La migración de las libélulas, un evento impresionante y poco conocido



La migración de las libélulas es tan impresionante como la de las aves o las mariposas monarca, pero mucho menos conocida que éstas. Ocurre en todos los continentes, excepto en la Antártica. Este insecto pertenece al infraorden de las anisopteras. El nombre libélula, sin embargo, suele ser utilizado para varios insectos que pertenecen al orden odonata, entre ellos el caballito del diablo. Sólo algunas especies de libélulas migran.
El naturalista británico Charles Anderson sostiene que la libélula Pantala flavescens migra desde el Sur de India hacia África, y otra vez de vuelta. Anderson ha registrado este movimiento en su base de las Islas Maldivas, adonde cada octubre llegan enjambres de millones de libélulas. Anderson descubrió que los enjambres de estos insectos llegaban a las islas luego de que enjambres similares aparecieran al Sur de India.
En América del Norte, las migraciones de libélulas son fácilmente identificables a finales del verano y principios del otoño, pues miles de millones de insectos viajan desde las montañas de Canadá hasta México. En 2006 un estudio liderado por la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, concluyó que las libélulas migran de forma similar a los pájaros: acumulan reservas de grasa, esperan a que los vientos sean favorables, toman descansos frecuentes y se reorientan cuando pierden su camino.
La Sympetrum striolatum, una de las libélulas más comunes en Europa, se mueve a finales de septiembre a lo largo de la costa Atlántica de Francia. La migración de las libélulas, no obstante, sigue siendo un evento poco conocido.
Vía | www.xerces.org
Fotografía |
Dawn Huczek

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques