El cambio climático empuja hacia un nuevo paradigma

“La economía de mercado crea escasez al promover una cultura consumista basada en el exceso de extracción y consumo de energía. Le roba al pobre, a otras formas de vida y a las generaciones futuras su cuota de recursos y energía…Se basa en la ilusión del crecimiento infinito…infinita extracción de recursos y generación de desechos”. (Vandana Shiva, Premio Nobel Alternativo de la Paz).

Nora Fernández


Casi un quinto de la población canadiense aún cree que el cambio climático es una teoría no probada –un cuarto de ellos son mayores de 55 años y más de un tercio votó por el Partido Conservador el 2015. La mayoría si entendemos que el cambio climático es realidad y producto de las emisiones de vehículos, industrias, extracción minera, agricultura de monocultivos y que proteger el medio ambiente es prioritario, aunque signifique que la economía deje de crecer (1).
La encrucijada es entre “desarrollo económico” y “salud del medio ambiente.” Favorecemos la salud del medio ambiente gracias al trabajo de ciertos medios de comunicación, centros de educación, investigación y diseminación científica y de fundaciones y organizaciones medioambientalistas. Desde “La naturaleza de las cosas” David Suzuki informa sobre este dilema,muchos canadienses lo ven como guía. La fundación que formó plantea acciones comunitarias, cooperativas, incluyentes, focalizadas en asuntos críticos; pide acciones personales mínimas -plantar semillas de algodoncillo por las mariposas Monarca, firmar peticiones. Participando entendemos el precio en agua que tiene un kilo de carne y se hace relevante consumirla menos, o no consumirla. Su carta mensual informa sobre ecología, da opciones a seguir. Europa sufre olas de calor, la ciudad de Chennai en India no tiene agua, en Canadá y Estados Unidos los granjeros ven disminuir sus ganancias debido a las sequías y los refugiados traspasan fronteras por condiciones extremas, escasez de agua y agricultura fallida: el cambio climático lo complica todo en todas partes. Posicionarse por el medio ambiente significa entender cuanto contamina un auto o un avión y favorece usarlos menos, caminar más. Crea ciudadanos más participativos y conscientes, quizás más felices. (2, 3)
Las corporaciones, sus políticos y prensa continúan negando la realidad del cambio climático o su causa humana. Pero la realidad se impone. En Estados Unidos más de 70 organizaciones de salud, incluida la Asociación de Médicos Americana y el Colegio de Médicos, han hecho pública la necesidad de que los candidatos políticos reconozcan el cambio climático como emergencia. En Canadá organizaciones similares (la Asociación Médica Canadiense, la de Enfermeras, Salud Pública, Médicos por el Medio Ambiente, la Red de Salud Pública Urbana) declararon el cambio climático una emergencia también.(3)
En Canadá los partidos políticos en el Parlamento tienen planes climáticos que nunca implementan cuando son gobierno. Son los pueblos indígenas los que luchan por la protección del agua y los suelos y contra proyectos de extracción de combustibles fósiles y de minería que dañan al medio ambiente, buscan nuestro apoyo; corren riesgos por su futuro y el nuestro, desafían al poder en la corte y en la calle, pagan precio. Pero como en casi todas partes aquí la industria de hidrocarburos manda y recibe subsidios y excepciones de impuestos. Dejar de subsidiarla sería el primer paso ya que el suelo tiene más hidrocarburos de los podremos usar sin destruirnos.(3)
El mayor mito es que el cambio climático es un mito.
La ciencia es clara respecto al cambio climático. El clima de la tierra ha cambiado en su historia de 4,500 millones de años pero el calentamiento nunca ha sido rápido como hoy. Los cambios que hoy pasan en décadas demorarían cientos de miles de años si fueran naturales, pero se corresponden con los niveles de CO2 en la atmósfera a partir de la revolución industrial y la quema de carbón, petróleo y gas natural para producir energía para la industria, el transporte y el consumo de la población. (4, 6)
La tala de árboles para explotar madera y limpiar tierras para el cultivo de alimentos nos complican. Las plantas necesitan CO2 para vivir que obtienen de la atmósfera, pero la destrucción forestal disminuye el monto de CO2 que las plantas capturan. Producimos más CO2 con niveles altos en la atmosfera como nunca en 800.000 años, al mismo tiempo, que hay menos plantas capturándolo. (4)
Hablar de cambio climático es más preciso que de “calentamiento de la tierra,” porque aunque la temperatura de la superficie aumenta y genera ondas de calor y sequías, hay otros cambios en los sistemas climáticos naturales que aumentan la frecuencia y severidad de eventos climáticos extremos. Los huracanes y las tormentas son más intensas, se desplazan más lentamente, demoran más en morir; en unas áreas generan más lluvia y en otras más nieve.(4)
El pasado mes de junio granizó en el sureste de Francia con granizo del tamaño de pelotas de golf, fue un evento climático extremo. (5)
El cambio climático es un problema de hoy, no del futuro. Según el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) tenemos una década para limitar el calentamiento global máximo a 1,5 o 2 grados Celsius y asegurar que el planeta continúe siendo habitable. Ya vemos efectos serios sobre recursos de alimentos, conflictos, enfermedades, aumento de la migración, inestabilidad global. Somos, quizás, la última generación que puede aminorar el cambio climático que es la mayor amenaza a nuestra existencia.(6)
La energía sustentable sirve: los paneles solares y el viento son las formas más económicas de generar electricidad -más que la energía nuclear, el gas natural y el carbón y son además limpias. Por razones políticas los gobiernos se niegan a favorecer la energía verde pero financian combustibles fósiles sucios. La Unión Europea los subsidia con 12,000 millones de euros anuales. Los G20 subvencionan el carbón, el petróleo y el gas natural por US$ 444,000millones al año –subsidios directos, finanzas domésticas e internacionales e inversiones del estado. En el mundo los gobiernos los subsidian anualmente con entre US$ 775,000 millones a1 billón (sin incluir costos relacionados). Si agregamos “externalidades” relevantes, como lo hizo un estudio del Fondo Monetario Internacional(2015) los costos (no pagados) de los combustibles fósiles ascienden a más de US$ 5,3 billones (en inglés 5.3 trillion). Son US$ 10 millones por minuto.(7)
El tiempo es poco
El cambio climático es rápido pero los procesos de adaptación y supervivencia de plantas, animales y pájaros incluyen dos opciones solamente, moverse o adaptarse. Moverse no es fácil porque hemos transformado la geografía natural restringiéndola. Adaptarse lleva tiempo, no todas las especies lo logran. La velocidad del avance del cambio climático predice nuestra propia extinción. No podremos sobrevivir si otras especies colapsan. Este pasado junio en España la temperatura ambiente fue tal que se encendió la bosta causando incendios. En California (US)los mejillones se cocinaron en sus valvas. El jefe de estrategia de la British Petroleum, Dominic Emery, admitió que no todo el gas y el petróleo que existen verán la luz del día debido al cambio climático y elevado costo de extracción. (8)
En Canadá el proceso de calentamiento es el doble de veloz que en el resto del mundo (1.7 grados Celsius para el país, 2.3 grados Celsius en su norte). Los océanos que nos rodean han subido su temperatura y acidez y perdido oxígeno –efectos que se intensifican con mayores emisiones y amenazan los ecosistemas marinos.
Canadá sufre calor más intenso y frio menos intenso. Las estaciones de crecer plantas se extienden. Los glaciares se reducen. Los suelos permanentemente congelados (permafrost) se derriten. Las lluvias aumentan en partes del país pero cae menos nieve en otras; en el sur del país se proyectan veranos con menos precipitaciones. Un clima más caliente intensificará fenómenos climáticos extremos -olas de calor que contribuyan a las sequias e incendios y lluvias que causen inundaciones. En Canadá los eventos climáticos extremos se repiten: inundaciones en el sur de Alberta (2013), incendios en el norte de Alberta (2016), onda de calor en Quebec con 93 muertos (2018), vórtice polar en Manitoba y Saskatchewan con temperaturas de -47 grados Celsius (2019). Se predice la suba del nivel del mar con inundaciones en ambas costas oceánicas Atlántico y Pacífico; y menos hielo en el Ártico y el Atlántico Norte. (9, 10, 11,12)
Terminar con los subsidios a los hidrocarburos (carbón, petróleo, gas natural) y restringir su uso es crucial, al tiempo que se promueven, desarrollan y facilitan recursos de energía sustentables y limpios. Permitir que el precio de los hidrocarburos refleje su costo real, incluso externalidades, sería más fácil aceptar opciones verdes. Debemos informarnos y cuestionar la propaganda corporativa y sus soluciones falsas o incompletas. Las “soluciones naturales climáticas” como la reforestación y la agricultura sustentable son factibles pero sólo acompañadas de la disminución de emisiones en todas partes, y si se impide la explotación de nuevos recursos de hidrocarburos. (13)
El transporte es un desafío pero los biocombustibles no son una solución. Convertir soja, maíz o aceite de palma en biocombustibles contribuye a la deforestación, requiere gasolina y mucha agua. Pimentel y Patzek demostraron que se necesitan 1.5 galones de gasolina y 1,700 galones de agua para producir 1 galón de etanol. Ellos explican que los biocombustibles no pueden remplazar los combustibles fósiles y que la única solución es limitar el uso de combustibles fósiles. (14)
En Canadá Greenpeace favorece un Nuevo Pacto Verde surgido de las municipalidades del país. Y Europa tiene planes similares, por ejemplo en España se aplica el plan “un millón de árboles Málaga” contra la desertificación y en Barcelona la municipalidad aprobó el Plan del Verde y de la Biodiversidad 2020 con corredores verdes, y más, que se aplica en la ciudad desde el 2017. (17, 18)
La Fundación Suzuki trabaja en favor del derecho a un medioambiente saludable –a agua, aire y alimentos no contaminados y clima estable, ideas aprobadas por 172 municipalidades (Proyecto Punto Azul). Linda Duncan (parlamentaria) propuso el proyecto de ley C-438 sobre estos derechos pero la posibilidad de que la ley se apruebe es pequeña, aunque 150 países tienen leyes similares. (15, 16) El desafío real sin embargo sigue siendo la implementación de la ley.
Para Vandana Shiva el desafío es cambiar el paradigma dominante. El eco-imperialismo, dice, propone soluciones falsas y además injustas para los más vulnerables -que son los menos responsables por el cambio climático. Los ricos de todas partes favorecen el paradigma mecánico industrial dominante que la globalización ha impuesto al mundo, y sus padrones de producción y consumo. Es un modelo intenso en uso de energía y combustibles fósiles y costoso pero que se nos presenta como “la buena vida.” Se habla sólo de energía en forma de electricidad y combustibles, dice, nunca de la energía creativa, y no consumidora, del universo. Se proponen soluciones de mercado con costos billonarios y proyectos intrusos con la naturaleza, “buenos negocios” como la geoingeniería. Incluyen la creación de un aerosol de sulfato en la atmósfera que refleje la luz del sol fuera de la Tierra, o el uso de millones de lentes para lo mismo, o de partículas de hierro que secuestren carbón en el mar aunque puedan terminar con la vida marina. Las discusiones no mencionan ni la globalización ni la industrialización como problema y las soluciones son reduccionistas y mercantiles. (14)
En realidad, la triple crisis de cambio climático, alimentos y tope petrolero, que Shiva explica conectadas, crea un mandato de cambio hacia una edad “más allá del petróleo.” Una edad que comienza con un impuesto al carbono que emiten las corporaciones y sus sistemas de producción y transporte. Nos movemos hacia un cambio radical de nuestra forma de vivir aunque el mundo de consumo trate de continuarse y extenderse tentándonos con su propaganda y explotando debilidades humanas. Enfrentamos en estos tiempos límites un obstáculo mucho mayor que la falta de mercado o de dinero -creaciones nuestras que extendemos con crédito. Es el mundo natural el que se levanta como obstáculo infranqueable. Es el mundo natural el que nos devuelve químicos inyectados, peces muertos, suelos y aguas contaminadas, atmósfera poluta irrespirable. No es venganza, es consecuencia natural. Las emociones y la negación de ellas son siempre nuestras. El mundo natural, que es un milagro, nos niega nuestro mito de conquista. La encrucijada es clara: nos movemos más allá del petróleo por voluntad propia o sin ella. Ponemos, o no, fe en nuestra capacidad de desatar energías creativas hacia el cambio sistémico necesario para proteger nuestra especie y la vida, o seguimos caminando dormidos hacia la extinción. Tenemos la opción de despertar para crear democracias, economías y culturas vivas o no sobrevivimos. La decisión es nuestra pero implica el desafío a la estructura de poder humana dominante que hemos dejado extender como maleza y está a punto de ahogarnos.

“La tecnología existe: No tenemos el liderazgo y la ambición de hacer 
lo que se necesita…Corremos hacia el filo del abismo…”  
( Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas)

Referencias
(1) Mario Canseco, Research Co., The Tyee, Jan 3, 2019.
https://researchco.ca/2019/01/03/canada-climate-change/
(2) About, David Suzuki Foundation, One Nature, https://davidsuzuki.org/about/
(3) David Suzuki Foundation Newsletter, David Suzuki with Ian Hanington,Editor and writer, July 5, 2019
(4) Ten myths about climate change, WWF: https://www.wwf.org.uk/updates/10-myths-about-climate-change
(5) Granizo en sureste Francia, junio 17, 2019
https://www.alertageo.org/2019/06/17/tormentas-de-granizo-violentas-azotaron-francia-se-reportaron-danos-agricolas-catastroficos
(6) United Nations, Climate Change https://www.un.org/en/sections/issues-depth/climate-change/
(7) Fossil Fuel Subsidies Overview, Oil Change International, http://priceofoil.org/fossil-fuel-subsidies/
(8) As we boil, big oil finally admits it cannot burn all its oil. http://priceofoil.org/2019/07/03/as-we-boil-big-oil-finally-admits-it-cant-burn-all-its-oil/
(9) Canada Changing Climate Report, 2019, www.ChangingClimate.ca-CCCR2019 ; https://www.un.org/en/sections/issues-depth/climate-change/
(10) Global Climate Change, The Effects of Climate Change, https://climate.nasa.gov/effects/
(11) Canadian Prairies colder than North Pole, almost as cold as Mars, Jan 30, 2019, Global News. https://globalnews.ca/news/4906382/prairies-cold-north-pole-mars/
(12) More than 90 deaths now linked to heat wave in Quebec, Allan Woods, Quebec Bureau, July, 2018 https://www.thestar.com/news/canada/2018/07/18/89-deaths-now-linked-to-heat-wave-in-quebec.html
(13) Big Oil s “Natural Climate Solutions” Feasibility Overblown, Critics Say, Desmogblog, July 2019. https://www.desmogblog.com/2019/07/06/big-oil-natural-climate-solutions-nature conservancy?utm_source=desmog%20%20weekly%20newsletter
(14) Soil Not Oil. Climate change, peak oil and food insecurity, Vandana Shiva, Zed Books, London (2008).
(15)Greenpeace Canada, What is the Green New Deal,
( https://www.greenpeace.org/canada/en/story/23761/infographic-what-is-the-green-new-deal/ ).
(16) Project Blue Dot, Environmental rights, https://davidsuzuki.org/project/blue-dot-movement/
(17) Un millón de árboles Málaga: http://www.malagaviva.org/6884/millon-arboles
(18) Plan del Verde y de la Biodiversidad 2020, Barcelona https://ajuntament.barcelona.cat/ecologiaurbana/sites/default/files/PlanVerde_2020.pdf
Fuente: Rebelión.org

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques