Patagonia Argentina - Esquel: 10 años del plebiscito anti-minero



Con una multitudinaria marcha se recordó en la cordillera 
la consulta por el No a la mina.
A diez años del plebiscito que definió la postura de Esquel ante el proyecto minero del Cordón Esquel que se pretendía desarrollar por parte de la empresa Meridian Gold, ayer se realizó una multitudinaria marcha por la ciudad, celebrando el resultado que aquel 23 de marzo de 2003 que arrojó un 81% por el No a la mina. Más de 2.000 personas se reunieron para salir por las calles con cánticos, murgas y mucho colorido.
Participaron también vecinos de la Comarca Andina, de Trevelin y otros puntos de la provincia, escuelas y distintas organizaciones, como también asistieron concejales del Frente Para la Victoria, entre ellos Horacio Iturrioz y Jorge Paz, y la diputada Rosa Chiquichano, que incluso hizo uso de la palabra.
No faltaron las poesías, los recuerdos y los coincidentes rechazos a la minería en cada palabra, y hasta repartieron torta y algunos artistas locales subieron al escenario de la glorieta de la plaza.
Militantes opositores de esa época y los más jóvenes se concentraron en la plaza San Martín, de donde se desplazaron con la clásica bandera que encabeza cada una de sus manifestaciones, pancartas y cánticos en sostenido rechazo a la mega-minería, y prometiendo continuar con la resistencia resumido en “no pasarán” que pregonan hace varios años.
La consulta popular fue determinada por la municipalidad, cuando Rafael Williams estaba en su primera gestión como intendente, en medio de fuertes enfrentamiento verbales y hasta físicos de las dos posturas, que se encontraban en las calles a discutir en torno al proyecto que impulsaba la compañía minera Meridian Gold de capitales canadienses.
El debate se centraba en todos los ámbitos públicos y el trato era según la opinión que se tuviera, a favor o en contra de la minería. Las asambleas que habían empezado mucho antes de ese plebiscito analizaban el proyecto las partes, y era común encontrar grupos antagónicos discutiendo en cualquier esquina de la ciudad.
Después de ese resultado marcado por el alto porcentaje de votantes que le dijo No al emprendimiento del Cordón Esquel, la empresa decidió retirarse dejando a una sociedad enfrentada, incluso familias y amistades quebradas por la causa, y era frecuente que en cada lugar se preguntara si el vecino estaba a favor en contra de la mina, y según su afirmación era el trato que recibía.
Posturas bien marcadas
Diez años después el tema minero está candente, con un renovado proyecto que alienta la empresa Minas Argentinas, de explotación subterránea, aunque sin avance a la espera de un marco regulatorio que rija la actividad en la provincia. Hoy por hoy se mantienen dos posturas bien marcadas, pero con notoria tranquilidad social en comparación con esos años violentos.
La marcha de vecinos de la víspera fue parte de una serie de actividades organizadas por los vecinos autoconvocados por el “no a la mina” para celebrar el triunfo del 2003, que promueven muestras fotográfica y de elementos alusivos, charlas y manifestaciones.
Esta movilización fue acompañada tuvo una breve parada en la esquina de San Martín y 25 de Mayo, donde otrora fuera el edificio de Meridian Gold, y donde se encuentra una plaqueta en homenaje al triunfo antiminero. Personal de tránsito municipal y efectivos de la Policía Provincial siguieron la movilización de forma discreta, para garantizar la seguridad de las personas en la vía pública. 
Fuente: Jornada
------------------------------

“Vamos a seguir haciendo historia”
Como en los viejos tiempos, como en aquellas primeras marchas, y después de haber realizado importantes actividades conmemorativas durante la semana, un numeroso grupo de vecinos de Esquel se congregó en la tarde de ayer en la plaza San Martín para marchar por las calles de la ciudad, en el marco del décimo aniversario de la histórica Consulta Popular que se realizó el 23 de marzo del 2003 y que tuvo como resultado el contundente rechazo al embate minero por un 81 por ciento. No sólo ratificaron aquella decisión, sino que también recordaron la lucha realizada y que la que aún continúa. La vecina Silvana Villivar una de las oradoras de la jornada, destacó, “vamos a seguir haciendo historia. No hay que rendirse, basta de tanto saqueo y de tanta mentira”.
El 23 de marzo del 2003 no fue una fecha más para la comunidad de Esquel, ya que ese día se iba a dirimir cuál era la voluntad de la población respecto del embate minero de la empresa canadiense Meridian Gold, el cual había arribado a la ciudad con la firme intención de explotar los recursos pero con la torpeza de subestimar a las personas que vivían allí. No fue fácil la resistencia que tuvieron que ejercer los vecinos de Esquel contra el emprendimiento aurífero, ya que muchas eras las presiones políticas en aquél momento y había un gran desconocimiento sobre la actividad en la comunidad. Sin embargo un grupo de personas comenzó a convocarse y a reunirse con periodicidad para informarse al respecto y conocer cuál era el alcance de la megaminería. Así nació la Asamblea de Vecinos de Esquel que, una vez que tomó conciencia de que el proyecto minero iba a ser perjudicial para ciudad y su ambiente, no tardó en convertirse en la Asamblea de Vecinos Autoconvocados por el NO a la mina.
A partir de esto, los vecinos que se manifestaron en contra de la megaminería, los cuales fueron aumentando cada vez más, se declararon como fervientes defensores de la vida y del medio ambiente. Su intención era clara, no iban a permitir la explotación, destrucción y contaminación de sus recursos. De esta manera propusieron que se realizara una Consulta Popular para dirimir, de una vez por todas, la cuestión minera, y después de idas y vueltas, el Ejecutivo Municipal de aquel momento, encabezado por el actual intendente Rafael Williams lo aceptó y el Concejo Deliberante lo aprobó. Esto dio pie a la realización del histórico plebiscito que ayer se conmemoró, en el que el 81 por ciento de los vecinos de Esquel le dijo NO a la mina. El resultado fue más que contundente, a pesar de que hubo un pequeño sector que se proclamó a favor por haber visto una posible fuente laboral en aquel proyecto.
Diez años después, los vecinos por el NO a la mina de Esquel se concentraron en gran número en la plaza San Martín, tal como lo vinieron haciendo en innumerables ocasiones, para conmemorar el décimo aniversario de la Consulta Popular que rechazó rotundamente el embate minero. Allí se realizaron diversas actividades, las que se sumaron a las que ya se venían llevando a cabo durante la semana, y finalmente protagonizaron una marcha multitudinaria, como en los viejos tiempos, que recorrió las calles céntricas de la ciudad.
Orgullo esquelense
Una de las voces que se escuchó en el acto por el 10° aniversario de la Consulta Popular fue la de la vecina Silvana Villivar, quien manifestó que “yo hoy por hoy no vivo acá pero me siento muy orgullosa de ser esquelense, de haber nacido acá, porque esta es mi gente. Me emociona muchísimo y me enorgullece saber que acá hay gente que tiene fuerza y polenta, que no se calla y que no se rinde”, al tiempo que señaló que “quiero reivindicar a dos personas que pusieron todo su trabajo para que esto de la minería no siga adelante, obviamente que con el acompañamiento de la gente, de las personas que están y que ya no están, y lo digo también por mi abuelo que hoy no está pero que está presente de alguna manera. Quiero invitar a Gustavo (Macayo) y a Rosa (Chiquichano), quienes fueron parte importante de esto. Yo acompañé poniendo mi buen nombre y apellido y ellos me acompañaron en todo”.
Seguidamente, sostuvo que “la emoción por ahí me juega en contra pero quiero darle las gracias a los medios de comunicación que siempre estuvieron presentes, a Canal 4, las radios y los diarios, ya que podrían haber tenido miedo pero no fue así. En el 2002 no se sabía quién jugaba para el No a la mina y quien para el Sí, era todo incierto. Tocabas el tema del No a la mina y algunas personas se enojaban”, mientras que destacó que “el día del plebiscito fue tan emocionante porque participó gente de todos lados, los distintos barrios se asomaron en el centro para festejar el triunfo. Estas cosas te enorgullecen y yo desde mi humildad siempre me emociono con la gente de mi barrio, porque yo soy una chica de barrio, yo nací en el Ceferino, donde hay mucha gente buena ahí y si alguno de acá es de allá que se sienta orgulloso”. En tanto aseguró que “me siento feliz de la gente que me rodea y de todos ustedes. Gracias, mil gracias por acompañar en todo momento y vamos a seguir haciendo historia. No hay que rendirse, basta de tanto saqueo y de tanta mentira”, concluyendo que “hoy tengo dos hijas y sé que en algún momento de mi vida voy a ser abuela así que quiero morirme sabiendo que les dejo algo a mis hijos. No hablo de plata, sino de la tierra, de esto tan lindo que nos rodea: el agua, la tierra, la montaña y el aire. Vamos a seguir adelante, carajo”.
La jornada estuvo acompañada por un marco muy colorido, con diversos espectáculos musicales, murgas y una rica torta que fue degustada por los presentes.
Fotos: Lucas Chiappe

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia