Un afamado astrofísico británico afirma haber hallado rastros de otro universo




Hasta ahora creíamos que el Universo nació unos 14.000 millones años atrás, cuando el famoso Big Bang inició todo lo que conocemos, incluyendo las leyes físicas, el espacio y el tiempo. Pero el renombrado físico Roger Penrose está desmontando esta teoría, nada más y nada menos. En un ensayo publicado reciente, afirma haber hallado rastros de otro universo. Y por si fuera esto sorprendente aquí no termina todo: el universo descubierto es más viejo que el nuestro. Es decir, si su hipótesis es aceptada, ya puede la cosmología desechar buena parte de sus bases teóricas, porque sería como cuando pesábamos que la tierra era cuadrada.
Penrose publicó un ensayo en ArXiv.org hace menos de una semana, dónde analiza la información recabada por la sonda WMAP durante sus diez años de observación. El equipo que dirige este afamado científico británico ha encontrado unos anillos de forma regular que aparecen en el fondo del microondas cósmico y aseguran que son como fósiles de un antiguo universo. Según la nueva teoría, el espacio y el tiempo es más antiguo que el Big Bang, y el universo tal y como lo conocemos es apenas un ciclo de continuos rebotes que Penrose a bautizado como eones.
Resumiendo, el concepto de Penrose es diametralmente opuesto a la teoría clásica del universo inflacionario, el modelo más ampliamente aceptado en cosmología. Esa teoría sostiene, simplificando mucho, que el Universo se formó por una expansión ultrarápida desde los instantes iniciales del Big Bang y su ensanchamiento continua con menor velocidad pero sin pausa.
Lo que sugiere Penrose es que el universo volverá, en un futuro lejano, a repetir la historia: un nuevo Big Bang y a repetir el ciclo. Si, por supuesto, en este Big Bang ya nos podemos despedir de todo. Según Penrose, en esos instantes iniciales la geometría del universo será suave y lineal, unas condiciones extrañas, como cuando uno está en el ojo de un tornado que todo alrededor tiene una extraña calma. Pero la calma se convierte en tormenta, el universo expandido e infinito se contrae súbitamente y estalla en un nuevo Big Bang.
El profesor Penrose, de la Universidad de Oxford, y su colega Vahe Gurzadyan de la Universidad Estatal de Yerevan en Armenia, exploraron 11.000 zonas de nuestro espacio buscando estos fósiles del universo pasado. La búsqueda permitió obtener 12 candidatos que presentaban los círculos concéntricos que sostienen la nueva teoría revolucionaria.


Vía | www.bbc.co.uk
Fotografía | NASA WMAP Science Team

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia