Descubren 4 nuevas especies de pulpo en la Antártida cuyo veneno funciona a bajo cero.





Han sido descubiertas cuatro nuevas especies de pulpo en la Antártida que poseen un veneno capaz de actuar a temperaturas bajo cero.
Uno de los investigadores involucrados en el hallazgo, Bryan Fry, de la Universidad de Melbourne, liderará el estudio y análisis del veneno para ver si tiene usos médicos. Su descubrimiento, durante una expedición de seis semanas a la Antártida en 2007, se publicó en la revista científica Toxicon.
El potencial de esta nueva sustancia es incuestionable para la medicina. Las drogas para la hipertensión como los inhibidores de la ECA están estructuradas con veneno de serpiente, mientras que ciertos fármacos para la diabetes derivan de la saliva del monstruo de Gila, un lagarto de movimiento lento que habita en los Estados Unidos y el norte de México.
Los expertos han sabido por mucho tiempo que había pulpos en la Antártida, pero lo que sorprendió a Fry y sus colegas fue la enorme diversidad biológica y cómo la selección natural cambió la forma en que cazaban y la naturaleza de su veneno.
Los pulpos taladran agujeros pequeños en la cáscara de la presa y le inyectan su saliva tóxica. El veneno puede funcionar a temperaturas bajo cero.

Vía | www.reuters.com
Fotografía | Matthias Kabel

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia