Peligro de incendio: pronostican temperaturas altas y lluvias escasas para la Patagonia


La necesidad de “extremar las medidas preventivas en lo relacionado incendios forestales” y “reforzar las medidas de detección y ataques primarios”, son dos de las recomendaciones que surgen del último “Informe general de tendencias climáticas globales para Argentina”, realizado por el técnico Pablo A. Pérez *, encargado del Subprograma de Ecología del Fuego de Parques Nacionales.
El trabajo -que fue remitido a Puerta E por Augusto Sánchez, intendente del Parque Nacional Lago Puelo- pronostica que, hasta fin de año, la Patagonia argentina tendrá temperaturas superiores a las normales y escasas precipitaciones.
Este cuadro genera cierta inquietud en Esquel, localidad que -a comienzos de este año- padeció el incendio más grande de su historia. El foco se originó a fines de febrero en el Parque Nacional Los Alerces y se extendió sobre más de 7 mil hectáreas de bosque originario ubicado, en su mayoría, en el ejido provincial. Aunque también hubo incendios en la zona de El Turbio, Cholila y Corcovado.

El clima no acompaña

Los pronósticos permiten aventurar que la situación climática no será más benévola este año y, teniendo en cuenta el antecedente de la última temporada, cabría esperar que las autoridades de la región extremen los mecanismos de prevención y, especialmente, de combate del fuego.
De acuerdo con el trabajo mencionado, el Boletín de Tendencia Climática Trimestral en Argentina -provisto por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN)- espera hasta octubre “temperaturas normales o superiores a las normales en la Patagonia”, mientras que el nivel de precipitaciones será el regular.
La situación se modificaría entre noviembre de 2008 y febrero de 2009: “se pronostica un aumento de hasta 40 por ciento de temperatura en las costas patagónicas primero (de noviembre de 2008 a enero de 2009), desplazándose la situación hacia la zona central patagónica (de diciembre de 2008 a febrero de 2009)”, reza el trabajo.

Estación seca

El informe recalca que en la Patagonia “existe desde septiembre de 2008 hasta febrero de 2009 una zona de estación seca”.
Con este pronóstico en la mano, el trabajo realizado por Pablo A. Pérez plantea las siguientes observaciones:
• Extremar las medidas preventivas en lo relacionado incendios forestales; y, en las respectivas temporadas, reforzar las medidas de detección y ataques primarios. Este ítem se encuentra respaldado por una situación previa mencionada ya (en los informes “Alerta temprana por incendios forestales en la temporada 2007-2008 para la Argentina – 12/10/2007” y “Proyecciones meteorológicas para el verano de 2008 en la Patagonia”), que interviene aumentando la predisposición de los combustibles en modo acumulativo.
• Indicar que es factible un aumento en la posibilidad de ocurrencia de focos por rayos, especialmente en las zonas afectadas por mayores temperaturas y estaciones secas.
• Indicar que es factible un déficit hídrico en distintas zonas del país, hasta febrero de
2009.
• Indicar que puede diagramarse una campaña preventiva, haciendo mayor hincapié en las zonas más afectadas y considerando las fechas más cercanas a los eventos climáticos desfavorables; y la misma puede implicar otros aspectos, además del riesgo de incendios forestales (por ejemplo, quemas, acampe, etc.).
• Considerar quemas preventivas en los Parques Nacionales donde su uso sea habitual y necesario, fuera de las estaciones de riesgo, y preferentemente antes de las fechas o trimestres conflictivos, a fin de minimizar los riesgos eventuales de incendios, su propagación o su comportamiento errático.
• Para el Área de Energía Renovable: quizá puede considerarse la toma de mediciones en caudales hídricos en las épocas de mayor sequía, mayores temperaturas y déficit hídrico, en previsión de trabajar las eventuales turbinas que pudieran instalarse con aquellos registros.

El informe completo está disponible acá

* Combatiente de Incendios Forestales; Técnico Universitario Forestal; Encargado del Subprograma de Ecología del Fuego
C. L. I. F. (Coordinación de Lucha contra Incendios Forestales)
A. P.N. (Administración de Parques Nacionales)

Publicado por Puerta E

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques