martes, 30 de abril de 2013

La nueva era del decrecimiento y el modelo de la democracia inclusiva



Blai Dalmau - Détourné colective

Sinopsis
Este artículo es una síntesis de tres corrientes de pensamiento actuales: 1) el movimiento del decrecimiento o de objetores del crecimiento, 2) las previsiones científicas acerca del pico del petróleo y 3) el proyecto de la democracia inclusiva. El propósito no es explicar en profundidad ninguna de estas líneas de pensamiento -muy bien defendidas por sus principales autores-, sino mostrarlas en visión panorámica, para que sonsacar la relación que tienen.
Primera Parte
La nueva era del decrecimiento
¿De donde venimos?

El sistema en que vivimos fue gestado aproximadamente hacia el siglo XV. La interacción de diversos factores indisociables tales como la expansión del comercio mundial, la colonización de América y el surgimiento de la burguesía contribuyeron a que se formaran nuevas ideas, nuevas instituciones y una nueva fuerza rectora, la economía de mercado, que gradualmente quebrantaron los moldes del antiguo régimen y reorganizaron la sociedad con nuevos paradigmas. Los gremios, las castas, el poder aristocrático y el imaginario religioso entraron en disolución y quedaron obsoletos a medida que emergieron los elementos constitutivos del sistema capitalista. Podemos fechar hacia mediados del siglo XVIII el advenimiento definitivo de este sistema, con la revolución industrial en Inglaterra, la revolución francesa, los federalistas americanos que fundaron las bases de la democracia representativa…
La sociedad comenzó así una gran transformación que consistió básicamente en la separación de política, economía y sociedad civil: “un mercado autorregulado requiere nada menos que la separación institucional de la sociedad en una esfera económica y una política” (1). La institución de la economía de mercado adquirió paulatinamente un poder omnipresente, un carácter autónomo y autorregulado, con sus dinámicas propias: mercantilización del trabajo, la tierra y de todo aquello susceptible de ser trasformado en mercancía; acumulación de capital y concentración progresiva de poder en pocas manos, etc. Simultáneamente surgió la clase obrera, formada por antiguos artesanos y campesinos, ahora desposeídos de los medios de producción básicos para procurar su subsistencia independiente, y por ello, obligados a vender su fuerza de trabajo en el incipiente mercado manufacturero. Aparecen también los sindicatos, las leyes proteccionistas y de seguridad social, como contraparte y como lucha para imponer límites a las crecientes fuerzas -a menudo dislocadoras y devastadoras- de la economía de mercado:
“La dinámica de la sociedad moderna estuvo gobernada durante un siglo por un movimiento doble: el mercado se expandía de continuo, pero este movimiento se vio contrarestado por otro que frenó la expansión en direcciones definidas. Tal movimiento contrario era vital para la protección de la sociedad, pero en última instancia resultaba incompatible con la autorregulación del mercado, y por ende con el propio sistema de mercado” (2)
Además, este nuevo sistema se caracterizó enseguida por una nueva visión de la naturaleza. Tal como observa Heidegger, en la modernidad, por primera vez el ser humano empieza a contemplar su entorno como un almacén de recursos disponibles para su uso. Los filósofos de la ilustración estaban orgullosos de que la sociedad naciente dominase, transformase y explotase la naturaleza según las finalidades del crecimiento económico y del desarrollo técnico e industrial. Este fue un punto esencial del nuevo imaginario que acompañaba a la nueva sociedad capitalista, una sociedad y un imaginario que dura hasta nuestros días.
La economía del crecimiento
Uno de los rasgos esenciales del sistema capitalista es la necesidad del crecimiento económico: dentro del desarrollo normal y “saludable” de la economía de mercado, la producción y el consumo se expanden cada año. Deben expandirse. De lo contrario, la sociedad entra en una crisis que desata graves problemas económicos y sociales. Así pues, la economía de mercado tiene una dinámica que podemos denominar de “crecer-o-morir”. Todas las empresas tienen como objetivo prioritario aumentar las ganancias y todos los gobiernos qua administran el sistema procuran acrecentar el PIB cada año. Así, vemos como el crecimiento económico exponencial ha sido la norma en los últimos dos siglos, salvo en excepcionales periodos de crisis. Vemos también como el crecimiento constituye un motivo principal del imaginario dominante:
“Toda la humanidad comulga en la misma creencia. Los ricos la celebran, los pobres aspiran a ella. Un solo dios, el Progreso, un solo dogma, la economía política, un solo edén, la opulencia, un solo rito, el consumo, una sola plegaria: Nuestro crecimiento que estas en los cielos… En todos lados, la religión del exceso reverencia los mismos santos -desarrollo, tecnología, mercancía, velocidad, frenesí-, persigue los mismos heréticos -los que están fuera de la lógica del rendimiento y del productivismo-, dispensa una misma moral -tener, nunca suficiente, abusar, nunca demasiado, tirar, sin moderación, luego volver a empezar, otra vez y siempre. Un espectro puebla sus noches: la depresión del consumo. Una pesadilla le obsesiona: los sobresaltos del producto interior bruto.” (3)
Sin embargo, esta necesidad del crecimiento por el crecimiento, lejos de ser una panacea de abundancia y felicidad, conlleva notorios efectos adversos: engendra una buena cantidad de desigualdades e injusticias; crea un bienestar considerablemente ilusorio; no suscita ni para los propios “pudientes” una sociedad convivencial, sino una sociedad enferma de su riqueza; destruye y degrada la naturaleza de forma devastadora, hasta el punto de que amenaza la misma supervivencia humana a medio plazo. Obviamente, el crecimiento se motiva mediante la acumulación de capital y la beligerancia comercial generalizada, la cual cosa crea un clima de hostilidad y separación de intereses, y una alienación de la gran masa de la población respecto a la esfera pública, a favor de una elite cada vez más reducida y poderosa. Esto comporta innumerables y crecientes problemáticas sociales, psicológicas, culturales, etc. Como señala Serge Latouche:
“El desarrollo económico, lejos de ser el remedio a los problemas sociales y ecológicos que desgarran el planeta, es el origen del mal. Debe ser analizado y denunciado como tal. Incluso la reproducción duradera de nuestro sistema depredador no es ya posible.” (4)
Cabe añadir que aunque quisiéramos, no podríamos pretender que la expansión de la producción y el consumo que hemos vivido en los últimos dos siglos se mantenga infinitamente. Los recursos naturales en que se basa el crecimiento económico son finitos. Por ello, no hay que ser visionario para entender que tarde o temprano la finitud del planeta limitara el crecimiento cada vez más acelerado que requiere la economía de mercado. Cuando esto suceda, la economía de mercado entrará en una profunda crisis, pues no es un sistema preparado para asimilar positivamente el descrecimiento. Como veremos a continuación, este punto está muy próximo. La economía del crecimiento por el crecimiento no solo es indeseable, sino que, a principios del nuevo milenio, empieza a ser imposible.
El fin del crecimiento
Como es sabido, el petróleo es la energía que sustenta el mundo contemporáneo: el transporte, la producción y circulación de mercancías dependen casi totalmente de esta materia prima. Cada yacimiento de petróleo explotado, en determinado momento, llega a su cenit, es decir, el momento en que no se puede continuar extrayendo más cantidad de crudo como se viene haciendo, sino que la capacidad de extracción empieza a declinar. Así, llega un punto en que se alcanza el cenit de la producción mundial de petróleo. Este momento esta previsto desde los años 50 que será alrededor del 2010. Según los datos, en efecto, desde 2005 se ha alcanzado una parada de la extracción, que ya no aumenta, sino que se mantiene más o menos constante. Por ello, centenares de científicos y miles de ciudadanos de todo el mundo, advierten que hemos entrado en la antesala de una crisis de gran magnitud, provocada por el choque entre la necesidad de crecimiento del sistema y la realidad geológica, que pone limites a este crecimiento:
“En conjunto no hay un sustituto para el petróleo debido a su alta densidad energética, la facilidad de su manejo, la multiplicidad de sus usos y los volúmenes en que ahora lo usamos. El pico de la producción mundial de petróleo, con el consiguiente e irreversible declive, será un punto de inflexión en la historia de la Tierra cuyo impacto mundial sobrepasará todo cuanto se ha visto hasta ahora. Y es seguro que ese acontecimiento tendrá lugar durante la vida de la mayoría de las personas que viven hoy.” (5)
El decrecimiento es una necesidad absoluta en nuestra época, impuesta por los límites planetarios, por el agotamiento de los recursos (sobretodo del petróleo, pero también, un poco después, del gas, el carbón, el uranio y otros minerales). Si estuviéramos en otro tipo de sociedad decrecer no tendría porque suponer un problema, pero dentro de los marcos de la economía de mercado, decrecer equivale a entrar en depresión económica, e incluso, posiblemente, como argumentan muchos comentaristas, llegar al colapso sistémico. En cualquier caso, hay que tener presente que la crisis producida por el cenit del petróleo no es temporal como lo han sido otras, sino que es un punto de inflexión, un cambio de época: marca la entrada a la era del decrecimiento.
“El pico del oro negro afectará de lleno al crecimiento económico, iniciándose como dice Heinberg (2007) una profunda recesión sin fondo y sin fin. Un siglo de decrecimiento económico global está a punto de empezar. Es decir, el decrecimiento del flujo energético global será un verdadero torpedo en la línea de la flotación del actual capitalismo globalizado, basado en la necesidad de crecimiento y acumulación constante. La Naturaleza, y más en concreto su geología, pondrá finalmente límite a este loco crecimiento “sin fin”, y se iniciará la Era del Decrecimiento. Y esto ocurrirá muy pronto, quizás antes de 2010, o en torno a esa fecha.” (6)
Dado que el sistema capitalista y la economía de mercado no están preparados para decrecer serena y virtuosamente, tarde o temprano, en el transcurso de la gran crisis sistémica que estamos comenzando, será preciso iniciar profundos cambios individuales, colectivos y políticos. Estos cambios implican una salida de las inercias y las dinámicas del régimen capitalista. Presumiblemente, la estructura de este sistema se disolverá y entrara en obsolescencia a medida que se manifieste su incompatibilidad con la nueva era del decrecimiento. Este proceso debería ir aparejado del florecimiento de los elementos constitutivos de una nueva sociedad, que a su vez, contribuirán a acelerar el agonizante proceso de disolución del anterior sistema. Así pues, los seres humanos debemos empezar a encontrar e instituir una nueva forma de organización social, acorde a la nueva era del decrecimiento. Tal como declaraba recientemente un analista del mundo contemporáneo:
“Podemos aseverar con confianza que el presente sistema no sobrevivirá. Lo que no podemos predecir es cuál nuevo orden será el elegido para reempezarlo, porque este será el resultado de una infinidad de presiones individuales. Pero tarde o temprano, un nuevo sistema se instalará. No será un sistema capitalista pero puede ser algo mucho peor (aún más polarizado y jerárquico) o algo mucho mejor (relativamente democrático y relativamente igualitario) que dicho sistema. Decidir un nuevo sistema es la lucha política mundial más importante de nuestros tiempos”
Segunda parte
Un nuevo modelo social
Tiempos revueltos
La depresión global del sistema capitalista esta ya en marcha. Rozando el cenit del petróleo, empezamos a notar los estragos de la crisis del crecimiento: mayor desigualdad, precariedad, desempleo, recortes en prestaciones sociales, malestar… Como dice una frase ya bastante conocida, “no hay nada peor que el decrecimiento en una sociedad de crecimiento”. Por ello, a medida que se agudice la crisis probablemente emerja una oleada de movilizaciones, huelgas y revueltas (las recientes revueltas en Grecia y las movilizaciones de trabajadores despedidos pueden ser solo el principio).
Pero en este periodo histórico que inauguramos, será preciso, tarde o temprano, pasar de la protesta al contrapoder, de la reivindicación a la auto-institución, de la crítica al criterio de construcción. Una nueva sociedad, genuinamente liberada de la necesidad del crecimiento, deberá florecer para superar el estadio de crisis. A medida que la inteligencia colectiva comprenda que ya no hay nada que reivindicar a un sistema obsoleto, cuyas dinámicas son incapaces de satisfacer la necesidad de un decrecimiento virtuoso y armónico, se deberá suscitar una transición hacia nuevos modelos sociales.
¿Turno para la verdadera democracia?
La modernidad se ha caracterizado por el desarrollo del capitalismo, pero también por los ideales de libertad, igualdad, fraternidad, democracia y racionalidad, proclamados durante la revolución francesa y aún presentes en el imaginario colectivo -ya sea de forma subyacente o de forma explicita. Así, a diferencia de otras épocas, el valor democrático goza hoy de una aprobación casi universal. Sin embargo, la economía de mercado conlleva una concentración progresiva del poder y riqueza en pocas manos, lo cual es una dinámica muy poco compatible con la verdadera democracia. Así, la economía del crecimiento/mercado ha preponderado y pasado por encima del valor de la democracia, y esta última ha quedado relegada a un segundo plano, como un ideal frustrado de nuestra época, al que, sin embargo, se recurre para calificar y justificar al sistema establecido.
Pero el desdén popular por la actual “democracia” es precisamente el reflejo de su crisis y su fundamentado descrédito. Lejos de establecer el “poder del pueblo”, el régimen actual otorga a la ciudadanía una influencia muy reducida en las decisiones, y en todo caso, sobre detalles irrisorios, dado que el consenso neoliberal de todos los partidos hace que las cuestiones fundamentales permanezcan intocables, y dado que en última instancia, no son los gobiernos quien controla la economía, sino la economía, dominada por los intereses de las grandes corporaciones trasnacionales y financieras, quien dicta las normas imperativas que los estados apoyan y promueven.
Sin embargo, en el transcurso de la crisis sistémica, ante la necesidad de instituir nuevos modelos sociales, es lógico pensar que el verdadero significado de la democracia aparezca de nuevo en escena, buscando su realización. La previsible disolución y crisis del sistema actualmente vigente es posible que, como ocurrió en la crisis Argentina del 2001, desencadene un proceso de revueltas y de organización de nuevas estructuras económicas, políticas y sociales. Tal como se vio en la crisis argentina, es muy probable que las revueltas populares para hacer frente a la crisis se organicen de forma democrática, mediante asambleas y cooperativas. Sin embargo, pasar de la revuelta espontánea a la institución de una nueva sociedad requiere de un plan o proyecto que abarque los elementos que surgen de los movimientos sociales transformadores y los conduzca hacia una nueva forma de organización social.
El proyecto de la Democracia Inclusiva, desarrollado principalmente por Takis Fotopoulus, surge de esta necesidad y deseo de tomarse al valor democrático en serio, y puede dar respuesta a las necesidades de reorganización social que se abren en la época de crisis que inauguramos. Según pienso, es una propuesta sólida, factible y consistente de sociedad alternativa al capitalismo, que no solo resuelve el problema del crecimiento, sino que supera las problemáticas o crisis propias del capitalismo, instituyendo una forma de sociedad más justa, racional, libre y fraternal.
La verdadera democracia, tal como su nombre indica, es un régimen en que el pueblo controla efectivamente sus condiciones de vida colectiva; una forma de organización social en que el poder está igualmente repartido entre los ciudadanos, que deliberan y deciden colectivamente, sin la inferencia de ningún poder externo, mediante mecanismos auto-instituidos. . El proyecto de la Democracia Inclusiva ofrece un paradigma organizativo que puede llegar a ser una verdadera realización de la democracia. Según pienso, no se trata de una utopía, sino quizás, de la única verdadera salida de la crisis contemporánea.
NOTAS
1. POLANYI, Karl; La Gran Transformación, Fondo de cultura económica, p.121.
2. POLANYI, Karl; La Gran Transformación, Fondo de cultura económica, p.185.
3. BESSET, Jean Paul, Comment ne plus être progressive… sans devenir réactionnaire, p.134-135
4. LATOUCHE, Serge; La apuesta por el decrecimiento; Icaria&Antrazyt, 2008; p.39
5. Fragmento de una carta escrita en 2004 por W. Youngquist, citada de Duncan, 2006.; del libro “El fin del petróleo barato”, ; Icaria&Antrazyt, 2008; p.19
6. FERNÁNDEZ, Ramón; El crepúsculo de la era trágica del petróleo; Virus, 2008; p.70
7. WALLERSTEIN, Inmanuel; diario La Jornada, Octubre 2008

“LA CAZA DE BALLENAS REPRESENTA LO MÁS BAJO DEL SER HUMANO”


Marco Garcia Leon, integrante de Sea Shepherd converso con el portal prensaantartica.cl. afirmó que la flota ballenera japonesa, año a año, determina una cuota a cazar, la cual generalmente asciende a las 1.000 ballenas. Para esta última temporada, en particular, la cuota consistía en 50 ballenas jorobadas, 50 ballenas de aleta y 935 ballenas minke. De ese número, sólo lograron cazar 103 ballenas minke, de las cuales 53 eran hembras y 46 se encontraban preñadas. Sea Shepherd logró salvar 932 ballenas (Alcanzaron un 9% de su cuota), siendo la peor temporada de caza para Japón, desde que comenzó con su programa de “Caza Científica”, en 1987.
Pocos saben que a pesar de la feroz cacería de ballenas que lleva adelante la flota japonesa en la Antártica, ésta fue su peor temporada desde que comenzaran con su programa de “Caza Científica” en 1987. De las 1000 ballenas que tenían determinado cazar, “sólo” lograron obtener 103, gracias a la acción de los voluntarios de Sea Shepherd que resistieron las arremetidas sin contemplación de las embarcaciones japonesas, con el único objetivo, de salvar la mayor cantidad de ballenas posibles.

“Este año los hundimos económicamente por tercera temporada consecutiva, a pesar de que 103 ballenas siguen siendo demasiadas muertes, pero lo seguiremos haciendo hasta que la matanza termine por completo”, comenta Marco García León, joven abogado chileno, Coordinador Nacional de Sea Shepherd, y quien además formó parte de la novena campaña anti caza de ballenas en el Santuario Austral de la Antártica, “Operation Zero Tolerance”.


Prensa Antártica conversó con Marco para conocer en detalle las acciones que lleva adelante la organización internacional en nuestro país, y de paso, confirmar la pronta apertura de la sede de Sea Shepherd en Punta Arenas.
Mucha gente se pregunta, por qué se siguen matando ballenas y los gobiernos no hacen nada. ¿Qué es lo que realmente ocurre?
Lo que realmente ocurre es bien simple. Lamentablemente, existen muchísimas normas jurídicas que se han creado para proteger el medio ambiente, su flora y fauna. No obstante, existe una carencia de entidades que se preocupen de hacer efectivo el cumplimiento de ellas, siendo uno de estos casos Antártica.
Existe un Santuario de Ballenas, protegido por derecho internacional, pero lamentablemente a ningún gobierno le interesa hacer cumplir aquello, ya que significa: a) Incurrir en gastos económicos extras, movilizando sus barcos a un territorio sumamente hostil b) Realizar acciones directas en contra del Gobierno de Japón, quién fomenta estas matanzas ilegales en la Antártica.
Desafiar a Japón, con todo el poderío económico, político y social que tiene, al 99% de los Gobiernos en el mundo les da temor. A Sea Shepherd no y, por lo mismo, cada año movilizamos nuestra flota hacia la Antártica, para hacer cumplir la ley y frustrar sus viles intenciones.
Recientemente estuviste en la campaña de Sea Shepherd en la Antártica, como parte de la tripulación del MV Bob Barker, ¿Cómo fue esa experiencia, que es lo que viste y que te llamó más la atención?
Estar en campaña, durante 3 meses en la Antártica, es una experiencia bastante dura y agotadora (física y emocionalmente), pero al mismo tiempo reconfortante y enriquecedora.
Significa poner tu vida “en pausa” y dedicar el 110% de tu tiempo a luchar por detener la matanza de ballenas en un Santuario de aguas prístinas, ballenas por todas partes y hermosos icebergs, arriesgando tu vida si es necesario para ello.
Tuve la posibilidad de comprobar que a la flota ballenera japonesa no le interesa practicar la hipócrita caza de ballenas con fines científicos que argumentan, sino asesinar a estos hermosos mamíferos de complejas estructuras sociales por honor, egoísmo e interés económico.
A juicio personal, definitivamente, representan lo más bajo en lo que el ser humano puede caer. No sólo no respetan la vida de cientos de crías y madres preñadas, sino tampoco la humana.
Nos embistieron con su factoría de 8.000 toneladas en más de 10 ocasiones y pudieron habernos hundido, en el lugar más austral y hostil del planeta. Una vez que estás allá, te das cuenta lo solas que están todas esas ballenas y por qué Sea Shepherd es su única esperanza.
Luego de todo lo vivido, decidí volver a la Antártica cuantas veces sea necesario, para seguir luchando por todas ellas.
¿Cuántas ballenas son muertas cada año?
La flota ballenera japonesa, año a año, determina una cuota a cazar, la cual generalmente asciende a las 1.000 ballenas. Para esta última temporada, en particular, la cuota consistía en 50 ballenas jorobadas, 50 ballenas de aleta y 935 ballenas minke. De ese número, sólo lograron cazar 103 ballenas minke, de las cuales 53 eran hembras y 46 se encontraban preñadas. Sea Shepherd logró salvar 932 ballenas (Alcanzaron un 9% de su cuota), siendo la peor temporada de caza para Japón, desde que comenzó con su programa de “Caza Científica”, en 1987.
A pesar de todo, 103 siguen siendo demasiadas muertes. Demasiadas. Sea Shepherd regresará a la Antártida para la próxima temporada, ya que el único lenguaje que entienden estos criminales es el del dinero: Este año los hundimos económicamente por tercera temporada consecutiva y lo seguiremos haciendo, hasta que la matanza termine por completo.
A juicio personal, definitivamente, representan lo más bajo en lo que el ser humano puede caer. No sólo no respetan la vida de cientos de crías y madres preñadas, sino tampoco la humana.
¿Cómo lleva adelante su tarea Sea Shepherd en Chile y el Mundo?
Sea Shepherd Conservation Society (En castellano “Sociedad de Conservación Pastores del Mar”) es una pequeña Organización sin fines de lucro, cuyo principal fin es luchar por defender, conservar y proteger los océanos y su fauna salvaje.
Es una Organización de voluntariado y los ingresos obtenidos (gracias a venta de indumentaria, accesorios y donaciones) son destinados directamente a la realización de nuestras campañas, por eso mismo no es quizás una Organización muy conocida. Y es lógico, si recibimos $100.000 en donaciones, no los vamos a destinar en imprimir pancartas y publicar afiches en un Diario, somos consecuentes con nuestro fin y, por lo mismo, destinaremos ese dinero a realizar la limpieza de una playa o adquirir combustible para nuestros barcos.
Muy pronto Sea Shepherd comenzará a coordinar actividades en Punta Arenas. ¿Cómo nace esta iniciativa de llegar a Magallanes, y cuáles serán las principales actividades que desarrollarán?
La iniciativa de desarrollar una sede de Sea Shepherd en la Región de Magallanes y Antártica Chilena siempre estuvo presente para la Organización, desde que comenzamos con el trabajo en Chile, no sólo debido al hecho de que uno de nuestros barcos ya ha estado allí (Nuestro barco insignia SSS Steve Irwin se reabasteció de combustible en Punta Arenas, en Enero de 2007, cuando aún se llamaba “Robert Hunter”), sino además porque existe un increíble y frágil ecosistema, con fauna marina abundante y la imperiosa necesidad de ser conservado.
Los principales objetivos de Sea Shepherd en Punta Arenas son continuar con el trabajo que a lo largo del país ya se ha venido gestando y realizando desde hace 4 años: Educación, Documentación y Denuncias.
Nos es importante seguir informando a la población sobre la importancia de conservación de los Océanos y el respeto a su fauna marina (En qué consisten prácticas sumamente agresivas para el equilibrio marino, como el aleteo de tiburones, por ejemplo), realizar limpieza de humedales y playas, documentar actividades que atenten contra la normativa vigente en materia de protección y realizar las correspondientes denuncias, tomando acciones judiciales cuando sea necesario, al respecto.
Queremos que nuestros hijos tengan la posibilidad de conocer delfines, ballenas, lobos marinos, tiburones, pingüinos, no en fotografías, sino en directo y en su propio hábitat, sea una realidad. Depende de nosotros. Marco García, Coordinador Nacional de Sea Shepherd
Cuál es el llamado a la gente de Magallanes y a la comunidad en general que se indigna cada vez que se entera de una nueva matanza de ballenas, y que tiene ganas de hacer algo
Existe un programa en televisión que registra la campaña de ballenas de Sea Shepherd en la Antártida, “Defensores de Ballenas”, en Animal Planet. Mucha gente piensa que Sea Shepherd sólo guarda relación con lo que allí ven: subirse a un barco, viajar a la Antártica y luchar por detener la masacre.
No obstante, el trabajo de Sea Shepherd se gesta desde tierra y cada persona puede ser vital en la obtención de los objetivos de conservación que nos proponemos: Mediante charlas educativas, limpieza de humedales, playas y entorno de nuestros mares.
No sólo los balleneros japoneses están matando ballenas, sino también todas las bolsas de plástico y basura que arrojamos al mar. Hechos tan simples como conversar con amigos respecto a lo que está sucediendo, a la importancia de detener el aleteo de tiburones, de no atentar contra fauna que es vital para el equilibrio de los océanos (Lobos marinos, delfines, etc.) ya ayudan a marcar una diferencia.
No podemos seguir depredando todo, es hora de decir basta y hacer algo al respecto. Por ello, me interesa muchísimo dejar la invitación hecha, para que todos quienes quieran sumarse al trabajo por los océanos y permitir que nuestros hijos tengan la posibilidad de conocer delfines, ballenas, lobos marinos, tiburones, pingüinos, no en fotografías, sino en directo y en su propio hábitat, sea una realidad. Depende de nosotros. 
Por @rcarcamos @prensaantartica
* Los interesados en participar como voluntarios en Punta Arenas y conocer más sobre Sea Shepherd deben comunicarse a miguel@seashepherd.cl
_________________________
Fuente: http://prensaantartica.wordpress.com/
Ecoceanos.cl

Fractura hidráulica abre grietas sociales en Argentina



Por Marcela Valente


 
Argentina abraza la fractura hidráulica como opción para extraer 
grandes existencias de gas natural no convencional.


BUENOS AIRES,-(Tierramérica-IPS).- El entusiasmo del gobierno y de las empresas por el potencial de Argentina en hidrocarburos no convencionales es proporcional a la resistencia que muestran los habitantes de las zonas que albergan esos recursos.
Pueblos originarios, vecinos, académicos y ambientalistas alertan sobre el riesgo de severo daño ambiental que implica la fractura hidráulica (“fracking”, en inglés), requerida para extraer gas de esquisto.
A diferencia de los hidrocarburos que se obtienen por mera extracción de un yacimiento donde se encuentran en estado más o menos puro, el gas y el petróleo alojados en rocas de esquisto, pizarra y arenas bituminosas, entre otras formaciones, requieren técnicas más costosas y contaminantes.
El gas de esquisto se halla en rocas compactas que es necesario quebrar con perforaciones horizontales que pueden tener varios kilómetros de extensión y una fuerte presión de agua y de otros fluidos.
La técnica, que despierta controversia en Estados Unidos y Canadá y se prohibió en Francia y Bulgaria, está avanzando en Argentina, cuyo potencial se augura inmenso.
Diego di Risio, del Observatorio Petrolero Sur, explicó a Tierramérica que “el impacto ambiental de las tecnologías no convencionales redobla el de las tradicionales”, por el territorio que ocupan y el volumen de agua que insumen.
Otras entidades, como la Fundación Ecosur y Plataforma 2012, advierten sobre el peligro de que este tipo de explotación se expanda sin un debate profundo.
El Observatorio publicó el año pasado el estudio “Fractura expuesta. Yacimientos no convencionales en Argentina”, que describe el uso de productos químicos que pueden contaminar napas subterráneas y acuíferos.
Pero, además, “se posterga el debate sobre la necesaria diversificación de la matriz energética” de Argentina, que hoy depende en casi 90 por ciento del gas y del petróleo, y se expande la frontera hidrocarburífera a zonas agropecuarias, según el informe.
El Plan Estratégico de Gestión 2013-2017 de la empresa petrolera YPF, nacionalizada en 2012 por el gobierno de Cristina Fernández, señala que Argentina es el tercer país con mayor potencial de gas no convencional, después de China y Estados Unidos.
De hecho, la primera plataforma para multifractura en América del Sur se perforó en 2008 en territorio de una comunidad mapuche de la austral provincia de Neuquén, sin consentimiento de sus habitantes.
La empresa a cargo de la operación es la estadounidense Apache, que ha adquirido vastas extensiones en la zona. En la comunidad de Gelay Ko (“sin agua”, en lengua mapuche) viven unas 40 familias. El pueblo está asentado sobre un acuífero, el Zapala, y las viviendas están rodeadas de pozos de Apache para la explotación no convencional de gas.
En 2012, tras haber presentado una denuncia judicial por falta de consulta a la comunidad y de estudios de impacto ambiental, un grupo de pobladores ocuparon instalaciones de Apache y fueron reprimidos y denunciados ante la justicia.
Encabezó la protesta la lonko (líder de la comunidad) Cristina Lincopán, una mujer de 30 años que murió hace un mes por hipertensión pulmonar, contó a Tierramérica el indígena Leftraru Nawel, de la Confederación Mapuche Neuquina.
“A la mortandad de animales, que ya se veía cuando la explotación era solo convencional, se suma ahora la salud de la población porque queman gas ahí, muy cerca de las viviendas”, denunció.
Nawel explicó que en Gelay Ko, como en otras comunidades mapuches de Neuquén, el agua es cada vez más escasa y salina, al punto de que las autoridades están distribuyendo el líquido en bidones. Pero Apache utiliza millones de litros en la fractura.
“La gente está preocupada por la contaminación del acuífero Zapala –declarado reserva natural por el municipio–, cuya magnitud todavía no se conoce”, advirtió.
“El problema no es solo la cantidad de agua que utilizan, y que no sabemos de dónde traen. Le agregan productos químicos que se desconocen porque los datos gozan de protección de patente”, aseguró Nawel.
“Tampoco se sabe qué hacen con el agua residual. En Estados Unidos la reinyectan en pozos inactivos, sin cemento ni nada. En Neuquén tampoco hay tecnología para tratar este tipo de desechos”, añadió.
La explotación de Apache se sitúa en la inmensa formación de Vaca Muerta, que abarca dos tercios de Neuquén y parte de las provincias vecinas, y está considerada la mayor reserva argentina de gas no convencional.
En los dos últimos años, esta tecnología también se adelanta en otras regiones del país. En febrero, la presidenta inauguró nuevas exploraciones en la austral provincia de Chubut.
En esa provincia de agua escasa, la abogada Silvia de los Santos presentó a nombre de pueblos originarios un recurso de amparo contra las exploraciones de Aguada Bandera, situada a 200 kilómetros de la ciudad de Comodoro Rivadavia, y D-129, frente al mar, en el Golfo de San Jorge.
De los Santos presentó el recurso en vísperas de que se inauguraran esas exploraciones, para bloquearlas por irregularidades en el expediente de habilitación y estudio de impacto ambiental. Pero no tuvo suerte.
El presidente de YPF, Miguel Galuccio, dijo que en San Jorge se puede hallar la formación más importante después de Vaca Muerta. En ambos casos, se trata de yacimientos convencionales que contienen además reservas no convencionales.
Mientras, áreas que no tenían tradición de hidrocarburos pasaron a figurar en la lista de exploración y explotación, como Los Monos, en la noroccidental provincia de Salta, y otro yacimiento en la nororiental Entre Ríos.
Bajo el suelo de Entre Ríos y de otras provincias del litoral argentino, parte de Uruguay, Paraguay y sur de Brasil se aloja el acuífero Guaraní, una inmensa reserva hídrica que es fuente de agua potable de múltiples ciudades de la región.
“Entre Ríos no formaba parte del mapa petrolero argentino, pero con esta tecnología hubo un desplazamiento y ahora las organizaciones (ambientalistas) se están planteando allí algún tipo de moratoria o prohibición de la fractura”, explicó Di Risio. 
En la sureña Río Negro, ecologistas y vecinos se vienen reuniendo para intercambiar información y actuar contra la expansión de la fractura hidráulica en la zona de Allen, donde también opera la petrolera Apache.
Las perforaciones se ubican muy cerca de huertas de frutales, según denuncian los productores, preocupados por el impacto y la falta de control sobre el destino de los residuos líquidos que dejarán esas operaciones.
En el municipio rionegrino de Cinco Saltos, una ordenanza prohibió la fractura hidráulica en el ejido. Poco después, la intendencia vetó la norma y más tarde la asamblea legislativa insistió con su sanción.
--------------------------------------------

EEUU - Residentes cercanos a plantas fracking achacan sus dolencias a las perforaciones


Los científicos recogieron respuestas de 72 adultos que visitaron el consultorio de un médico de atención primaria en el área de operaciones de gas natural pesado del Condado de Bradford
Los residentes que viven en áreas cercanas a las operaciones de gas natural, también conocidas como fracturación hidráulica o 'fracking', creen que sus enfermedades pueden tener relación con las operaciones de perforación cercanas a su vivienda. En concreto, el 22 por ciento de los participantes en un pequeño estudio piloto conjeturan que esta práctica puede ser la causa de problemas de salud como sinusitis, dificultades para dormir y problemas gastrointestinales.
   Los científicos recogieron respuestas de 72 adultos que visitaron el consultorio de un médico de atención primaria en el área de operaciones de gas natural pesado del Condado de Bradford, en Pennsylvania (Estados Unidos), que se ofreció a hacer rellenar a sus enfermos una cuesta para obtener esa información, que se presentará este domingo en la Conferencia Americana de Higiene del Trabajo, que se celebra en Orlando, Florida.
"Casi un cuarto de los participantes consideran que operaciones de gas natural contribuyen a sus problemas de salud, lo que indica que existe una clara preocupación entre los residentes que debe ser abordada", dice Poune Saberi, investigador principal del estudio en el Departamento de Medicina Ocupacional y Ambiental de la Escuela de Medicina de Perelman de la Universidad de Pennsylvania e investigadora en el Centro de Excelencia en Toxicología Ambiental (CEET), también en Pennsylvania.
   Dentro de ese 22 por ciento de los encuestados, el 13 por ciento considera que la perforación gasística es la causa de sus problemas de salud actuales y el 9 por ciento cree que los problemas de salud en el futuro pueden ser causados ??por estas prácticas. "Lo significativo es que la prevalencia de impresiones sobre síntomas médicos que se atribuyen a las operaciones de gas natural no se había recogido anteriormente en Pennsylvania. Este estudio indica que hay un grupo más grande de personas con problemas de salud de lo que se suponía en un principio", explica Saberi .
   La encuesta incluyó preguntas sobre 29 síntomas de salud, incluyendo los previamente reportados anecdóticamente por otros residentes y trabajadores de otras zonas donde se producen perforaciones. Algunos registros médicos de los pacientes también fueron examinados para comparar los síntomas de los que informaron con los que se habían documentado previamente.
"Los problemas de sinusitis, dificultades para dormir y alteraciones gastrointestinales fueron los síntomas más comunes reportados en la encuesta de Bradford", destaca Saberi. "No hubo correlaciones entre los síntomas reportados de los participantes en la encuesta y el síntoma de presentación al proveedor médico en los registros, lo que plantea la posibilidad de falta de comunicación entre los residentes con las preocupaciones y la comunidad médica , que requiere mayor análisis", añade.
"Esperamos que este estudio piloto guíe el desarrollo de futuros estudios epidemiológicos para determinar si los efectos sobre la salud en las comunidades en las que se producen operaciones de gas natural se asocian con la exposición el aire, el agua y los hangares de alimentos y servirá de base para la educación de los profesionales de la salud", dice el director de CEET, Trevor Penning. "El objetivo de la ciencia debe ser la protección de la población y el medio ambiente antes de que ocurran daños, no sólo el tratamiento posterior a los daños", apostilla.
ECOticias.com – ep

Argentina-Patagonia: Encuentro de la UACh: asambleas promueven ampliar la ley que prohíbe la megaminería


Fuente: El Patagónico

“Queremos a además de prohibir la explotación, se impida también otras tareas como la exploración en la que actualmente se amparan las mineras para avanzar”, indicó María Luz Azorín, una de las voceras del encuentro de la Unión de Asambleas Ambientales de la provincia desarrollado ayer en Comodoro Rivadavia.          
Ambientalistas marcharon el viernes a la tarde para pedir que además de la explotación minera, se prohíban las tareas de exploración en toda la provincia de Chubut.
La Unión de Asambleas del Chubut sesionó ayer en Comodoro  Rivadavia, donde se acordó promover un proyecto de ley para los alcances de la Ley 5001 que prohíbe la explotación minera a cielo abierto con uso de cianuro en la provincia.
La Unión de Asambleas se reunió en esta ciudad para fijar una agenda de trabajo conjunto en defensa del agua y contra la megaminería. Participaron organizaciones de vecinos autoconvocados y Foros Ambientales de Esquel, Rawson, Puerto Madryn, Playa Unión, Trelew y Gan Gan. A la vez, participaron ambientalistas de Caleta Olivia  y militantes ambientalistas de Grecia.
Además, a las 18 las organizaciones se reunieron en la plaza de 9 de Julio y Rivadavia para manifestar su rechazo a los proyectos mineros por las calles del centro. Marcharon desde esa plaza por la Rivadavia hasta la España, para encontrarse con la San Martín y luego nuevamente con 9 de Julio. Repartieron panfletos que decían “la megaminería nos contaminará por generaciones el agua, el aire y la tierra”.
UNA LEY
El encuentro de asambleas se realizó en España 737, donde se presentaron informes de situación por ciudad y organización. En ese marco se fijó un plan de lucha destinado a instalar en la sociedad el proyecto de ley que busca ampliar los términos de la Ley 5001 que impone prohibiciones a la actividad minera en todo el territorio provincial.
El anteproyecto fue presentado por los militantes en la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Legislatura Provincial. Sin embargo indicaron que “aún no nos respondieron acerca de los mecanismos que este proyecto deberá seguir. Nuestra decisión es trabajar en la concientización y el respaldo de la comunidad a través de la junta de firmas y así lo haremos porque la sociedad no apoya la minería sino que tiene desconocimiento sobre sus consecuencias”, indicó la vocera María Luz Azorín.
Mientras, Roberto Ochandio, miembro del grupo de vecinos autoconvocados de Esquel, sostuvo que “apoyan el anteproyecto que busca prohibir además de la explotación, las fases anteriores a la explotación, que permite que hagan lo que están haciendo. Por eso sigue la zonificación también, el cateo, la exploración sigue su marcha. Queremos una ley que nos cubra en todos los aspectos”, subrayó.
Imagen: puertae.blogspot.com

Chile: Andina 244 ¿Progreso o desastre ambiental de proporción planetaria?


Seis millones de personas se verán afectadas con el proyecto de CODELCO más grande a rajo abierto del mundo. Se situará a 45 kilómetros de la capital de Chile y tendrá dos relaves mineros: en la localidad de Til Til y en Colina. Conoce las Observaciones de 13 municipios. Una completa revisión del proyecto de la minera estatal chilena CODELCO, que promete ser la mina a rajo abierto más grande del mundo, 20% superior a lo que fue Chuquicamata.
La defensa corporativa que utiliza Codelco históricamente mediante el slogan “Orgullo y Sueldo de Chile” le ha valido la impunidad en su consabida acción de desecar y contaminar desde la misma estructura estatal extensos territorios en Chile afectando a múltiples comunidades, como lo pudimos conocer a través de el Libro Negro de Codelco o “La Muerte Gris de Chañaral”. Sin embargo este marketing, Codelco es una empresa autónoma, tienen personalidad jurídica, patrimonio propio y NO entrega todas sus utilidades al Estado.
Más de 50% de los ingresos al Fisco en Chile se generan gracias al IVA, ese impuesto que pagamos todos los hijos de vecino en la compra de cualquier producto gravado, ya sea leche, papas, pan, libros o cualquier otro artículo, con un 19%. Codelco aporta en promedio bajo el 15% del presupuesto anual del Estado por medio del 27% de las exportaciones del cobre; las privadas se llevan el restante 73% y sólo aportan el 10% del presupuesto, todo esto según Economía y Negocios de El Mercurio.
La minería, lejos de todo imaginario, aporta 1/4 del tesoro fiscal. Esto dado a que, como dice la investigación de Ciper, Royalty: Los millones de dólares que Chile regala a las empresas privadas, su impuesto es muy bajo considerando que las mineras tienen utilidades similares a las del narcotráfico y cuenta con invariabilidad tributaria hasta 2022. Sumado a esto, Codelco destina en forma automática el 10% de sus ventas a un fondo para la compra de equipos a de las FF.AA por medio de la Ley Reservada del Cobre que intentó ser derogada para destinar los fondos a la reconstrucción luego del terremoto 8.8, iniciativa presidencial (Piñera) que continúa durmiendo en el Parlamento.
Dicho lo anterior, debemos plantear que es el proyecto más anhelado por la minera Codelco, pero que hará una confusa ampliación de Andina pasando por Los Bronces de propiedad de Anglo American Sur. Las claves radican en la polémica venta en US$ 1.700 millones del 24,5% de AAS a la cuprífera estatal, equivante a US$1.800 millones, el otro 10% fue vendido a a la japonesa y británica Mitsubishi y Mitsui, respectivamente por lo cual no hay claridad de cómo se realizarán los tributos de Andina 244 y a quienes irán las utilidades. De lo que sí hay claridad es que la inversión va a coste de Codelco, la minera estatal. Ver Anglo oficializa acuerdo con Codelco por activos de ex Disputada Las Condes.
Luego de estas precisiones, pasaremos a revisar las distintas aristas que nos llevan a la pregunta si se repetirá la historia de contaminación y muerte que ha dejado tras su paso la Gran Minería en Chile y el mundo. ¿Seremos víctimas o beneficiarios? ¿Protagonistas de la bonanza o espectadores de la caída de una suerte de “imperio” mundial del cobre?
Proyecto Andina 244:
Es el proyecto estrella de Codelco Chile y consiste en la expansión de la División Andina de Codelco Chile ubicada en Los Andes, ampliando en 150 mil toneladas métricas por día (ktpd), como promedio anual la capacidad de tratamiento de mineral de la División Andina con máximos de 180 ktpd. Con lo anterior, se aumentará la capacidad de tratamiento desde 92 a 244 mil toneladas métricas por día (ktpd) pudiendo alcanzarse máximos de 272 ktpd de cobre.
De esta forma, la producción promedio anual de cobre fino aumentará en alrededor de 400.000 toneladas alcanzando un total de 600 mil toneladas anuales.
Según la minera estatal, la División Andina cuenta con aproximadamente 8.000 millones de toneladas de reservas de mineral, las más cuantiosas de Codelco.
Andina 244 tendrá una vida útil de 65 años a contar de 2020 con una inversión total para la ejecución del proyecto de 6.800 millones de dólares. Es decir, la política de desarrollo será realizada por medio de una minería intensiva que terminará con el recurso en el plazo señalado.
Las Etapas del Proyecto:
Construcción [2014 a 2020]: Dará 18.000 empleos, teniendo como peak simultaneo 12. 800 personas trabajando en faenas. No especifica con qué tipo de contrato.
Operación [2020 a 2085]: Dará 2.043 empleos entre sub-contratados y contratados.
Cierre [2085-2089]: Dará 1.000 empleos. No especifica con qué tipo de contrato.
Antecedentes Generales del Proyecto (Presentados por Codelco):
El presente Proyecto, denominado Proyecto Expansión Andina 244, tiene como objetivo aumentar la capacidad de procesamiento de mineral en 152 mil toneladas por día (152 ktpd), con máximos de 172 ktpd, mediante la incorporación de nuevas obras e instalaciones en las actuales operaciones de División Andina, del tal forma de procesar anualmente un promedio diario de 244 mil toneladas de mineral (244 ktpd), con máximos de hasta 264 ktpd, lo cual le permitirá producir un promedio anual de 600 mil toneladas de cobre fino, pudiendo alcanzar alrededor de 700 mil toneladas en los años de mayor actividad y optimización de proceso.
Lo anterior significará, la ampliación del rajo y depósito de lastre norte, así como la explotación de la primera fase del cuerpo mineralizado Sur Sur a través de minería subterránea. Además se considera una nueva instalación denominada Nodo 3.500 en la cual se instalarán los chancadores primarios desde el cual, mediante correas transportadoras alojadas al interior de un túnel de casi 26 km de longitud, el mineral será transportado hasta una nueva planta concentradora, la cual contará con unidades de chancado secundario, terciario, molienda y flotación. El concentrado de cobre obtenido de esta planta será transportado, a través de un concentraducto, hacia una nueva planta de filtros en el sector de Montenegro, donde el concentrado será tratado, almacenado y embarcado mediante el actual servicio de ferrocarril y camiones a diversos puntos de consumo.
Por otro lado, los relaves que se generen del proceso serán trasladados mediante una canaleta de aproximadamente 42 km de longitud, desde la nueva planta concentradora hacia el actual tranque de relaves Ovejería cuya capacidad será ampliada.
En cuanto a los requerimientos de agua para la nueva planta concentradora, el Proyecto considerará captar agua fresca desde tres fuentes existentes sobre las cuales la División cuenta con derechos de agua, Dren Torre N°1, Pozos Piuquenes y la Cascada del kilómetro 15.
Además se considerará reutilizar el agua contenida en los relaves, para lo cual se construirá un sistema de captación e impulsión en el tranque de relaves Ovejería, que recirculará el agua desde la laguna del tranque hacia la nueva planta concentradora, a lo largo de un trazado de aproximadamente 48 km de longitud.
Respecto del abastecimiento de energía eléctrica, el Proyecto considerará la construcción de una línea de transmisión de 220 kV de aproximadamente 52 km de extensión, desde la actual subestación Polpaico (que forma parte del SIC) hasta una nueva subestación emplazada en el sector de la nueva planta concentradora. Desde dicha subestación se distribuirá energía a todas las áreas de proceso e infraestructura de planta mediante alimentadores subterráneos de 33 kV, y a través de una línea de 33 kV que alimentará la planta de filtros y el sistema de recirculación de aguas.
Objetivo
El Proyecto tiene como objetivo ampliar la capacidad de tratamiento de mineral de la División Andina desde 92 a 244 ktpd promedio anual, pudiendo alcanzarse máximos diarios de 264 ktpd. Dicha expansión permitirá alcanzar una producción promedio anual de 600.000 toneladas de cobre fino, con máximos de 700.000 toneladas en los años de mayor actividad.
Esto se plantea muy fácil y bonito, pero ¿cuáles son las implicancias medio ambientales?
Informe de Impacto Ambiental:
El Informe de Impacto Ambiental está a nombre de Ricardo Palma, Representante legal de la Corporación Nacional del Cobre, División Andina. En el documento se menciona que la extensión geográfica del proyecto va desde la cordillera de Los Andes en las Regiones de Valparaíso y Metropolitana hasta la Bahía de Quintero, en la Provincia de Valparaíso, por ende para facilitar la comprensión del presente EIA, este proyecto ha sido dividido en 7 sectores geográficos: 1. Sector Cordillera. 2. Sector Cordillera – Nueva Planta Concentradora. 3. Sector Nueva Planta Concentradora. 4. Sector Nueva Planta Concentradora – Ovejería. 5. Sector Ovejería. 6. Sector Ovejería – Bahía de Quintero. 7. Sector Bahía de Quintero.
Al separar los proyectos, el impacto se parcela evitando entender la resultante total. Lo mismo ocurre al ser denominado “extensión”. Dado a esta calificación su impacto queda sometido al impacto ya causado y mitigado conforme a la ley con Andina.
Se situará sobre 67 sitios de interés patrimonial por su valor arqueológico y también se han identificado 92 especies animales, de las cuales 55% son vulnerables y 10% se encuentran en peligro, de acuerdo a las categorías establecidas en la ley de caza y afectará 73 hectáreas de glaciares “blancos”, 68,6 de glaciares cubiertos de detritos, y más de 600 hectáreas de los llamados glaciares de roca. Esto dejando fuera el impacto a razón de relaves mineros.
Pese a todo el despliegue realizado, existen un sin número de observaciones. Este artículo presentará las realizadas por los municipios (13) afectados con este mega proyecto minero
Observaciones del Informe de Impacto Ambiental del Proyecto Andina 244
Por medio de las Observaciones veremos como se moldea el proyecto de acuerdo al impacto que va causando desde su origen en la cordillera hasta llegar al mar, como expresión de la expansión de la minera Codelco en las regiones de Valparaíso y Metropolitana:
Localización del Proyecto de Cordillera a Mar:
Las observaciones que ya han entregado del proyecto Andina 244 se refieren principalmente por MUNICIPIO a:
1.Ilustre Municipalidad de Lo Barnechea:
Las observaciones radican en la preocupación por la ausencia de información respecto a las vías de acceso, la proyección de la disminución de glaciares, la afectación en la flora y la fauna, entre otros importantes aspectos.
El aporte más contundente de esta observación es cuando se refiere a que “Se solicita al titular, indicar en el estudio e incorporar en los esquemas que corresponda, la delimitación de los terrenos de propiedad de CODELCO y la de los terrenos de Anglo American (División Los Bronces). Se solicita incluir autorización de Anglo American para el uso de estas instalaciones y detallar cómo esto afecta las Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA) de ampliación de Los Bronces”.
2. Ilustre Municipalidad de Los Andes:
Su preocupación principal tiene relación con el uso indiscriminado del Río Aconcagua por Andina y hoy la expansión afectará aun más esta condición y plantea que las evaluaciones anteriores no son validas dado el impacto de los nuevos máximos de extracción de Andina 244. Advierte que no se cuenta con los Cambios de Uso de Suelo pertinentes para las diferentes faenas ni los estudios de impacto nuevos de los sitios que ya están siendo usados considerando el aumento de los volumenes, tanto así la revisión de los Derechos de Agua. También le preocupa el impacto vial y el aumento de densidad poblacional.
En el punto 19 advierte: “Se considera positivo el cambio en la estructura de ingreso , lo que claramente puede ser visto así en una primera mirada, sin embargo esto positivo para las personas directamente involucradas en esto, sin embargo para el general de los asentamientos permanentes locales, se considera negativo, ya que se aumenta la brecha social, generando una mayor segregación y aumento de costo de vida en el sector.
3. Ilustre Municipalidad de San Esteban:
Las observaciones se vinculan a la preocupación respecto al agua necesaria para la ampliación del volumen de extracción de cobre. Este informe es ALTAMENTE RECOMENDADO PARA SU LECTURA
“Se establece que el agua fresca para uso industrial se obtendrá de 3 fuentes sobre las cuales División Andina cuenta con derechos de aprovechamiento consuntivos. Según la tabla 1-23, se establece que los derechos de agua suman un total de 465 litros por segundo y que para el proyecto los requerimientos de agua fresca suman 353 l/s:
Se solicita al titular aclarar para qué capacidad de producción se estima el requerimiento de 353 l/s de agua fresca y detallar la forma en que se estima el valor requerido”.
Se preocupa principalmente del agua fresca que se destinará para las faenas y que mermará las destinadas a regadío y consumo humano. También alude a que no se específica qué se hará con el agua alumbrada de las faenas, las aguas de glaciares y solicita revisar los Derechos de Agua asignados a la empresa a su vez que no se sobrepase la cuota asignada. Repara en que los impactos no son evaluados como un todo y que Andina 244 se presenta como “una simple expansión”.
4. Ilustre Municipalidad de Calle Larga:
Las principales preocupaciones radican en el tratamiento de los relaves y en el agua y su contaminación. Recordemos que esta zona ya sufre de negligencias de Andina como cuando cinco mil litros de flujo industrial cayeron desde la planta de filtros de la División Andina ubicada en el camino a Saladillo por el Río Blanco, afluente del Aconcagua.
“Producto de las emergencias por contaminación que han ocurrido en la comuna de Calle Larga sehan provocado por filtraciones de la canaleta de relave, no se aprecia una mejora sustancial en la impermeabilidad del nuevo diseño de la canaleta. Se solicita entregar antecedentes sobre el proceso constructivo de la nueva canaleta, los materiales a emplear, si contará con alguna barrera física para impedir filtraciones y si en en su base contará con alguna protección especial para impedir desgaste producido por el escurrimiento del relave en su interior”.
5. Ilustre Municipalidad de COLINA:
Su principal preocupación es en relación con los relaves. La falta de información sobre canaletas, concentrados, uso y extracción de aguas, cantidad y frecuencia de camiones y cuanto concentrado de desechos transportará, ubicación de los túneles, aguas afectadas por la construcción de la nueva planta de relaves y la disposición de marinas, tendido electrico y emisiones, residuos y riles entre otros.
Considerando que la comuna de Colina es una zona rural, con actividad agrícola y exportadora, se solicita al proponente referirse a la infiltración por la compactación del relave, su peso hacia el sub-suelo y a la dispersión de las partículas de la corona del relave, y el grado de afección que pudiera tener sobre el agua, suelo y personas expuestas a partículas de polvo de la corona de relave, contaminación de aguas y alimentos, que pudieran comprometer su salud, además del desarrollo agrícola y económico del sector.
6. Ilustre Municipalidad de Til Til:
Lo que más preocupa al municipio es la Planta de Relaves del embalse Ovejería, que tendrá que aumentar su capacidad dramáticamente manifestándose en un impacto adicional al que ya tiene en la calidad del suministro de agua y de la contaminación en sus napas subterráneas.
7. Ilustre Municipalidad de Hijuelas:
Expone que se han “subestimado los impactos en la comuna” en cuanto a la calidad del aire y lo que concierne al ruido y la seguridad al transportar el metal.
8. Ilustre Municipalidad de la Calera:
Se preocupa principalmente por observar que el servicio ferroviario ya se encuentra funcionando mal cuestión que se agravaría de aumentarse el volumen de metal transportado por el efecto de vibraciones, paralización del tránsito de vehículos, personas y por los ruidos que genera su paso al interior de la comuna.
“El proyecto contempla el transporte de concentrado de cobre mediante trenes con vagones cerrados, utilizando la vía férrea existente, generando impactos desde la perspectiva de la seguridad vial, calidad de vida de las personas, seguridad ferroviaria, convirtiendo a La Calera en un lugar poco atractivo y amable, contraviniendo al Plan de Desarrollo Comunal”.
9. Ilustre Municipalidad de Quillota:
Su principal preocupación es el transporte ferroviario de concentrado de cobre. Seguridad de los cruces, emergencias y planes de contingencia y contaminación de afluentes que contaminan los ríos.
10. Ilustre Municipalidad de la Cruz:
El foco de la observación en que no se indican los niveles de ruido ni de vibración de los trenes que pasen con el mineral y adjunta distintas cartas de establecimientos educacionales y particulares que se encuentran cercanos a las vías del tren.
11. Ilustre Municipalidad de LLay Llay:
La mayor preocupación reside en los horarios en que los trenes circularán hasta la Bahía de Quintero así como todo lo que pudiese filtrarse ya que es en la actualidad una “Zona Saturada” por la contaminación. Se solicitan con urgencia a la empresa Codelco llevar a cabo los planes de mitigación pertinentes para la comunidad siendo el más relevante el de monitoreo de gases.
12. Ilustre Municipalidad de Quintero:
Las observaciones incluyen el impacto que ocurre arriba en la cordillera, los relaves y el transito que lleva el mineral hasta la costa. Es importante la siguiente afirmación: “El titular confunde compensaciones ambientales con compensaciones económicas”.
13. Ilustre Municipalidad de Puchuncaví:
Las observaciones de esta zona saturada de contaminación, pues se trata de los terrenos de la División Codelco Ventanas, son bastante fuertes dado a la experiencia de grave impacto ambiental. Lo que más destaca es la ausencia de infraestructura portuaria, del impacto en las masas de agua ni del tráfico marítimo. Pone el acento en la posibilidad de que se funda y refine más material en Ventanas sin hacer un informe de impacto ambiental adicional.
Queda muy atent@, pues nos quedó mucho por dar a conocer. Los próximos artículos se referirán a las observaciones hechas por la institucionalidad,las observaciones emanadas de la participación ciudadana, los relaves mineros y su relación con la contaminación del agua, la opinión de expertos, ecologistas y sociedad civil frente a la expansión de la gran minería y los holocaustos medio ambientales provocados por la minería en el mundo.
Veoverde - Publicado en: elciudadano.cl

lunes, 29 de abril de 2013

El programa de progreso en Occidente


Antonio García-Olivares – 
El programa del progreso en Occidente

Como afirmaba Weber, "intereses (materiales e ideales), y no ideas, son los que dominan inmediatamente la acción de los hombres. Pero, muy frecuentemente, las imágenes del mundo, que son construidas mediante ideas, han determinado como guardagujas las vías a través de las cuales la dinámica de los intereses movió la acción humana". Entre los siglos XI y XVII algunas de las imágenes del mundo medievales sufren modificaciones importantes y se ensamblan entre sí de un modo diferente, constituyendo una imagen del mundo y facilitando unas prácticas de gran influencia secular hasta la actualidad.
Denominaremos "programa del Progreso" a este conjunto formado por: (i) prácticas económicas desarrollistas, (ii) prácticas de acumulación y centralización del poder y (iii) imagen del mundo progresista. Tres imágenes medievales del mundo son las precondiciones de esta nueva cosmovisión: El Orden establecido por Dios; el milenarismo; la mentalidad burguesa. La peculiar síntesis que propone el puritanismo a partir de estos tres marcos metafóricos está en el origen de la nueva ideología progresista. Y el que esta ideología alcanzase la hegemonía cultural se debe a su ensamblaje dentro del citado sistema de prácticas.
[…], el progreso toma a veces el valor de un mito que no puede ser discutido. En otros casos, el progreso se sigue viendo como una ley inexorable, si no derivada de la voluntad divina como en sus orígenes puritanos, sí algo parecido a una ley universal garantizada, como las leyes de la física. Y esto es una mitificación, dado que el progreso es en realidad el resultado de un ensamblaje histórico concreto de artefactos y prácticas sociales. Y tales constructos carecen de inercia, como han demostrado Latour, Callon, Law y la escuela del actor-red.
Una dinámica tan auto-catalítica como ha sido hasta ahora el Programa del Progreso sólo podría entrar en crisis si la simbiosis básica desapareciera o si las emergencias macro del ensamblaje, que tanta atracción generan sobre las acciones micro de los participantes, se debilitaran irreversiblemente (García-Olivares).
Reestructuraciones en la simbiosis básica, provocadas por la aparición de prácticas económicas nuevas como la economía informacional, parecen haber sido encajadas por un capitalismo renovado de gran resiliencia, y no han supuesto ninguna inestabilidad estructural catastrófica para el mismo. Sin embargo, recientes evidencias indican que el tamaño finito de los recursos energéticos y minerales globales podrían estar en estos momentos frenando la acumulación exponencial de capital que ha estado hasta ahora en la base del funcionamiento del programa de desarrollo económico, uno de los constituyentes básicos del Programa del Progreso y de la forma de funcionar del capitalismo.
El progreso, ese valor-guía de origen puritano, luego contemplado como "ley ineluctable" de los tiempos modernos, podría tener los días contados. Nuevos sistemas económicos y nuevos valores guía deberían permitir que las futuras generaciones humanas pudieran seguir disfrutando de una vida digna pese a ello. Pero todas las grandes crisis estructurales en las sociedades humanas son traumáticas, sobre todo si afectan a los sistemas básicos de la producción y reproducción de las condiciones de existencia social. Una refundación inteligente del modo de producción y los valores guía progresistas todavía dominantes será clave para que la transición sea lo menos traumática posible.

“En un mundo limitado, el reparto de riqueza es la única forma de justicia”

Entrevista a Yayo Herrero, activa militante del movimiento ecofeminista

Álvaro Ramírez Calvo
speculorum

El centro de investigación por la paz Gernika Gogoratuz organiza, desde ayer y hasta mañana, sus XXIII Jornadas Internacionales de Cultura y Paz en Gernika, que tienen como plato fuerte la conferencia Poder y paz. Economía de paz. El poder de la paz, narrada a dos voces entre Santiago Alba Rico y Yayo Herrero. Aprovechamos la oportunidad para entrevistar a esta última, poseedora de un extenso currículum relacionado con la docencia y el activismo ecologista y feminista, en una inabarcable carrera que le ha llevado a coordinar desde Ecologistas en Acción hasta, más recientemente, FUHEM.
¿Qué podemos entender por economía de paz?
Yayo Herrero: Hay que partir de la consideración de que lo que vivimos en los países occidentales es un sistema económico que le ha declarado al guerra a las personas y a los territorios. Se ha construido de espaldas a la naturaleza, no conoce los límites físicos del planeta, es un sistema que se basa en la extracción creciente de materiales y la generación creciente de residuos. No sigue las pautas que rigen lo vivo. Además, es un sistema económico que está basado en la explotación del trabajo de las personas y que se apoya en una cantidad ingente de trabajo oculto que, de forma mayoritaria, realizan las mujeres en el ámbito privado de los hogares. Este sistema ha conducido, en muy pocas décadas, a una situación de previsible colapso físico. Por tanto, una economía de paz es una reconstrucción de los vínculos entre la economía, la naturaleza y las personas, poniendo el bienestar y el mantenimiento de la vida en el centro y sustituyendo al lucro como núcleo de la organización social.
Es curioso que señales que el sistema vigente da la espalda a la vida y al ser humano, porque no hay sistema económico que se mantenga sin personas, ¿no?
Y. H: Por una parte, hay mucha ignorancia en la construcción teórica de la ciencia económica, para la que sólo tiene valor aquello que puede expresarse en términos de precio, y para la que la tierra y el trabajo siempre pueden ser sustituibles por capital. Es una ciencia absolutamente analfabeta desde el punto de vista ecológico. Si además añadimos la desvinculación de la ciencia económica con la moral y la política, en el sentido de que se considera una ciencia neutral que elabora leyes y proposiciones universales, tenemos servido el conflicto entre la vida y la economía. Las políticas económicas privilegian el lucro a costa de recursos decrecientes. Nos encontramos con la paradoja de que, aunque la economía depende absolutamente de las personas, cada vez deja excluidas a más personas.
¿Esto es lo que lleva al colapso?
Y. H: Absolutamente. Es la única consecuencia inevitable que tiene no mirar el rumbo que tomamos. No será un colapso inmediato en los países del centro. Pero si le preguntas a un iraquí, probablemente te dirá que que sí percibe esta situación de colapso. Irak ha pasado de tener uno de los consumos per cápita más altos de petróleo antes de la invasión, a tener uno de los consumos de energía más bajos después de ella. Sin transición, por la vía de las armas y de la destrucción de la vida comunitaria más atroz que se pueda imaginar.
Dices que los países del centro son los que tardarían más en percibir el colapso. Pero también son los más dependientes en cuanto a fuentes de energía y materias primas…
Y. H: Cualquier país desarrollado es totalmente deficitario en materias primas y excedentario en residuos. Son países que han sobrepasado los límites de lo que permiten sus propios territorios, economías caníbales que sobreviven devorando territorios y personas de otros lugares del mundo. Si se llegase a la situación de que los países periféricos se negasen a exportar sus materias primas en las condiciones en que lo hacen actualmente, se produciría un colapso material evidente en los países centrales. ¿Qué ocurre en el marco de la economía globalizada? Existen armas poderosas que permiten que los países del centro ejerzan esta hegemonía. Armas no sólo militares, que también, sino a partir de las reglas de la OMC, de las políticas de la UE… este marco de reglas injustas permiten la perpetuación de la economía del expolio.
¿Podrías dar algún ejemplo de este marco injusto?
Y. H: Toda la PAC (Política Agraria Común), donde se privilegia el modelo de agricultura industrial, penalizando a los pequeños campesinos y a los modos de producción relacionados con la agroecología. Estos grandes cultivos se suelen dar en áreas que están siendo deforestadas, potenciando procesos de acaparamiento de tierras, disminuyendo la capacidad de los sumideros del planeta… Es un caso claro.
¿Qué importancia debe tener el sector de la agricultura dentro del modelo de la economía de paz?
Y. H: La vida humana es absolutamente deudora de la fotosíntesis. Es la única forma de incorporar energía a la cadena alimentaria. A la humanidad siempre le separa una cosecha de la extinción total: un año sin cosecha, y no habría humanidad. Hasta que no se invente una forma de sobrevivir sin comer, el sector primario es esencial. Ahora se ha privilegiado este modelo de agricultura industrial, que hace que la producción de alimentos, algo esencial, se someta a las propias reglas del resto de mercancías. Por encima de satisfacer necesidades humanas, la producción de alimentos busca la generación de beneficios. Cuando hablamos de que los pequeños agricultores convencionales están en la ruina, tendríamos que mirar todo el modelo de producción, distribución y consumo. Ahí veríamos que unas pocas multinacionales controlan toda la distribución. Los campesinos reciben un pago por sus cosechas totalmente ruinoso. A veces ni les compensa. Esto no es una ley natural, las políticas de precio no caen del cielo. Es un ejercicio de poder desde quienes controlan la distribución, que a su vez condicionan qué se produce, cómo y dónde. En ese sentido, el movimiento del campesinado, desde el Movimiento Sin Tierra en Brasil hasta la Vía Campesina en Europa, se está articulando para romper la política de precios y que los campesinos, al vender directamente su producción, perciban unos precios justos, y rompiendo también la barrera cultural absurda entre la ciudad y el campo, dos estructuras que son interdependientes. No me sorprende que en el Estado español haya más de 100.000 personas implicadas en cooperativas de consumo autogestionadas. Algo autoorganizado y pequeño, que con el apoyo de políticas públicas podría tener un impacto mucho más grande, incluso en la creación de empleos.
¿Cómo se lograría convencer a la gente para cambiar de actitud?
Y. H: Ahí está el principal escollo. El discurso mayoritario de los medios de difusión no es éste, incluso la agenda política invisibiliza algunas iniciativas alternativas que están ganando peso. No obstante, a partir de la irrupción del 15-M estamos viviendo un momento en el que, de forma insuficiente pero creciente, hay mucha gente que sabe que por esta vía hay algo que no funciona. Están surgiendo muchos medios de comunicación alternativa, blogs de personas inquietas que permiten que fluya otra información… la duda es si este flujo es lo suficientemente interesante como para confrontarse con la apisonadora del ajuste estructural que estamos padeciendo. Este cambio de imaginario colectivo es central y muy atractivo para las personas. Un modelo social que no sea tan violento puede crear grandes cotas de felicidad. Pero hace falta dar un salto que por el momento no se ha dado.
Todavía no se ha alcanzado un grado de maduración.
Y. H: Vamos de camino, pero todavía no.
Antes has dicho que el sistema vigente no es político ni moral. Quizá habría que matizarlo, porque hay regímenes políticos que se llevan muy bien con el capitalismo…
Y. H: Sí, hablaba de la política como la moral de lo colectivo. Este sistema capitalista no funciona porque hay un poder político que legisla la desregulación.
¿Y podría, desde la gran política, darse el cambio requerido?
Y. H: Mi sensación es que no, si no hay una fuerte presión por parte de un movimiento político ciudadano. Los gobiernos nacionales no han querido darle la vuelta a esta situación. Están ahondando la crisis. Dan la sensación de ser gobiernos cautivos y presos de las políticas impuestas ante las que “no hay alternativa”. Un cambio de las dimensiones que necesitamos o viene exigido por un movimiento ciudadano o no se va a dar.
Entonces, la relación que ves entre movimientos sociales e instituciones es de presión.
Y. H: No solamente. Los movimientos sociales están trabajando para confrontar y presionar, pero también crean alternativa. No sólo hacen movimiento, también colaboran en la construcción de laboratorios y experiencias nuevas. Pero las instituciones actuales, salvo honrosas excepciones, no tienen como prioridad ni el bienestar de la gente ni salir de un sistema con un agujero cada vez más grande. Al no haber un discurso en esta línea desde las instituciones, da la sensación de que, o se construye desde abajo y se presiona para crear otro marco instituyente y constituyente, o va a ser difícil que salgamos de esta situación.
¿Está cerca el momento óptimo?
Y. H: Nunca he conocido un momento de tanta indignación entre la gente, ni de tanta construcción de iniciativas en los barrios. Es un momento idóneo para plantear estos debates y reflexiones. Es el momento ideal para hacerlo. No me da miedo movilizarme para impulsar los cambios, lo que me da miedo es que no se haga.
La historia está llena de oportunidades perdidas.
Y. H: Sí, pero la crisis energética y económica nos ponen en una situación en la que no podemos seguir de esta manera. Quizá a nivel macroeconómico haya mejoras, pero a costa de un número creciente de personas que van a quedarse fuera. Puede mejorar dentro de unos años la coyuntura, pero será para caer de nuevo al cabo de unos años si no se hacen las transiciones ecológicas necesarias. Incluso para hacer una transición a un modelo energético renovable hace falta energía. Si consumimos la que queda en profundizar en este modelo loco, podría llegar a ser físicamente inviable realizar estas transiciones.
Desde la perspectiva de la economía de paz, ¿qué otros sectores y actividades serían clave y tendrían que consolidarse? ¿Cuáles tendrían que desmantelarse por formar parte de la economía de la violencia?
Y. H: Creo que la clave está en hacerse tres preguntas: qué cosas son las que satisfacen necesidades humanas, qué hace falta para producirlas, y en qué sectores puede tener lugar esta producción. Hay cosas que se producen hoy y que no responden a necesidades, como todo lo relacionado con la industria militar. En buena medida, la industria del automóvil debe decrecer, porque no va a ser posible mantener el uso del coche privado sólo para una pequeña parte de la población del mundo.
Pero surgirían voces diciendo que es una medida impuesta, dictatorial.
Y. H: Claro, dirán que es dictatorial, que queremos volver a las cavernas… pero a poco que uno se ponga a sumar infraestructuras, coches y gasto de energía, verá que es inviable. Por otra parte, hay otros sectores que sí tienen que crecer y desarrollarse. Por ejemplo, la rehabilitación energética de edificios. Todo el parque de viviendas que se han hecho en el Estado español en los últimos años es totalmente ineficaz desde el punto de vista energético. Hay unas posibilidades tremendas de creación de empleos dentro de la utilización de las energías pasivas. El tránsito a las renovables también puede crecer, tal y como establece un estudio de la Complutense que habla de una posible evolución a un sistema basado en renovables para el año 2030. Todo lo relacionado con economía de cuidados (somos una población totalmente envejecida), la agroecología, la producción forestal, un modelo de transporte colectivo que llegue a todas partes… Cuando quieres reducir el consumo de energía fósil, necesitas más trabajo humano, más personas empleadas. ¿Qué problema hay? Pues que este modelo es incompatible con las tasas de ganancia que pretenden tener algunas empresas capitalistas. Y ahí es cuando nos encontramos con una tensión, que no es más que la vieja tensión de la lucha de clases.
Ese debate sigue actual, entonces.
Y. H: Es algo plenamente vigente. Si vivimos en un planeta con recursos naturales limitados, es evidente que el reparto de riqueza es la única forma de caminar hacia la justicia. Y el reparto de la riqueza supone que luchar contra la pobreza es, en realidad, luchar contra la riqueza excesiva.
Fuente: http://speculorum.wordpress.com/2013/04/25/yayo-herrero-en-un-mundo-limitado-el-reparto-de-riqueza-es-la-unica-forma-de-justicia/