La élite económica mundial evadió 17 billones de euros entre 2005 y 2010



Un informe de la Tax Justice Network denuncia cómo los bancos privados favorecen la fuga de capitales a paraísos fiscales. Algunos países en vías de desarrollo habrían podido pagar toda su deuda externa con el dinero evadido de sus arcas en 30 años
 
Han pasado ya cuatro años desde que Angela Merkel, Nicolas Sarkozy y Barack Obama lanzaran desde la cumbre del G20 en Londres --al menos de boquilla-- la que se suponía iba a ser la madre de todas las batallas para acabar con los paraísos fiscales. El informe El precio de los paraísos revisado publicado el pasado fin de semana por la asociación británica Tax Justice Network pone a cada uno en su sitio.
Entre 2005 y 2010 la élite económica mundial consiguió evadir al menos 16,7 billones de euros en paraísos fiscales --25,6 según la estimación más pesimista--, lo que supera con creces al Producto Interior Bruto (PIB) de EEUU y Japón juntos.
El informe, difundido por el dominical británico The Observer, y elaborado por el exdirector económico de la consultora Mckinsey, James Henry, revela el modo en que al menos esos 16,7 billones han conseguido escapar de todos los controles fiscales nacionales y han ido a parar a países como Suiza o las Islas Caimán con la ayuda de los bancos privados.
Petrodólares fugitivos
Según el documento, los 10 bancos más importantes del mundo -entre los que se encuentran el UBS, el Crédit Suisse y Goldman Sachs-, gestionaron sólo en 2010 unos 5 billones de euros, casi tres veces más que hace cinco años (1,9 billones).
Según las investigaciones de Henry --que cuenta con datos del Banco Mundial, las Naciones Unidas, el Fondo Monetario Internacional y los bancos centrales-- uno de los puntos más devastadores del informe es que en el caso de algunos países en vías de desarrollo, todo el capital fugado desde los años setenta serviría para cancelar por completo su deuda externa.
Otro de los puntos llamativos del estudio es el dedicado a los países productores de petróleo. Según Henry, la élite que controla el negocio de los hidrocarburos se ha cuidado mucho en los últimos años de hacer desaparecer su riqueza en cuentas de bancos con sede en paraísos fiscales en lugar de invertirlos en sus respectivos países. En Rusia, por ejemplo, se calcula han volado al menos 640.000 millones de euros desde principios de los años noventa.
Arabia Saudí y Nigeria serían otros ejemplos de petrodólares desaparecidos. Según el informe, desde mediados de los setenta han desaparecido 252.000 millonesde euros del primero y 251.000 del segundo. "El problema es que los fondos de estos países los maneja un pequeño grupo de individuos muy ricos, mientras que la deuda la pagan los ciudadanos de a pie a través de sus gobiernos",  subraya el informe.
Para la Tax Justices Network, este tipo de transacciones financieras son un síntoma de que los estudios sobre desigualdades económicas en determinados países no son nada fiables. Según sus cálculos, 6,3 billones de esos capitales evadidos pertenecen a 92.000 personas, lo que significa el 0,001% de la población mundial.
"Estas estimaciones revelan que la desigualdad es mucho peor de lo que muestran las estadísticas oficiales, pero los políticos siguen pensando en que pueden ir transfiriendo por goteo la riqueza a la gente más pobre" explicó al diario John Christensen.
La situación se vuelve también extremadamente injusta en los países avanzados que con la crisis económica mundial han optado por reducir el gasto público y recortar salvajemente la inversión en políticas sociales para tratar de cuadrar las cuentas.
Segun el estudio, si los gobiernos consiguieran tasar al 30% el 3% de rentabilidad al año que se calcula que dan los casi 17 billones evadidos, obtendrían unos ingresos en torno a los 155.000 millones, mucho más de lo que invierten los países ricos en ayuda al desarrollo anualmente. 

Fuente: PÚBLICO Londres- Imagen: webislam.com- davidnesher.blogspot.com  

---------------------------------------------


"Las estimaciones revelan que la desigualdad es mucho peor de lo que muestran las estadísticas"

Los hombres más ricos del planeta esconden entre 21 y 32 billones de dólares en paraísos fiscales, según un estudio del grupo Tax Justice Network (TJN) que se especializa en problemas de evasión tributaria.
La magnitud de la cifra se pone de relieve en comparación con la primera economía del planeta, Estados Unidos, cuyo PIB ronda 15 billones de dólares. Hay casi 10 millones de titulares de cuentas offshore pero la mitad de este dinero pertenece a unos 92.000 ricos.
El estudio de TJN, publicado en el diario británico The Observer, indica a China como la mayor exportadora de capitales a los paraísos fiscales, con un volumen estimado en 1,189 billones de dólares. Le siguen Rusia y Corea del Sur, con 798 mil millones de dólares y 779 mil millones de dólares, respectivamente.
De los diez primeros renglones, cuatro pertenecen a naciones latinoamericanas. Brasil ocupa la cuarta posición, con 520 mil millones de dólares; México, Venezuela y Argentina se sitúan en el sexto, el séptimo y el octavo lugar, con U$S 417 mil millones, U$S 406 mil millones y U$S 399 mil millones, respectivamente.
“El problema de estos países es que un pequeño grupo de hombres pudientes controla los activos mientras que el pueblo llano carga con las deudas a través de Gobiernos”, señala el informe que analiza el problema de evasión fiscal en 130 países a lo largo de un período de cuatro décadas. John Christensen, de TJN, considera que “la desigualdad es mucho, mucho peor de lo que muestran las estadísticas oficiales”.
RIA NOVOSTI (especial para ARGENPRESS.info)

---------------------------------------------
Diez mil súper ricos más en un año
Brasil y los golden boys

Brecha

El número de millonarios alcanzó el año pasado en Brasil los 165.000, 10.000 más que en 2010, un crecimiento de 6,2 por ciento, el mayor en términos porcentuales registrado en esta materia en las principales economías del planeta. Los datos están contenidos en un informe de las empresas de consultoría Capgemini y RBC Wealth Management y fueron publicados a fines de junio por el diario O Estado de São Paulo. Fueron consideradas millonarias las personas que disponen de al menos un millón de dólares para invertir. Brasil está en camino de superar, en números absolutos, a Italia, donde en 2011 había 168.000 millonarios, 2.000 menos que el año anterior, aunque la población del país sudamericano es muy superior a la del europeo. 
En esta lista de privilegiados, que totalizan alrededor de 11 millones en el mundo, los chinos aparecen en el pelotón de vanguardia con 562.000 (contra 535.000 en 2010), sólo detrás de Estados Unidos, Japón y Alemania. Brasil ocupa el lugar 11 en el ranking, superando a Rusia, Corea del Sur e India. En Estados Unidos, el número de millonarios se retrajo el año pasado, pasando de 3,104 millones a 3,068 millones (1,2 por ciento menos), y en el Reino Unido cayó de 454.000 en 2010 a 441.000 en 2011, un descenso de 2,9 por ciento. 
Los millonarios brasileños están por lo general vinculados al negocio de los commodities. Entre ellos destacan Elke Batista, Antônio Ermírio de Moraes (Grupo Votorantim), Abílio Diniz (Grupo Pão de Açúcar) y la familia Moreira Salles (Banco Itaú Unibanco). Liu Ming Chung, brasileño de origen chino, es a su vez dueño de una fortuna superior a los mil millones de dólares. Batista sigue siendo el brasileño más rico entre los ricos, a pesar de que abandonó esta semana la lista de los 20 más poderosos del planeta luego de que las acciones de una de sus empresas, la petrolera OGX, perdieran más de la mitad de su valor en la Bolsa de San Pablo. Según la consultora Economática, en junio las siete empresas de Batista con acciones negociadas en la bolsa acumularon una pérdida patrimonial de más de 10.000 millones de dólares, y 5.000 millones más en el resto del año. En la lista de millonarios de la agencia Bloomberg, Batista perdió siete lugares en dos días, pasando del lugar 14 al 21. La revista Forbes lo había situado en el séptimo puesto de su escala cuatro meses atrás, en marzo, pero lo pasó ahora al 46, al evaluar que su fortuna se redujo de 30.000 a 15.000 millones de dólares.

Fuente original: http://www.brecha.com.uy/

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia