China a punto de prohibir uso de transgénicos en alimentos básicos




Las empresas de biotecnología acaban de sufrir una derrota histórica en China: el país más poblado del mundo ha impulsado una iniciativa de ley que prohíbe los transgénicos en los productos básicos como el arroz.
China está punto de ser el primer país en prohibir la utilización de transgénicos en sus alimentos básicos. De hecho, el Consejo Nacional para Asuntos Legislativos hizo público un anteproyecto de ley sobre semillas que regula investigaciones científicas, experimentación en campo, producción, venta, importación y exportación de semillas transgénicas. Es decir que pronto, nadie podrá emplear la ingeniería genética en ninguna producción de alimentos básicos en China.
Esta ley ha sido promovida después de la prohibición de la comercialización de arroz transgénico en septiembre de 2011. Después de ocho años de lucha y de cabildeo, eso representa una gran victoria de Greenpeace Asia Oriental.
“Los legisladores en China han decidido proteger el centro de origen del arroz. Al gobierno mexicano le toca hacer lo propio en el centro de origen y diversificación del maíz, alimento básico de los mexicanos y uno de los cultivos más importantes a nivel global”, declaró Aleira Lara, coordinadora de la campaña de Agricultura sustentable y transgénicos de Greenpeace México.
“Los cultivos transgénicos son caros y riesgosos para los agricultores. Sus semillas están sujetas al pago por uso de patente lo cual, indirectamente, aumentará el precio de los alimentos y, en consecuencia, no aliviará la pobreza o el hambre, al tiempo que golpearán fuertemente nuestra soberanía alimentaria y pondrán en riesgo nuestra salud. Los mexicanos queremos nuestro alimento básico libre de transgénicos”, finalizó Lara.

Mujeres plantan arroz en Xinping, China. © Greenpeace / Ma Meiyan. Foto: © Greenpeace / Ma Meiyan
------------------------------------------------
París pide a la UE la suspensión de la autorización para el cultivo del MON 810
El MON810, símbolo de la guerra de los Organismos Modificados Genéticamente

Le Monde con AFP

La Comisión europea recibió el lunes 20 de febrero un pedido del gobierno francés de suspender urgentemente el cultivo del maíz OGM MON 810 en todo el territorio de la Unión europea, anunció Frederic Vincent portavoz del comisario encargado de la salud y de los consumidores, John Dalli. El pedido de las autoridades francesas se basa en “nuevos estudios científicos” explicó antes de agregar que la Comisión los estudiaría y respondería “en los plazos previstos”.
La Ministra de Ecología, Nathalie Kosciusko-Morizet, hizo el anuncio a través de un comunicado de su ministerio y un mensaje en Twiter.
Cláusulade salvaguarda
El pedido francés no se refiere a una nueva cláusula de salvaguarda, sino a un requerimiento de prohibición general del cultivo del MON 810. Francia había aprobado ya en febrero de 2008 una cláusula de salvaguarda para prohibir el cultivo de dicho maíz, pero dicha medida fue invalidada por la Corte europea de justicia de Luxemburgo y el consejo de Estado. La ministra se había comprometido recientemente a volver a solicitar la prohibición de este tipo de maíz antes de finales de febrero. Este pedido francés “se basa en los últimos estudios científicos” y especialmente en un informe de la agencia europea de seguridad alimentaria (AESA) publicado el 8 de diciembre de 2011 en el que se “demuestra que el cultivo de este maíz genera importantes riesgos para el ambiente”
El informe de la AESA se refiere al maíz OGMBt11, pero “se argumenta que muchos problemas detectados en el Bt11 son transferibles al Monsanto 810” subrayó la ministra a la agencia AFP en París “Si la Unión Eropea no actúa podemos incorporar una cláusula de salvaguarda”, como ya lo han hecho otros seis países europeos.
El maíz Mon810 se cultiva en Europa desde hace 14 años, especialmente en España. La multinacional ha solicitado la renovación de la autorización, pero su solicitud no se ha sometido todavía a la consideración de los estados. La autorización de los OMG se encuentra actualmente en un impasse, porque no se ha logrado la mayoría de los 27 estados.
El maíz transgénico arrasado en 2006 en Lot-et-Garonne por 86 segadores voluntarios, cuyo proceso judicial comenzó el 11 de octubre en Marmande, es uno de los más emblemáticos de la historia de los OMG, el MON 810, puesto a punto por la firma Monsanto, ha suscitado en Europa feroces batallas.
Es un maíz resistente a los insectos devastadores como la polilla del maíz gracias a un gen llamado cryA(b) que exuda una proteína insecticida. Fue uno de los primeros autorizados en Europa a partir de 1998 generando una fuerte oposición por parte de los ecologistas. Pero solo en España se implantó realmente, cultivándose en decenas de miles de hectáreas. Por el contario se halla prohibido en varios países europeos: Alemania, Hungría, Luxemburgo, Grecia y Austria.
Francia también decretó una moratoria para su cultivo en 2008 cuando la Grenelle (1) del ambiente aceptó la necesidad de esa moratoria cuando José Bové y otros opositores comenzaron una huelga de hambre para solicitar el respeto del compromiso.
La Alta Autoridad provisoria sobre organismos modificados genéticamente pronunciaba el 9 de febrero sus “serias dudas” sobre la inocuidad del MON810, lo que condujo al gobierno a declarar la moratoria del 11 de enero, oficializada en febrero mediante la activación de la “cláusula de salvaguarda” del procedimiento seguido ante la Comisión Europea.
En marzo el gobierno de Suiza prorrogó tres años más la moratoria sobre todos los cultivos transgénicos. En el mismo mes Italia, prohibió a su vez el cultivo en su territorio del MON810, aun cuando la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria había opinado favorablemente sobre el maíz transgénico.
Pero la Autoridad ha sido muy criticada por muchas ONG dada su actitud juzgada parcial con relación a los OMG, debilitada por otra parte por el hecho de que la presidenta de su consejo de administración es al mismo tiempo miembro del buró de directores de un lobby agro-industrial, el ILSI, como se supo en octubre. Sin embargo está en curso de estudio un expediente de renovación de la autorización europea del MON810. Su encargado, el comisario europeo para la salud y la defensa de los consumidores, señaló en septiembre que la autorización podría producirse antes de fin de año. Pero su política sobre los OMG tropieza con la hostilidad de la mayor parte de los países miembros.

Nota
(1) Dado que Francia estaba experimentando una gran crisis climática y ecológica, el presidente Nicolas Sarkozy inició el 21 de mayo de 2007 un Foro de discusión, con representantes del Estado y de la sociedad civil, que recibió el nombre de Grenelle del Ambiente, con el objeto de definir una hoja de ruta para un desarrollo sostenible.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia