“Las industrias tucumanas nunca han dejado de contaminar el embalse”





CONSECUENCIAS - SIGUEN APARECIENDO GRANDES CANTIDADES DE PECES MUERTOS
Preocupación. Muchos pescadores temen perder uno de los pocos lugares donde pueden desarrollar su actividad en esta parte del país. Piden medidas urgentes para evitar una tragedia ecológica

“Las industrias tucumanas nunca han dejado de contaminar el embalse”
Pescadores tucumanos y guías termenses comprobaron durante el último fin de semana la muerte de miles de ejemplares en la zona del lago del dique.

La aparición de enormes “manchas” de peces muertos en la zona de la desembocadura del río Salí disparó nuevamente la preocupación de vecinos termenses, turistas y de funcionarios que responsabilizan al gobierno de Tucumán por no haber cumplido con los controles de las industrias de la vecina provincia que están acusadas de arrojar al cauce desechos sin tratamiento previo.
“Las industrias tucumanas nunca han dejado de contaminar el embalse y como consecuencia hoy podemos ver grandes cantidades de peces muertos de distintas especies”, alertó el defensor del Pueblo de la provincia, Dr. Martín Díaz Achával.
En la masa de peces muertos podían encontrarse bagres, tarariras, mojarras, bogas, sábalos, pejerreyes y palometas de todos los tamaños. "
El funcionario señaló directamente al Poder Ejecutivo tucumano, como el primer responsable de esta situación, por no cumplir con los compromisos asumidos con las autoridades santiagueñas y de la Nación, para prevenir y evitar el derrame fundamentalmente de cachaza y de vinaza, que permiten la proliferación de algas que luego eliminan el oxígeno del agua y provocan la masiva mortandad de peces.
“Una vez más vamos a pedir a la Dirección de Medio Ambiente de la provincia que accione sobre esta situación y vamos a ponernos en contacto con la Defensoría del Pueblo de Tucumán para que nos ayude a frenar esto que ya es un viejo problema”, remarcó Díaz Achával. 
Durante los últimos dos meses EL LIBERAL se hizo eco en varias oportunidades de la preocupación de los turistas y de vecinos de Las Termas, quienes se encontraban azorados con cientos de ejemplares de la fauna ictícola del embalse sin vida o agonizantes, en medio de manchas verdosas y malolientes que son asociadas inmediatamente con los derrames de las industrias que están aguas arriba, en suelo tucumano.
Uno de los últimos casos documentados y que se hizo público sucedió la semana pasada a través del diario La Gaceta, de la vecina provincia, donde dos personas que había decidido pasar el día pescando en el embalse se encontraron con miles de peces muertos.
El pescador tucumano Héctor Gallo y el guía termense Carlos Álvarez afirmaron a los periodistas haber sido testigos de una enorme cantidad de peces muertos.
La “mancha” de peces sin vida se extendía “desde el centro del lago hasta la desembocadura del río Salí, ocupando una superficie aproximada de unos cuatro o cinco kilómetros de ancho por ocho kilómetros de largo...”, afirmaron.  

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques