SE FUE EL DAKAR, NOS QUEDARON LOS RESIDUOS PELIGROSOS



La Dirección de Residuos Peligrosos de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación detectó una mala gestión de residuos peligrosos en el Dakar
SE FUE EL DAKAR Y NOS QUEDARON SUS RESIDUOS PELIGROSOS
Tal como anticipáramos desde FUNDAVIDA, la insufrible competencia en la que jeques árabes aburridos y pilotos en decadencia de otras categorías automovilísticas, se prestan a un show circense que nada tiene que ver con el deporte, finalizó dejándonos una secuela de agresiones de todo tipo.
Además de enormes dificultades para la circulación normal en las zonas donde transcurrió, quedaron caminos destruidos, santuarios naturales agraviados, muertos en accidentes provocados por el desatino de trazados que transcurrieron por rutas vecinales destinadas a la producción y el trabajo y finalmente, como anticipáramos, residuos peligrosos esparcidos a lo largo del país.
El pasado 14 de enero, inspectores de la Dirección de Residuos Peligrosos de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, detectaron una incorrecta gestión de los residuos peligrosos generados en el Rally Dakar en la ciudad de San Juan.
Durante la realización de actividades de control y fiscalización en el marco de la ley 24.051 de Residuos Peligrosos, los inspectores observaron que los residuos generados en el predio Bivac por los vehículos y sus equipos de mantenimiento mecánico, fueron acopiados en bolsas amarillas sin la correspondiente segregación ni clasificación diferenciada entre residuos sólidos urbanos y residuos peligrosos.
De este modo, la actividad de control de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación impidió que se dispusieran residuos peligrosos en un relleno sanitario municipal no habilitado a tal fin, protegiendo de este modo la salud de la población y el ambiente en general.
Se impuso a los responsables el transporte de los residuos peligrosos detectados a una planta de operaciones de residuos peligrosos habilitada para su tratamiento y disposición final adecuada, sin perjuicio de la aplicación del régimen sancionatorio que corresponda según la normativa vigente.

http://www.fundavida.org.ar

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia