Chile: Comunidades se resisten a hidroeléctrica Santa Olga. "Cunco contra la corriente".

Las luchas siguen aumentando en la Araucanía: esta vez se trata de un proyecto hidroeléctrico que intervendría la cuenca del Río Allipén en la comuna de Cunco, en la Región de la Araucanía.  La obra consiste en una central de pasada que inundaría una superficie superior a las 75 hectáreas, con lo que se pretende generar 17,9 MW de energía.

Desde la comuna de Cunco se levanta una fuerte resistencia a un proyecto que podría afectar a las cuencas ancestrales y dañaría el ecosistema del lugar. El trámite de este proyecto, en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), hace explícita una de las técnicas más utilizadas para la aprobación de obras que presentan problemas en su admisión: la re presentación de un proyecto cuando es rechazado en primera instancia.
La central MiniHidro Santa Olga fue declarada inadmisible por la Comisión de Evaluación de la Región de Los Ríos en octubre del 2017, por una serie de faltas en su presentación, entre ellas:“4.4.- Impacto O-MH-8 Intervención y uso del agua del río Allipén, con significación espiritual para las comunidades mapuches del entorno.”
Luego de este rechazo, la misma empresa volvió a presentar el proyecto, el que  terminó siendo admitido por el SEA en junio del presente año. Actualmente se encuentra en proceso de calificación ambiental. El presidente de la Agrupación de Defensa Medioambiental de la Comuna de Cunco, Víctor Pincheira, comentó que el proyecto “fue rechazado por falta de antecedentes. Actualmente el proyecto está en proceso de Evaluación Ambiental, lo que incluye la participación ciudadana”.
Se cree que uno de los pocos beneficiados con la construcción de Santa Olga sería el diputado  RN, René Manuel García, quien es dueño de predios cercanos a donde se construiría la hidroeléctrica. Además, el legislador ostenta junto a su familia derechos de agua del río Allipén, los cuales probablemente podrían ser arrendados por la empresa para el funcionamiento de la central, acusan desde la agrupación. El miembro de la organización Cunco por la defensa del río Allipén, señaló que existe preocupación en la comunidad por la participación del diputado y el respaldo que significa para el proyecto.
La intervención del río traería consigo un cambio en la forma que se desarrollan las comunidades del sector, ya que una de sus principales fuentes de trabajo es el turismo. Desde la comunidad proyectan que la construcción de Santa Olga afectaría negativamente al sector turístico. Pincheira explicó que esta situación es compleja y que además, están planificando realizar una manifestación en contra de este proyecto.
La gran cantidad de proyectos hidroeléctricos que se avecinan para Chile, sumados a los ya construidos, levantan ciertas sospechas. Sobre todo porque la capacidad eléctrica instalada en Chile es mucho mayor a la demanda máxima nacional: Hay más de 22.500 MW de capacidad instalada y la demanda máxima no supera los 9.000 MW. La gran diferencia entre estos dos factores es bastante curiosa, expresó el presidente de la ONG Ecosistemas, Juan Pablo Orrego.
La relación que hay entre la cantidad de energía que se genera en Chile y la cantidad de energía que ocupamos nos lleva a preguntarnos si es necesario seguir interviniendo cuencas para generar más y más electricidad. Los cuestionamientos y las relaciones que encontramos al investigar quienes son los dueños de los proyectos hidroeléctricos o para quién son beneficiosos económicamente, nos llevan a reflexionar sobre la falta de fiscalización ambiental. La crisis energética que vociferaban los ejecutivos de HidroAysén nunca llegó pero las hidroeléctricas en Chile siguen mandando.

FUENTE: http://www.ecosistemas.cl/2018/06/20/cunco-contra-la-corriente-comunidades-se-resisten-a-hidroelectrica-santa-olga/
--------
Concepción: Presentan denuncia contra Embalse Punilla en Superintendencia de Medio Ambiente,
por infracción a la Resolución de Calificación Ambiental.
Francisco Astorga, abogado representante de Ñuble Libre, apuntó a la nula actualización del plan de desarrollo social en el sector intervenido, “medida de mitigación que se establece en la resolución de calificación ambiental, a partir de los gravámenes experimentados por la gente del lugar intervenido. Esperamos que la Superintendencia investigue y sancione debidamente, porque no se ha cumplido la norma, el catastro realizado no es acorde a la realidad, esta descontextualizado”, indicó el profesional.
 
En tanto, Francisco Uribe Araya, parte del movimiento Ñuble Libre, explicó que “si bien el Embalse Punilla se aprobó en 2010, es un proyecto que tiene más de 100 años, por ende las familias se han visto afectadas durante décadas. Por ejemplo, los vecinos no han podido postular a beneficios sociales como vivienda, porque siempre ha estado la amenaza de este proyecto. Estas inversiones se empezaron a acelerar durante el primer gobierno de Piñera”.

En la actualidad, el plan de desarrollo social contempla 70 familias, pero los catastros realizados por dicha organización, contabilizan por lo menos 86. Uribe añade en este punto que “lo que venimos a denunciar es que se supone que este plan sirve para a acompañar a los vecinos en el área jurídica, psicológica, entre otras, pero los vecinos han sido estafados por trámites administrativos. El gobierno no se ha hecho caso y en vez de acompañar a los vecinos, los ha amedrentado: si no quieren salir entonces irá la fuerza pública”.
Según el abogado Astorga, como el titular del proyecto Embalse Punilla es el MOP, por ende, éste representa “una obra impulsada por el gobierno para solucionar una supuesta crisis hídrica y representando otro conflicto de interés. Ahí están los regantes, las juntas de vigilancia que son personas con grandes hectáreas que aprovechan los recursos para la agroindustria, en desmedro de los vecinos de la cordillera”.
Para el profesional, con esta denuncia en la Superintendencia, se buscó visibilizar la realidad de familias que no tienen ninguna solución, porque si en el futuro es más rentable generar electricidad, se va a posponer, por ejemplo la agricultura.
Por su parte, el representante de Ñuble Libre calificó el proyecto como un genocidio con la identidad arriera, porque “no hay una respuesta en Chile, de donde se quedarán esos campesinos, que crían animales y que no viven su vida en media hectárea si no que en la cordillera”.
Por lo pronto, la comunidad movilizada en San Fabián de Alico deberá esperar la respuesta del organismo gubernamental, con respecto a la denuncia que interpusieron este martes.
Los representantes de Ñuble libre finalizaron comentando que el siguiente paso será “la denuncia del conflicto de interés con Martin Ararú, futuro intendente de la Región de Ñuble y quien creemos sólo agilizará el avance de este proyecto, que además no contempló las afectaciones del volcán Nevado de Chillan, no se estudió el daño geológico, que puede tener repercusiones para la comunidad de San Fabián”.

Fuente: Resumen - Leer en: https://www.elciudadano.cl/chile/concepcion-presentan-denuncia-contra-embalse-punilla-en-superintendencia-de-medio-ambiente/06/20/#ixzz5J42ItEiE

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

La enorme 'huella ecológica' de 163 millones de perros y gatos en EEUU