Redada mundial contra el tráfico de especies, con 1.400 personas investigadas

Los servicios policiales de 80 países, con la coordinación de la Interpol ha identificado a 1.400 sospechosos de venta ilegal de animales y plantas en una macrooperación realizada a escala internacional desde el pasado mes de mayo. Por el momento se han realizado 1.974 aprehensiones de animales y restos de animales comercializados de forma ilegal.
 
Interpol destaca que la operación Thunderstorm, ha contado con la participado más de 80 países de todo el mundo, entre ellos España, donde los agentes del Seprona de la Guardia Civil han realizado 13.146 inspecciones y han detectado la comisión de 83 delitos.
Entre las aprehensiones se encuentran 43 toneladas de carne de animales salvajes, 1,3 toneladas de marfil de elefante, 27.000 reptiles, casi 4.000 aves, 48 primates y 14 grandes felinos.
En la operación global se practicaron detenciones en lugares tan dispares como Estados Unidos (Los Ángeles), Israel, Vietnam o Canadá.
Pangolin intervenido en Sudáfrica en el marco del a operación de la Interpol contra el tráfico de animlaes 
(Denis Farrell / AP)
Actuaciones en España
Una casa repleta de tallas de marfil descubierta en Guipúzcoa o más de 3.800 cactus, la mayoría protegidos, localizados en Almería son algunas de las más de 4.000 aprehensiones en España en una redada contra el tráfico de especies liderada en nuestro país por el Seprona y que se ha saldado con 104 investigados.
Fuentes del Seprona han explicado a Efe que los agentes de esta unidad han puesto el foco en tres áreas: en el comercio ilegal a través de Internet; en los puestos fronterizos -puertos, aeropuertos y fronteras terrestres-; y en las actividades económicas relacionadas con la venta de plantas y animales y, en especial, en los anticuarios.
Durante la intervención, se han formulado 97 denuncias por incumplimientos del Convenio CITES contra el tráfico ilícito de especies protegidas, y de otras normas relacionadas con esta materia.
Entre los más de 4.000 especímenes intervenidos se encuentran las aprehensiones realizadas de cuatro primates, 66 aves exóticas (tucanes, kakarikis, loros, faisanes) y 67 reptiles (tortugas marinas y terrestres, cocodrilos, camaleones, serpientes).
Crías de aves interceptadas en México (AP)

El Seprona ha puesto como ejemplo a un criador gallego que poseía sin ningún tipo de autorización una serpiente pitón. También se han aprehendido especies marinas como tiburones y rayas y alevines de anguila e, incluso, 1.280 kilos de caviar de esturión.
Los investigadores han expresado a Efe su preocupación por la comercialización ilegal de primates, protegidos por CITES, no solo por lo que supone de riesgo para su preservación, sino porque pueden trasmitir enfermedades, ya que son portadores de VIH y padecen algunos tipos de leucemia.
También hacen hincapié las fuentes en el expolio que están sufriendo las tortugas terrestres en la zona del Mediterráneo español, muy apreciadas por los que quieren comerciar ilegalmente con ellas porque esos animales crían muy bien.
Durante la operación, se han intervenido en una vivienda de Guipúzcoa 115 tallas de marfil de colmillos de elefante africano, elefante asiático y morsa, que su propietario vendía presumiblemente a través de Internet.
Águila rescatada en la operación policial en Ecuador (AP)

Y entre el gran número de trofeos de caza se ha encontrado felinos naturalizados (dos leones y un leopardo), patas de elefante, pieles y otros que, como recuerdan las fuentes, solo estarían amparados por el convenio CITES para tenencia personal, pero no para venderlos.
Un total de 3.852 cactus han sido intervenidos en Almería, casi todos incluidos en los anexos A y B del convenio CITES, lo que quiere decir que tienen un mayor grado de protección.
Interpol señala al delito contra el medio ambiente como uno de los que mayor crecimiento está experimentando a nivel internacional, principalmente motivado por el amplio beneficio económico que obtienen las redes criminales especializadas que operan en este ámbito.
Según informes de Naciones Unidas e Interpol, los delitos medioambientales se sitúan como el cuarto negocio ilegal más lucrativo a nivel mundial tras el tráfico de drogas, la falsificación de productos y el tráfico de personas. Sus ganancias se estiman entre 91.000 y 258.000 millones de dólares anuales, a un ritmo de crecimiento del 5 al 7 por ciento cada año.
Agapornis rescatados por la policia en México (AP)


Fuente:
JEC - Efe http://www.lavanguardia.com/natural/20180621/45302576619/redada-mundial-contra-el-trafico-de-especies-con-1400-personas-investigadas.html - Imagen de portada: Un agente de policia de Ecuador muestra un ejemplar de perezoso intervenido en la operación contra el tráfico de animales (AP)

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

La enorme 'huella ecológica' de 163 millones de perros y gatos en EEUU