad Pesquera Artesanal en todo el territorio nacional y sin excepciones, aún cuando tal medida fuese impulsada ya en 1991 por las autoridades de ese entonces, con el fin de garantizar la conservación y sustentabilidad de las especies en el tiempo, debido a la consideración del hecho crucial de que es justamente en esta zona donde se da el proceso de desove de las pesquerías, y que a la vez constituye el hábitat de la mayor parte de éstas en estado juvenil.
Nos parece por lo tanto, que todas estas absurdas medidas, más que resguardar los recursos, atentan contra la mantención y cuidado de la biodiversidad marina, aún cuando se enfatice que el principal punto que se busca garantizar mediante la aprobación de este Proyecto de Ley, es la sustentabilidad de las pesquerías en el tiempo, basándose en criterios “científicos”.
Otra de nuestras demandas históricas no consideradas ha sido la eliminación de la pesca de arrastre, por considerar que el empleo de esta forma de pesca ha sido una de las principales culpables del estado de sobreexplotación en que se encuentran la mayor parte de las pesquerías.
Así por todo lo anteriormente esbozado y justificado, es que como genuinos representantes de los derechos del pueblo pesquero artesanal y conscientes de la importancia que ha tenido nuestro sector en la mantención de las especies en el tiempo, debido al empleo de métodos selectivos de captura, es que creemos un deber del Estado, declarar pesquerías 100% artesanales a las especies: sardina, anchoa, merluzas, congrios, reineta, raya y jibia entre otras, no sólo en reconocimiento a la labor que el sector artesanal ha desempeñado en cuanto a su conservación, sino además teniendo en consideración el alto impacto social que estas pesquerías tienen. Además de ello, vemos la necesidad de reestudiar los sectores habituales de uso y trabajo de los pescadores bentónicos, buzos, mariscadores y algueros, con el fin de resguardar los recursos presentes en estos espacios pues  han sido violentados mediante el otorgamiento de concesiones acuícolas para labores de cultivo. Reclamamos también, como de potestad e incumbencia artesanal, la captación de semillas de los recursos bentónicos que por siglos hemos trabajado y conservado.
Consideramos además totalmente irracional, la medida que busca instalar posicionadores satelitales, ya que no se trata de un elemento que brinde mayor seguridad a la realización de la actividad artesanal, sino que más bien cumple una función de control de las embarcaciones artesanales. Vemos que  su uso no considera las diferencias regionales y por tipo de pesquería de la que se trata en cada caso puntual, además de que implica un alto coste monetario que muchos no podemos pagar. Si lo que se busca es dar mayor seguridad a la actividad que realizamos, se podría pensar entonces en el uso de alternativas que cumplen de mejor manera tal función, como por ejemplo, el sistema de “radio baliza”. Ahora si se busca favorecer los intereses comerciales de las empresas proveedoras del sistema de posicionadores satelitales, antes que la seguridad de los pescadores artesanales, deberíamos sin duda seguir con el actual proyecto de Ley tal como está.
 
Finalmente exigimos que ustedes, como parlamentarios electos no sólo por habitantes de la Región Metropolitana, sino por habitantes de muchas zonas litorales del país, que viven y subsisten gracias a la realización de las actividades productivas del sector pesquero artesanal, sepan reflejar fielmente las demandas históricas de tal  sector, votando en contra de la idea de Legislar, para de este modo dar inicio a la posible y necesaria reelaboración de una Ley de Pesca justa y democrática que favorezca al pueblo chileno en su totalidad, priorizando la importancia social, cultural, económica y alimentaria que gira en torno a la correcta administración de los recursos pesqueros del país, y que no se haga primar nuevamente por sobre estos principios, la defensa de los intereses económicos de un reducido grupo de familias, a los que se pretende beneficiar con los recursos pesqueros de todos los chilenos, otorgándoles derechos de propiedad histórica sobre éstos, mediante la ratificación de la vigencia del antidemocrático pacto suscrito a través de los Acuerdos de la Mesa Pesquera de Septiembre de 2011, y mediante la aprobación de este nefasto Proyecto de Ley.

Imagenes: radiodelmar.cl - theclinic.cl  Fuente: ecoceanos.cl

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques