No necesitamos la energía nuclear





Autor: Kumi Naidoo


Han transcurrido catorce días desde el pasado 11 de marzo y todavía es imposible comprender la magnitud de la tragedia que está azotando a Japón. El número de historias personales con desenlaces trágicos no tiene fin. 

Pero al dolor y la solidaridad que siento por el pueblo japonés se une, estos días, otro sentimiento: la rabia. Mientras esperamos ansiosos cada nuevo dato procedente del complejo nuclear de Fukushima, confiando en que se detengan las fugas de radiactividad, gobiernos en todo el mundo continúan promoviendo la inversión en energía nuclear. Sin ir más lejos, la semana pasada, el gobierno de mi país de origen, Sudáfrica, anunció la modificación de su plan energético para añadir 9.600 MW al total de energía producida mediante nucleares. 

Existen dos falsedades muy peligrosas que se barajan entorno a la energía nuclear: La primera, que la energía nuclear es segura, la segunda, que es esencial en un contexto de cambio climático. 

La tecnología nuclear es inherentemente insegura porque siempre será vulnerable a errores humanos, a desastres naturales, a fallos de diseño o a ataques terroristas. Lo que vemos estos días en Fukushima no es más que un ejemplo de lo que puede suceder cuando fallan los sistemas de refrigeración de una central. Los reactores resistieron el terremoto y el tsunami, pero el fallo del sistema de refrigeración llevó al sobrecalentamiento de los reactores y fue lo que causó la liberación de radiación. 

El listado de enfermedades que puede provocar la exposición a la radiactividad es terrorífico (mutaciones genéticas, malformaciones, cáncer, leucemia y desórdenes en varios sistemas) y, pese a que la industria argumenta que la trayectoria de las nucleares en el mundo es poco menos que intachable y presenta los accidentes de Chernóbil o Three Mile Island como meras excepciones, no podemos olvidar que la Agencia Internacional de la Energía Atómica ha recibido más de 800 notificaciones de episodios significativos. 

Respecto a la necesidad de la energía nuclear para hacer frente al cambio climático, debe recordarse el estudio “Energy [R]evolution” (R[e]evolución Energética), publicado conjuntamente por Greenpeace y el European Renewable Energy Council, en el que se demuestra que podemos vivir sin energía nuclear ni combustibles fósiles y que la apuesta por las energías renovables, no sólo es la mejor para proteger el clima, sino también la más económica y saludable. 

Lo anterior lo confirma el escenario energético presentado recientemente por la conservadora Agencia Internacional de la Energía en el que se demuestra que, incluso en caso de que la energía nuclear se cuadruplicara en 2050, el porcentaje de energía que proporcionaría a nivel global sería menor al 10% y sólo cubriría una reducción del 4% de las emisiones de CO2 y que las mismas inversiones destinadas a energía eólica o solar arrojan resultados mucho mejores. 

La apuesta por la energía nuclear, además, desvía gran cantidad de recursos de las verdaderas soluciones: las energías renovables que ni son peligrosas, ni se agotan, ni contribuyen a la generación de conflictos internacionales como lo hacen los combustibles fósiles (y mientras escribo esto, no puedo evitar pensar en Libia). Es cierto que van a ser necesarias inversiones financieras iniciales, pero el coste de las renovables será competitivo en breve gracias a los desarrollos tecnológicos y la competencia en el mercado y sus beneficios no sólo serán relevantes en la lucha contra el cambio climático sino también en términos de generación de empleo. 

Desde Greenpeace nos unimos al llamamiento del Centro Japonés de Información Nuclear para que el gobierno japonés mejore sus planes de evacuación y de protección de los ciudadanos que se encuentran todavía dentro del radio de exclusión de 30 km alrededor de la central y, mientras crece la contaminación de alimentos y agua potable, se agotan las reservas de tabletas de yodo en tiendas de todo el mundo y se activa la alerta por “columnas de humo radiactivo” en lugares tan lejanos de Japón como Los Ángeles, consideramos indispensable que como ciudadanos del mundo sigamos alzando nuestras voces en contra de la energía nuclear. Necesitamos una auténtica revolución energética y la necesitamos ya. 

Resumen del artículo que el Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, escribió para los periódicos International Herald Tribune y New York Times.


Fuente: Fundación EROSKI

-------------------------------------------------------------------------------------

«LA SITUACION HA LLEGADO A UN PUNTO EN DONDE EL PELIGRO ES REAL»

El escritor especializado en energía nuclear Hiroske Takashi ha alertado, en una entrevista televisiva recogida por Rebelión, de los errores que los medios de comunicación transmiten sobre el peligro de la radiacion en Fukushima. «Dicen cosas estúpidas, como que en la vida diaria estamos expuestos a radiación proveniente del espacio. Pero eso es un milisievert por año. Un año tiene 365 días, un día tiene 24 horas; si se multiplica 365 por 24, da 8.769. Si se multiplica esto por 400 milisieverts (lo detectado en los alrededores de Fukushima), recibes 3.500.000 de veces la dosis normal. ¿Y lo llaman seguro? ¿Qué medio ha reportado esto? Ninguno», afirma Takashi. También rechaza que se pueda comparar con la radiactividad recibida en una tomografía, que sólo dura un instante. «La razón por la cual se puede medir la radioactividad es porque hay una fuga», pero advierte del peligro «cuando el material radioactivo entra en el cuerpo y se irradia desde adentro». Añade que el mayor peligro, lo corren las mujeres, especialmente las embarazadas y los niños pequeños. «Hay menciones al yodo y al cesio, pero eso no es una solución. No están usando los dispositivos de medición adecuados», explica.
Igualmente, rechaza que el lanzamiento de agua sirva para controlar la temperatura y apuesta por la construcción de un sarcófago de cemento como en Chernobil, pero cree que no se hace por no admitir el error del verdadero riesgo. «Quieren tranquilizar a la gente, quieren evitar el pánico. Lo que necesitamos ahora es un pánico adecuado porque la situación ha llegado un punto donde el peligro es real», asegura.

Fuente: http://www.gara.net/paperezkoa/20110327/256257/es/Temor-alta-radiactividad-mar-cercano-Fukushima

---------------------------------------------------------------


Afirman que hay plutonio en el suelo de Fukushima

Un informe de TEPCO estima que el material radiactivo proviene del combustible de uno de los reactores averiados. También se descubrió que agua altamente contaminada desembocó en el exterior de la planta nuclear.
Rastros de plutonio fueron hallados hoy en el suelo en cinco áreas de la central nuclear de Fukushima, según informó la agencia de prensa japonesa Kyodo, que cita un informe del operador Tokyo Electric Power Co (TEPCO).
TEPCO estima que el plutonio proviene del combustible de uno de los reactores averiados. En tanto, hoy se informó que fue descubierta agua con altos niveles de radiación en los túneles que pasan bajo los edificios de los reactores 1, 2 y 3 y que desembocan en el exterior. Este descubrimiento podría agravar el temor a una contaminación masiva alrededor de la instalación. "Encontramos agua acumulada en los pozos de observación de un sector subterráneo que desemboca en el exterior del edificio del reactor 2, con un nivel de radiactividad superior a 1.000 milisieverts por hora", indicó un portavoz de TEPCO. Ya se habían observado capas de agua radiactiva, muy probablemente procedente de los reactores, en el subsuelo de las salas donde se encuentran las turbinas, pero es la primera vez que los ingenieros de TEPCO detectan la presencia de agua contaminada en el exterior.
El director general de la agencia nuclear de la ONU, Amano ha manifestado que la situación en la central nuclear de Fukushima Daiichi (Japón), dañada gravemente hace dos semanas por un terremoto y posterior maremoto, sigue siendo "muy grave", y que la crisis "todavía no se ha superado". "Recibimos señales cruzadas (del desastre). Estamos muy lejos de poder relajarnos", sin entrar en detalles técnicos sobre el estado actual de la situación en la planta.
(Fuente: Agencias)


--------------------------------------------------------

Centenares de japoneses piden en Tokio y Nagoyra el cierre de las centrales nucleares

AFP
La Jornada



Nagoyra, Japón. Varios cientos de personas manifestaron el domingo en Tokio y Nagoyra (centro de Japón) para pedir que se abandonen las centrales nucleares, después del accidente sufrido en Fukushima, constataron periodistas.
En un país donde tradicionalmente los militantes antinucleares son escasos y tienen poca audiencia, unas 300 personas se congregaron en Nagoya convocadas por estudiantes de secundaria preocupados por la situación en la central nuclear Fukushima 1, situada en el noreste del archipiélago.
En Tokio, aproximadamente 300 personas desfilaron en el distinguido barrio de Ginza, gritando consignas como "Nosotros no necesitamos la energía nuclear".
Rectifica Tepco: radiación en Fukushima no es 10 millones de veces arriba de lo normal
Japón advirtió este domingo que el peligro de una catástrofe nuclear dista mucho de haber sido descartado en la central de Fukushima, donde se registraron escapes mucho más radiactivos que la víspera.
Una radiactividad muy elevada fue medida este domingo en una capa de agua que escapó del reactor 2 de la central nuclear accidentada de Fukushima (noreste), por lo que se procedió a suspender las operaciones de bombeo y a evacuar al personal, anunció la agencia de prensa Jiji.
El nivel medido en el agua hallada en el subsuelo de la sala de la turbina situada detrás del reactor es de mil milisieverts por hora, declaró un portavoz del operador Tokyo Electric Power (TEPCO).
La cantidad de radiación que reciben las personas se mide en milisieverts (mSv), es decir, la milésima parte de un sievert. Un sievert (Sv) es la unidad que mide la dosis de radiación absorbida por la materia viva.
Tras haber anunciado en un primer momento que esa cifra era "10 millones de veces más elevada" que la normal, TEPCO convocó a una conferencia de prensa urgente para admitir que se equivocó y explicó que el error se originó al confundir los elementos radiactivos analizados.
En cambio, TEPCO confirmó el nivel de "mil milisieverts por hora".
Esto significa que el combustible en el núcleo del reactor probablemente sufrió daños durante un comienzo de fusión que tuvo lugar justo después de sismo y del tsunami del 11 de marzo, agregó.
"Hemos detectado en las muestras de agua tasas elevadas de cesio y de otras sustancias que generalmente no se encuentran en el agua del reactor. Existe una fuerte probabilidad de que las barras de combustible hayan sido dañadas", advirtió.
"Ese nivel muy elevado de radiactividad es justo una prueba directa de que el corazón del reactor se ha fundido", confirmó Olivier Isnard, experto del Instituto Francés de Radioprotección y de Seguridad Nuclear (IRSN).
"Pero el agua contaminada va a ser difícil de tratar, ya que no se la puede meter en camiones-cisternas, y mientras esté ahí el trabajo no puede reiniciarse", advirtió.
Según él, el elevado nivel de radiactividad en el mar indica que el agua contaminada ha comenzado "a escaparse".
Ya se detectaron niveles de radiactividad de varios centenares de milisieverts por hora alrededor de los reactores dañados de la central, obligando a una evacuación temporal del personal.
El jueves pasado tres obreros, calzados únicamente con botas de goma, sufrieron radiaciones al caminar en un charco de agua muy radiactiva durante una intervención en la sala de la turbina del reactor 3, donde el nivel de radiación era de 180 milisieverts por hora. Dos de ellos tuvieron que ser hospitalizados con quemaduras en los pies.
Fuente: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2011/03/27/rectifica-tepco-nivel-de-radiacion-en-reactor-2-de-fukushima-no-es-10-millones-de-veces-arriba-de-lo-normal

--------------------------------------------------------------------

Protestas masivas en Alemania contra uso de la energía nuclear

Harald Neuber
Prensa Latina


Bajo el lema "Fukushima reclama: Apagar todas las centrales nucleares", más de 250 mil personas se manifestaron hoy en cuatro ciudades alemanas contra el uso de la energía nuclear.

  Un día antes de las decisivas elecciones en los estados federados de Baden-Wurtemberg y Renania-Palatinado, los participantes de las marchas en Berlín, Hamburgo, Colonia y Munich aumentaron la presión al gobierno de la canciller Angela Merkel.

Solamente en Berlín, 120 mil críticos de la energía nuclear - entre ellos muchas familias jóvenes con niños - marcharon de la plaza Potsdamer Platz hasta la avenida del 17 de junio en el centro de Berlín.

Según informaciones de los organizadores, en Hamburgo se contabilizaron 50 mil participantes, mientras en Colonia y Munich 40 mil personas seguían la llamada a la protesta.

Las manifestaciones fueron organizados por una alianza amplia de organizaciones a favor de la protección del ambiente y apoyados por sindicatos, partidos de la oposición y las iglesias.

Los asistentes guardaron un minuto de silencio para las víctimas del catástrofe natural en Japón.

A finales de la marcha en Berlín, los organizadores hicieron un balance positivo: "La única respuesta del gobierno de Merkel al catástrofe de Fukushima puede ser la desconexión inmediata de las centrales nucleares".

En el país germano existen 17 plantas atómicas en operaciones, a pesar de que el gobierno decidió apagar algunas de ellas de manera transitoria.

El jefe de la Federación de los Sindicatos de Alemania, Michael Sommer, exigió "una salida ordenada de la tecnología nuclear".

A la par, el jefe del partido socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel, consideró la alta participación en las protestas como confirmación del rechazo del uso de la energía nuclear por su partido y otras agrupaciones de la oposición.

A pesar de las manifestaciones, el gobierno de Merkel no descarta el uso de la energía nuclear.

En los últimos meses, la canciller rechazó reiteradamente el abandono de esta modalidad, calificándola como "tecnología de puente", necesaria hasta el desarrollo pleno de fuentes de energía renovable.

Mientras, representantes de la industria nuclear anunciaron la intención de defender el uso de la tecnología peligrosa en una comisión de ética, establecida por el gobierno de Merkel.

Fuente: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=275293&ItemidEl dato muestra que la mayoría no aprueba la gestión del Ejecutivo en el accidente nuclear en la planta de Fukushima 1 (noreste de Japón), provocado por los efectos del terremoto y posterior tsunami del día 11 de marzo en Japón.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques