China moviliza 800 embarcaciones para controlar un vertido de petróleo





La contaminación afecta a una superficie de 183 kilómetros cuadrados.
El impacto del vertido puede durar más de una década.
Un incendio en dos oleoductos, causa directa del vertido.




Más de 800 barcos se sumaron este martes a los trabajos de retirada de los centenares de toneladas petróleo vertido en el mar Amarillo, tras el incendio de dos oleoductos, cerca de la ciudad china de Dalian y que se extiende por las aguas. 

Según publica la prensa oficial, la contaminación afecta ya una superficie de 183 kilómetros cuadrados, a pesar de los esfuerzo para cercar y contener el crudo. 

La televisión estatal CCTV cifró el alcance del vertido en 1.500 toneladas, aunque las autoridades chinas no quisieron confirmar la cifra.
El subdirector de la Administración Oceánica y Pesquera de Dalian, Luan Yuxuan, explicó que los equipos de limpieza cuentan con 34 navíos especializados en la recogida de vertido, que ya lograron retirar 540 toneladas de petróleo de las aguas, un tercio del total de crudo estimado. 

Luan aseguró que los fuertes vientos y el oleaje que azotan Dalian están colaborando en la contención de la mancha. 

En un principio, las autoridades manifestaron que la limpieza se terminaría en diez días, aunque Liu Fenglin, director de la oficina de prensa de la Administración Oceánica Estatal, reconoció que el plazo necesario será mayor.
El impacto en el ecosistema puede durar más de una década
La mancha ya ha llegado a las costas, aunque sigue lejos de las zonas habitadas, y los biólogos y ecologistas chinos temen que el impacto del crudo se multiplique y sus consecuencias se sufran durante años. 

"Es imposible limpiar totalmente el petróleo que se ha vertido. El impacto a largo plazo en el ecosistema puede durar más de una década", apuntó Yang Ailun, miembro de Greenpeace. 

"El petróleo tiene un grosor de hasta un metro en algunas áreas, lo que supone una amenaza terrible para la ecología marina", declaró al periódico oficial "Global Times" Bao Jia, doctorado en Estudios Ambientales de la universidad Marítima de Dalian.
Un incendio, causa directa del vertido

La marea negra procede del incendio que afectó a dos oleoductos propiedad del gigante estatal China National Petroleum Corp. (CNPC) y el puerto de mercancías Xingang en Dalian, aunque no provocó daños personales.
Según las primeras investigaciones, el pasado viernes se registró una explosión en un oleoducto cercano al puerto, cuyas llamas se propagaron a otra tubería que transcurre paralela a la primera y causaron al menos otras cinco pequeñas detonaciones. 

El accidente se desencadenó justo después de que abandonase el recinto un petrolero con bandera liberiana y propiedad de una firma singapurense que descargó a través de los mencionados conductos un total de 300.000 toneladas de crudo. 

Las autoridades chinas han bloqueado el buque para investigarlo, aunque descartan que éste sea la causa directa de la marea negra. 

Dalian es una importante ciudad costera del noreste de China, con más de seis millones de habitantes, y cuenta con el segundo mayor puerto de mercancías del gigante asiático.

Barcos trabajando en la recogida del petróleo (Imagen: EP / REUTERS)

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques