Marie Monique Robin: “La fábrica de la duda manipula e intoxica la información”







Escrito por Dra Graciela Gomez


Sin dudas el documental más buscado en estos días es : "Nuestro veneno cotidiano" de la investigadora Marie Monique Robin. Entre la miles de entrevista realizadas en Francia luego de la presentación que tuvo récords de audiencia el 15 de marzo, hay algunas respuestas interesantes de Robin a los periodistas que todos deberían leerlas, ya que es muy difícil en Argentina acceder a ellas traducidas.

-“Los métodos de desinformación, manipulación e intoxicación de la opinión pública son las políticas utilizadas por los fabricantes de plaguicidas para frenar cualquier regulación de sus productos. Esto se conoce como "la fábrica de la duda" un método usado por las tabacaleras para ocultar los efectos de los cigarrillos, que ahora se reanuda con las industrias químicas” dijo Robin. 
Estamos siendo testigos de un verdadero sistema que se basa en las agencias de publicidad, asociaciones o grupos independientes de alerta ambiental o de impostores que son generosamente pagados por la industria para producir información errónea y la duda. Siempre apuntando a la reputación de quienes se atreven a cuestionar la seguridad de los productos porque en general son incapaces de discutir con calma, porque es imposible defender lo indefendible.

Después de El mundo según Monsanto, Robin vuelve con un documental muy bien elaborado sobre los productos químicos que ingerimos. Nuestro veneno cotidiano es una acusación contra los fabricantes de productos químicos, pero la periodista también señala la anomalía en el circuito para la evaluación de los diferentes productos antes de permitir su uso .

Entre los temas tratados en el documental, están los agricultores que sufren de enfermedades e intoxicaciones crónicas relacionadas con el uso de plaguicidas, de los aditivos alimentarios , de los disruptores endocrinos, incluido el bisfenol A. Marie Monique Robin ha recorrido cada institución incluída la OMS y apoya a su investigación con numerosas entrevistas.

En Europa, Francia es el mayor consumidor de plaguicidas, con un consumo anual de 88.000 toneladas . La primera parte del documental trata los problemas del uso masivo de pesticidas.

Junto a esta industria hay otro movimiento alrededor de los plaguicidas "no tóxicos" que se está ejecutando, siguiendo el plan Eco-Kyoto 2018: reducir a la mitad las cantidades utilizadas para 2018 . Otra alternativa surge con los Estimulantes de Defensas Naturales (SDN), basando en el mismo principio que el de las vacunas pero aplicado sobre las plantas. La idea es rociar una sustancia que desencadena las reacciones de defensa de las plantas, a menudo una sustancia natural que se extrae de las algas o bacterias para inmunizar. Lo que significa menos tóxico para las plagas y por lo tanto para el medio ambiente y los seres humanos.

Jean Charles Bocquet de la Unión de Industrias de Sanidad Vegetal (UIPP) confirma: “La SDN es menos eficaz que los productos químicos utilizados actualmente de desarrollo complejo y plantean algunos problemas con la estabilidad, por eso no se difunde".

En tanto los fabricantes de plaguicidas se defendieron contra lo que llamaron "ataques mediáticos".En diversos grados se ha señalando con el dedo a los plaguicidas como perjudiciales para la salud. El documental de Marie Monique Robin, "Nuestro veneno cotidiano" ha empujado a los fabricantes de plaguicidas a reaccionar. Anticipándose a su lanzamiento querían "responder a los ataques", durante una conferencia de prensa celebrada el 10 de marzo a través de su asociación la Unión de Industrias de Protección de Plantas (IUPAP) que incluye 19 productores, incluyendo a Monsanto. -"No es razonable asustar a los consumidores cuando su seguridad no ha sido nunca tan bien soportada" dijeron desde esa entidad, "Por supuesto, no se puede negar los problemas de nuestros ciudadanos, pero no envenenamos la comida", afirmó Jean Charles de Bocquet, su director.

Su argumento se basa en dos afirmaciones : los productos han hecho progresos desde la década de 1970 y sometidos al cumplimiento de las regulaciones cada vez más exigentes. La ingesta diaria tolerable (IDA), es decir, la cantidad de químico que una persona puede ingerir diariamente durante toda la vida sin riesgo para su salud va en aumento. El argumento responde al documental de Marie Monique Robin, quien denuncia la IDA como ineficaz, sobre todo porque se basa en estudios realizados por los propios fabricantes .

Pero detrás de la ley, hay una cuestión fundamental: ¿cuál es el vínculo entre el uso de pesticidas y el cáncer en los países desarrollados? De acuerdo a Marie Monique Robin, la relación existe. En el capítulo 10 del libro “Nuestro veneno cotidiano” trata de el gran fraude científico de la "ingesta diaria admisible” .”El sistema de regulación que se supone que debe proteger la salud pública contra los efectos de los carcinógenos no funciona.Si fuera efectiva la tasa de incidencia de cáncer debería haber disminuido,pero esto no es así.

El principio de la IDA solo protege a la industria en detrimento de la salud de los consumidores” dijo la autora.

El ingeniero químico y toxicólogo francés que preside la Ong Red de Salud Ambiental (RES) Dr André Cicolella, coincide con Robin en una entrevista realizada para TeleramaTV. Su objetivo es crear debate respecto a estudios científicos que vinculan enfermedades crónicas a factores ambientales y se pregunta ¿Cómo hacer una política de salud pública más eficaz? La comida es un componente importante de la salud. Con edulcorantes, aditivos, conservantes y pesticidas vivimos en un patrón alimenticio basado en la química. Un modelo de condenados. Debemos volver a una más saludable” expresó. 

Hoy en día, hay por ejemplo, trescientos cincuenta mil personas con cáncer. El doble de hace 20 años, el aumento de la población no se corresponde con la realidad.De 1990 a 2008, el número de nuevos casos de cáncer y enfermedades cardiovasculares ha aumentado cuatro veces más rápido que los cambios demográficos. Sin embargo, la CRA y la Liga contra el cáncer no parece reconocer el medio ambiente como un factor en el cáncer, a lo que el toxicólogo responde “Los oncólogos son reacios a reconocer la dimensión ambiental de la enfermedad”.

En vista de las estadísticas, en el mercado de plaguicidas las ventas bajaron 36% entre 2001 y 2009, hasta alcanzar un total anual de 63 700 toneladas (incluido el 82% de fibras sintéticas y 18% de cobre y azufre). En cuanto a una eventual desaparición de casi todos los insecticidas, la Comisión Europea y el Parlamento trabajaron en un nuevo reglamento que sustituirá a la Directiva 91/414 relativa a la comercialización de productos fitosanitarios. Jean Charles de Bocquet hizo sonar la alarma de que entre el 83% a 94% de sustancias activas de insecticidas desaparecería : "¡Casi todos los insecticidas, mientras que se nos dice que el siglo 21 será el siglo de los insectos!, protestó . De fungicidas, entre 69% y 85% de las sustancias activas serían removidos, y herbicidas, entre 55% y 81% de las sustancias.

"La adopción de tal reglamento tendrá un impacto negativo en la capacidad de producción y en las explotaciones agrícolas de Europa" agregó ."No estamos en contra del principio de sustitución, lo que nos molesta es ¿cuáles son los criterios de exclusión basados únicamente en peligro, en la que se realiza la clasificación? Instamos a las autoridades a reabrir el debate sobre estos criterios de exclusión”concluyó.

El fin de los venenos parece estar cada vez más cerca, al menos en los países del primer mundo, donde Marie Monique Robin, hace entrar en erupción a más de una empresa, pero ninguna puede demostrar que la investigadora miente.Camuflar la realidad ya no es posible, para el Estado, pseudo-científicos y la prensa funcional. 

En Argentina el Dr Hector Lanza jefe de cirugía plástica del Hospital Evita de San Martín, es el coordinador del Operativo Patria Solidaria que realiza cirugías reconstructivas en todo el país a pacientes carenciados con malformaciones. Fue contundente al asegurar que “Miente quien dice que el glifosato no produce malformaciones” y agregó que "es llamativa la cantidad de personas afectadas; muchas de ellas, severas. Debo decir que casi todo el Norte del país tiene hoy este problema". 

Como bien decía el filósofo Epícteto: “ La verdad triunfa por sí misma, la mentira necesita siempre complicidad” esa complicidad que hace mercenario al ser humano.-

Foto: Marie Monique Robin en Radio Gatine 88.6 publicada en Rue89, Francia.

Publicado y enviado por ECOS DE ROMANG

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia