Cuando los números mienten








Víctor J. Sanz
Impresiones mías



¿Quién no ha usado alguna vez la expresión “los números no mienten”? Pues bien, hoy demostraré que esta afirmación no siempre es cierta.
Hay muchas definiciones de contabilidad, pero una de las más simples y fáciles de entender es esta: Contabilidad es el conjunto de normas y reglas de registro ordenado y estructurado de las operaciones económicas que afectan a las distintas masas patrimoniales de una empresa, de manera que reflejen lo más fielmente posible la situación patrimonial de la misma, constituyéndose en una herramienta eficaz para la toma de decisiones.
Entre las operaciones económicas que se reflejan en la contabilidad estarían por ejemplo, la compra de una maquinaria con la que se fabrica el producto que la empresa pretende vender, al igual que la furgoneta con la que pretende realizar su distribución en el mercado, pero también el salario del operario de la máquina o el del conductor de la furgoneta, así como el precio de la energía que hace funcionar la máquina, como la gasolina que hace funcionar el motor de la furgoneta, como las correspondientes cargas sociales.
Ahora bien, ¿recoge la contabilidad absolutamente todos los movimientos económicos en los que interviene directa o indirectamente la empresa?, la respuesta es no . La contabilidad oficial no contempla el registro de importantes y cuantiosas operaciones que tienen lugar como consecuencia de la actividad de ciertas empresas.

Un par de ejemplos han de bastar para tener una idea más clara de la exposición:

1) Central nuclear de Fukushima. Si la contabilidad de Tokyo Electric Power Co. (Tepco), la empresa que opera la central, recogiese los costes sociales que han de derivarse del desastre de su central, el precio del producto final, es decir, la electricidad, sería con toda seguridad muy superior al actual, y muy pronto la sociedad se daría cuenta de que la energía nuclear no merece la pena, ni económica, ni social ni medioambientalmente.
2) Chevron. Antes de ser adquirida por Chevron, la compañía Texaco vertió 84.000 millones de litros de residuos tóxicos en ríos y acuíferos de la Amazonía ecuatoriana, con el consiguiente e incalculable daño ecológico. Recientemente, Chevron ha sido multada con 8.600 millones de dólares por estos vertidos. Dejando de un lado que la compañía apelará esta sentencia y que un juez estadounidense sin competencia alguna ya se ha apresurado a obstaculizar el proceso, la compañía Chevron obtuvo en 2.010, un beneficio de más de 19.000 millones de dólares, es decir, la multa equivale al beneficio obtenido durante menos de 6 meses, cuando los vertidos duraron 18 años y sus efectos perdurarán aún mucho más en el tiempo. Si el coste real de este daño fuera integrado en la contabilidad de la compañía, el precio final de los productos obtenidos a partir del crudo extraído sería probablemente mucho mayor de lo que ya es en la actualidad; y muy pronto la sociedad se daría cuenta de que la explotación incontrolada de recursos naturales no merece la pena, ni económica, ni social ni medioambientalmente. Más información.
Conclusión 1 : Los números mienten en tanto en cuanto no se obligue a las empresas a incluir absolutamente todos los costes en sus balances. Las actividades más perniciosas para la sociedad quedarían marcadas por una escasa o nula rentabilidad, lo que tendría como consecuencia directa que los accionistas e inversores se apartarían de ellas como de un apestado. Es decir, que mientras salga más barato contaminar y pagar una multa ridícula que no contaminar, las industrias seguirán contaminando, produciendo con ello un coste, generalmente, colectivo y un benficio, generalmente, privado.
Conclusión 2 : Es triste pensar que mientras no nos cueste dinero de nuestros bolsillos y "solo tengamos que pagar” con la vida de unos indígenas que vivían, según los casos, a miles de kilómetros de nosotros, no seremos capaces de percibir, y frenar, el verdadero coste de la actividad humana sobre el planeta.
Más información: http://en.wikipedia.org/wiki/Full_cost_accounting

Fuente: http://impresionesmias.com/2011/03/24/cuando-los-numeros-mienten/


---------------------------------

Patético: 'Los Simpson', censurados en varias televisiones europeas tras el desastre nuclear de Fukushima

La cadena alemana Pro7 visionará los episodios con alusiones a desastres nucleares en la planta de Springfield.
La austríaca ORF retrasa la emisión de ocho capítulos hasta finales de abril.
La suiza SF estudiará, "caso por caso", episodios susceptibles de ser eliminados.
 
La central nuclear de Springfield, en donde trabaja Homer Simpson, nunca se había visto tan amenazada como hasta ahora. El accidente nuclear en la central japonesa de Fukushima ha generado que varias televisiones europeas hayan decidido revisar, e incluso cancelar, varios episodios de Los Simpson en donde se bromea sobre los accidentes nucleares.

La cadena alemana Pro7, que emite en ese país la popular serie estadounidense, ha sido la primera en anunciar la censura en algunos episodios, que serán visionados previamente para eliminar o reemplazar cualquier alusión a un desastre en la planta que dirige el perverso Mr. Burns.
Austria y Suiza no han tardado en seguir la estela de la televisión alemana. Así, la cadena austríaca ORF ha retirado dos episodios: el número 66 (Marge consigue un empleo), que muestra la muerte de los científicos Marie y Pierre Curie por envenenamiento tras la exposición a la radiactividad. También el episodio 346 (Cuando el día está claro no veo a mi hermana), en el que los personajes bromean sobre una fusión nuclear. Según el diario alemán Tagesspeigel, la cadena ORF ha retrasado la emisión de ocho episodios de Los Simpson hasta finales de abril.
La suiza SF ha anunciado que tampoco retransmitirá ningún episodio de Los Simpson que trate el tema de la inseguridad atómica, aunque todo dependerá de cómo transcurra la situación de la central japonesa, según ha explicado un portavoz de SF al diario alemán Taz: "Habrá que ver caso por caso. Si por ejemplo la central (de Springfield) explotase, sería inoportuno emitir ese episodio".
20MINUTOS.ES.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques