Un defensor del carbón, Andrew Wheller, número dos de Medioambiente de EEUU

La Cámara Alta de Estados Unidos ha confirmado como número dos de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) a Andrew Wheeler, un defensor de la industria del carbón, en un momento en el que el jefe de Medioambiente, Scott Pruitt, es cuestionado por sus conflictos éticos.
 
Por un estrecho margen de 53 votos a 45, el Senado aceptó la nominación de Wheeler, que se convertirá en el segundo al mando en la agencia y que podría sustituir a Pruitt en caso de ser destituido, según informaron medios locales.
Wheeler, que fue nominado por el presidente, Donald Trump, en otoño, ya había pasado por la EPA hace más de veinte años y, posteriormente, había asesorado al senador republicano James Inhofe, un escéptico del medioambiente.
Pero en los últimos años ha desempeñado labores de presión y defensa para una firma del sector minero del carbón, Murray Energy, de la que recibió en los últimos nueve años unas cifras anuales que oscilan entre los 225.000 y 559.000 dólares, según recoge “The Washington Post”.
Aunque pueda parecer paradójico para la agencia que tiene el objetivo de combatir el cambio climático, el perfil de Wheeler no es ya atípico dentro de la Administración Trump, ya que el propio Pruitt es un acérrimo escéptico del calentamiento global.
Controversias sobre Pruitt
La confirmación del nuevo alto cargo de la agencia se produce en un momento en el que el jefe de la EPA ha protagonizado en las últimas fechas múltiples controversias debido a sus acciones.
Entre ellas, destaca el alquiler de un apartamento muy por debajo del precio de mercado cuya propiedad pertenece a la mujer del presidente de un grupo de presión de la industria de los combustibles fósiles, un sector que regula la EPA.
Además, Pruitt reclamó un aumento de salarios para dos altos cargos de la institución, pero tras el rechazo de la Casa Blanca este optó supuestamente por introducir su subida de nómina en una regulación sobre agua potable, algo que él ha negado.
En el historial de Pruitt también pesan las investigaciones abiertas por parte del inspector independiente de la EPA sobre los los vuelos en primera clase y en aeronaves militares, las controvertidas reformas de su oficina y los frecuentes vuelos a su estado de residencia Oklahoma.
La propia Casa Blanca también reconoció la semana pasada que estaba analizando sus prácticas.
Hoy, legisladores demócratas han informado de que un antiguo trabajador de la EPA les comunicó que Pruitt le había despedido por rechazar la aprobación retroactiva de viajes en primera clase que habían sido realizados por uno de los asesores más cercanos al jefe de Medioambiente, según informaron medios locales.

Fuente: EFEverde
--------------------
Alaska, sus montañas se quedan sin hielo
Los glaciares en el Parque Nacional Denali de Alaska se están derritiendo más rápido que en cualquier otro momento en los últimos cuatro siglos debido al aumento de las temperaturas estivales. Nuevos testigos de hielo tomados de la cima del monte Hunter muestran que los veranos son al menos 1,2 a 2 grados Celsius más cálidos que los veranos durante los siglos 18, 19 y principios del siglo XX.

El calentamiento en el monte Hunter es aproximadamente el doble de la cantidad de calentamiento que ha ocurrido durante el verano en áreas a nivel del mar en Alaska durante el mismo período de tiempo, según la nueva investigación.
Las temperaturas más cálidas derriten 60 veces más nieve del monte Hunter hoy en día que la cantidad de nieve que se derritió durante el verano anterior al inicio del período industrial hace 150 años, según el estudio. Más nieve ahora se derrite en el monte Hunter que en cualquier momento en los últimos 400 años, dijo Dominic Winski, un glaciólogo en Dartmouth College y autor principal del nuevo estudio publicado en el Journal of Geophysical Research: Atmospheres.
Los resultados del nuevo estudio muestran que las montañas de Alaska se han estado calentando rápidamente durante al menos un siglo. La Cordillera de Alaska es un arco de montañas en el sur de Alaska que alberga a Denali, el pico más alto de América del Norte.
Nuevos testigos de hielo tomados de la cima del monte Hunter muestran que los veranos son al menos 1,2 a 2 grados Celsius más cálidos que los veranos durante los siglos 18, 19 y principios del siglo XX.
El calentamiento se correlaciona con las temperaturas más cálidas en el océano Pacífico tropical, según los autores del estudio. Investigaciones anteriores han demostrado que el Pacífico tropical se ha calentado durante el siglo pasado debido al aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.
Los autores del estudio sospechan que el derretimiento de los glaciares de montaña puede acelerarse más rápido que el derretimiento de los glaciares a nivel del mar a medida que el Ártico continúa calentándose.
Entender cómo los glaciares de montaña están respondiendo al cambio climático es importante porque proporcionan agua dulce a muchas áreas del globo pobladas densamente y pueden contribuir al aumento del nivel del mar, dijo Winski.

Por: ECOticias.com / Red / Agencias





Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento