La gran mentira de las exportaciones mineras de Argentina




Por  José Jorge Aldecoa 

Se produce una exportación “cuando las materias primas, productos y/o servicios del país de origen que se venden al exterior, son efectivamente recibidos y “nacionalizados” [1] en destino y son abonados en los plazos y montos  pactados, mediante el ingreso de las divisas en el circuito financiero del país exportador.” Pero aquí surge la gran  paradoja de la exportación de minerales, ya que por el Decreto 753/2004 [2], el gobierno actual resolvió que la  actividad minera está excluida del cumplimiento de lo mencionado en el párrafo anterior. 

Todos nosotros hemos oído y leído hasta el cansancio informaciones sobre los extraordinarios beneficios que nos  brindan las cuantiosas exportaciones de minerales que se producen en nuestro país.  También hemos escuchado a gobernantes y funcionarios decir que las ventajas que nos dejan las exportaciones de  minerales compensan con creces “los pequeños inconvenientes” que ocasionan las operaciones de extracción de los  mismos. 
Asimismo la propaganda de las empresas mineras afirma que somos un país cuyas exportaciones minerales superan los  números de las tradicionales agropecuarias, que han sido desde siempre nuestro orgullo como “el granero del mundo”. 

Ahora bien, definamos que significa en el comercio exterior la palabra EXPORTACIÓN: 
Según el Tratado de Bruselas y los acuerdos internacionales sobre el comercio exterior entre los países del mundo libre, se establece que se produce una exportación cuando las materias primas, productos y/o servicios del país de origen que  se venden al exterior, son efectivamente recibidos y “nacionalizados” [1] en destino y son abonados en los plazos y  montos pactados, mediante el ingreso de las divisas en el circuito financiero del país exportador. 
En el caso de nuestro país, las divisas obtenidas por una exportación, deberán ser negociadas a través del Mercado  Único de Cambios del BCRA (Banco Central de la República Argentina ). 
Bueno, hasta aquí todo parece funcionar perfectamente: nuestros productores venden al exterior, sus carnes, lácteos,  frutas, miel, productos manufacturados, software, servicios financieros, turismo, etc. y reciben a cambio las divisas que  son negociadas, como dijimos anteriormente, en el mercado del BCRA, recibiendo a cambio los pesos a la cotización  del día del mercado local. 

Pero aquí surge la gran paradoja de la exportación de minerales, ya que por el Decreto 753/2004 [2], el gobierno actual  resolvió que la actividad minera está excluida del cumplimiento de lo mencionado en el párrafo anterior. 
Entonces nos encontramos con una gran contradicción: 
1. Todos los exportadores deben ingresar las divisas al mercado oficial de nuestro país. 
2. La exportación, para que sea considerada como tal debe convertir sus divisas por intermedio del BCRA. 
3. La actividad minera en la Argentina no cumple (por disposición del Gobierno Nacional) con los requisitos  mencionados precedentemente. 
Por lo tanto nuestras estadísticas de comercio exterior están reflejando cifras de exportaciones en dólares mentirosas,  ya que en el rubro de minerales no podemos incluir divisas que jamás ingresaron al país y solo se deberían incluir las  cantidades de minerales en toneladas y/u onzas troy que se entregaron al exterior, pero nunca su valor en dólares. 

Pero aquí no termina la historia, ya que todos sabemos que nuestros sufridos productores, cuando exportan sus  productos sufren por parte del Gobierno Nacional, retenciones que van desde un 5% (las menos) hasta un 40% (la  mayoría ronda el 20%). 
Y aquí se acentúa aun más la paradoja, ya que la actividad minera no sufre ningún tipo de retenciones y por el contrario  es beneficiada con Reintegros a la Exportación tales como:
- “Reintegro a las exportaciones de los productos de la minería de la Puna Argentina ” [3] Se estableció un  régimen especial de reintegro a las exportaciones de sustancias minerales y determinados productos derivados  contemplados en la NCM (originalmente del 5%, actualmente de 2,5%), Resolución ex M.E.y O.y S.P. Nº 762/93  y su modificatoria Nº 479/98 
- “Reintegro de Tributos a la Exportación de Metales Preciosos” – Resolución 294/1995 [4] 
- “Reintegro a las exportaciones por puertos patagónicos” Ley 23.018 y su modificatoria Nº 24.490 (que van del  5% al 10% según su latitud). 
Tratamiento especial para los productos comprendidos en el Capitulo 26 de la NCM y la denominada  aleación dorada o bullón dorado. Resolución General AFIP Nº 281 del 02 de diciembre de 1998. 
1. Se autoriza la declaración de un valor FOB provisorio sólo respaldado por el contrato entre importador y exportador; 
2. Ese contrato no tiene certificación alguna que acredite la mera existencia de la persona física o jurídica que compra  en el exterior; 
3. Tampoco existe norma alguna tendiente a determinar la existencia de grupo económico u otra especie de relación –  que puede llegar a la identidad absoluta – entre exportador e importador; 
4. No es posible tener certeza alguna respecto de la cantidad y calidad de la mercadería que se está exportando, datos  que dependen exclusivamente del importador y el exportador (la intervención de un árbitro es irrelevante a estos fines); 
5. Por consiguiente, tampoco existe certeza alguna sobre el valor de la mercadería exportada, con lo que el tributo pagado deviene en una contribución graciosa del exportador hacia el fisco federal argentino; 
6. Se otorga para el pago de esa contribución graciosa un plazo extraordinario, sin que se requiera garantía específica alguna como la ley exige. 
7. “Devolución del IVA a la Exportación de Productos de la Minería ” Resolución Nº 83/04 – Se podrá solicitar el beneficio instituido en el Artículo 14 bis de la Ley N º 24.196 de Inversiones Mineras y modificatorias.

RESUMEN DE LOS BENEFICIOS QUE SE OTORGAN A LAS EMPRESAS MINERAS: 
• La inhibición total del Estado Argentino para emprender la explotación de yacimientos minerales. 
• Un régimen especial para las Inversiones Mineras, que limita a las provincias el monto de las regalías y que las exime del pago de impuestos provinciales y municipales. 
• La firma de un contrato con Chile que tenga primacía sobre las leyes nacionales en los territorios a explotar en una franja de 150 Km . a ambos lados de la frontera. 
• El marco legal garantiza a las mineras transnacionales todos estos beneficios por 30 años. 
Incentivos Fiscales 
1. Doble deducción de Gastos de Exploración (Ley 24.196) pueden deducir el 100% del monto invertido del impuesto a las Ganancias. 
2. Devolución del IVA a la Exploración (Ley 25.429). 
3. Estabilidad fiscal y cambiaria por 30 años (Ley 24.196). 
4. Amortización acelerada de maquinarias, construcciones, vehículos e infraestructura se amortizan en 3 año (Ley 24.196).
5. Exenciones de Aranceles y Tasas Aduaneras, no pagan derecho de importación o de todo otro gravamen por la importación de bienes de capital, equipos e insumos. 
6. Regalías (Ley 25.161) el tope fijado en el país es del 3% menos los costos de extracción y transporte del valor boca de mina del mineral extraído. 
7. Los Estados Nacional y Provinciales acordaron eliminar todo gravamen y tasas municipales e impuesto a los sellos. 
8. Reembolso por Puerto Patagónico (Ley 23.018) se establece un reembolso a las exportaciones realizadas por puertos patagónicos del 5%. O sea le cobramos el 3% menos los costos de extracción y transporte y le pagamos 5% si lo sacan por puerto patagónico, por lo tanto le terminamos dando plata para que se lleven nuestras riquezas, que BUEN 
NEGOCIO! 
9. Exención del impuesto al cheque (Decreto Nº 613/2001), para el resto de las actividades es del 6 por mil. 
10. Deducción del 100% del Impuesto a los Combustibles Líquidos, el que todos pagamos cuando cargamos combustibles. 
11. Transferencia al exterior de capital y ganancias en cualquier momento y sin pagar cargas o impuestos sobre tales transferencias 
12. No deben liquidar divisas (*). Están autorizados a no ingresar al país el 100% de lo producido por sus exportaciones, ya que venden, facturan y cobran en el exterior sin pasar nada por el Banco Central. 
13. El costo del agua, no deberán pagar un centavo por la utilización de enormes cantidades de agua. 
* por decreto se ha decidido hace un mes obligar a las mineras a ingresar las divisas obtenidas por la exportación, pero mientras tanto desde el año 2004 al año 2011 se han ido miles de millones de dólares. 
Una panzada de superganancias a costa de la depredación del ambiente y de la salud de la gente, sin ningún justificativo, y esperar tanto tiempo es un poco tarde, no?

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia