Argentina, Tucumán: Mientras la vida en la cuenca Salí-Dulce desaparece, Alperovich pide “tratar de no contaminar”




Esteban Stanich (PRIMERA FUENTE)

Como alternativa a las sanciones contra las empresas que incumplen la normativa ambiental o aplicar una efectiva política ambiental, el gobierno recurre a la buena voluntad del empresariado para disminuir la contaminación que se causa. Hoy se reunirá por enésima vez el comité de Cuenca Salí-Dulce.

La incapacidad que durante más de siete años demostró el gobierno de José Alperovich para impedir que las empresas tucumanas contaminen la cuenca Salí-Dulce se vio notoriamente reflejada ayer cuando el primer mandatario, lejos de dar precisiones sobre un plan serio de política ambiental, sólo atinó a salir del paso con frases hechas ante el requerimiento periodístico.

“Hay que trabajar para tratar de no dañar. Primero, nos estamos dañando a nosotros mismos, no tan sólo a los santiagueños. Hay que trabajar para que no se contamine. Hace falta más”, atinó a decir el gobernador frente al alarmante diagnóstico en el que se encuentra el embalse de Río Hondo y sus ríos tributarios.

Alperovich adelantó, además, que el ministro de Producción, Jorge Gassembauer (de quien depende la Secretaría de Medio Ambiente) se reunirá estos días con el intendente de Las Termas de Río Hondo, Miguel Roberto Mukdise. La ola de críticas desde la vecina provincia, sumadas a las hasta ahora poco efectivas, causas judiciales por el daño ambiental que se produce desde Tucumán, serán motivo de la charla que mantendrán ambos funcionarios.

Mientras la mortandad de la fauna ictícola avanza a mayor velocidad que los resultados concretos (y las promesas), por enésima vez el Comité de Cuenca Salí-Dulce volverá a reunirse. El encuentro, convocado de urgencia, se realizará hoy en la ciudad de Santiago del Estero y estará presente el secretario de Medio Ambiente de la provincia, destinatario de todas las miradas.

Montalván, según publicó el matutino santiagueño El Liberal, afirmó días atrás que “el embalse Río Hondo no muestra signos de contaminación”. Lo dijo 48 horas después de que técnicos santiagueños y tucumanos constataran la presencia de algas en el embalse y de una sustancia rojiza nauseabunda en el arroyo Matazambi donde se encontraron peces muertos por la supuesta falta de oxígeno en el agua.

“Nuestros técnicos estuvieron el miércoles en el embalse Río Hondo y nos informaron que la situación no es alarmante, que los parámetros eran normales”, sostuvo Montalván.

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente