Bienes naturales estratégicos para beneficio social

De los 63 ecosistemas marinos estudiados por el Programa de Evaluación de las Aguas Transfronterizas, el 16% están considerados en categoría de riesgo alto o máximo, derivado de las acciones humanas sobre estos recursos estratégicos, considerados el capital natural para el beneficio social.
 
Ante la crisis ambiental actual con respecto a los recursos estratégicos naturales, la comunidad internacional establece a través de las Naciones Unidas la propuesta encaminada a generar un legado con miras a un futuro mejor. Tal es el caso, de la Organización Marítima Mundial y la iniciativa de hacer un balance, mirar hacia atrás, visualizar sobre los retos ambientales actuales correspondientes a los mares y océanos de la generalidad internacional, con ello contribuir hacia un futuro sostenible y un mejor transporte marítimo, con miras al crecimiento sostenible para todos y el beneficio social. #GoodDayatSea
México, lo hemos descrito ya en diversos artículos, ocupa un lugar particular entre los países considerados con una mayor diversidad biológica. Esto es, tan sólo en el 1% de la superficie nacional, se encuentra el 10% de la diversidad biológica del mundo, como lo establece la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO). De ello, las acciones por parte de los sectores de la sociedad deben ir dirigidas hacia la preservación, valoración, recuperación, y uso sustentable de este capital natural.
Reconocer la riqueza natural relativa al territorio nacional es un gran paso, conocer y reconocer el papel biológico de los ecosistemas, los organismos contenidos en cada uno de ellos, y tener la sensatez de estar al tanto de los bienes y servicios ambientales que ofrecen condiciones de sobrevivencia y el desarrollo social.
Por su parte, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente promueve que las empresas alrededor del mundo reconozcan y valoren los costos sociales y las pérdidas causadas por sus actividades en contra de las cuestiones ambientales: uso excesivo del recurso agua sin tratamiento o descargas hacia diversos cuerpos (ríos, lagos, lagunas, etc), mala o nula separación de los residuos, emisión de contaminantes, entre muchas otras cuestiones dañinas.
En este mismo sentido, serán los gobiernos quienes funjan a modo de promotores del cambio en beneficio social, los cuales desde el orden que corresponda, ya sean municipales, estatales o federal, establezcan incentivos adecuados a manera de ventajas fiscales ante las iniciativas de conservación.
Sin duda, el trabajo conjunto en beneficio de los considerados recursos estratégicos traerá consigo el esquema necesario y con ello, mantener la actividad productiva generada por el capital social, humano, manufacturado y, por tanto el capital financiero.
Cabe resaltar en la actualidad la invisibilidad económica de los ecosistemas y la diversidad biológica, es decir, no le damos el valor intrínseco a estos recursos naturales, mucho menos pensamos en el costo – beneficio que generan a nuestra sociedad y su subsistencia.
Los recursos estratégicos merecen el reconocimiento de nuestra sociedad, puesto que sin ellos, nuestra propia subsistencia y el beneficio social están en riesgo. Hagamos uso de la frase “quien contamina paga” y seamos conscientes de nuestra responsabilidad con respecto al uso y deterioro del capital natural, asumamos dicho papel en beneficio común, por un futuro sostenible.

Fuente: http://www.ecosistemas.cl/2018/06/27/recursos-estrategicos-naturales-para-beneficio-social/

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

La enorme 'huella ecológica' de 163 millones de perros y gatos en EEUU