Chile: Hacia una política energética nacional y regional




Peter Hartmann, Director CODEFF Aisén y Coordinador Coalición Ciudadana por Aisén Reserva de Vida.
Como ya lo hemos escrito antes, fuimos las organizaciones de la sociedad civil las que logramos, en parte como efecto de la campaña Patagonia sin Represas, sacar el tema de la energía de las cuatro paredes en las cuales se arreglaba el gobierno con el oligopolio eléctrico. Así es como hoy existe un interesante debate y dos comisiones de alto nivel tratando de resolver algunas de las inquietudes energéticas existentes.
Gracias a este trabajo, que en rigor le correspondía al ministerio respectivo, también hoy existe información para una propuesta de matriz energética desconcentrada y diversificada, basada en la eficiencia y un crecimiento real basado en energías renovables no convencionales. Matriz en la cual, tanto los megaproyectos de represas en la Patagonia, como las nucleares, así como gran parte de aquellos termoeléctricos con carbón, resultan innecesarios.
En todo esto, ha quedado manifiesta la necesidad de una política energética sustentable, que responda al interés nacional, el bien público, la equidad y que  incorpore la participación ciudadana. También ha quedado claro que la demanda desmesurada en crecimiento eléctrico no es para los chilenos, sino para la expansión de la minería transnacional, a la cual, al menos, se le debiera exigir invertir en su autoabastecimiento energético.
Entre las novedades y propuestas que ha producido este debate y mayor información pública a que nos referimos, están,  el que Chile tiene una gran oportunidad –y necesidad- en eficiencia y ahorro energético (lo que incluye las líneas de transmisión, el reciclaje, la cogeneración), cuenta con un potencial de nivel mundial en energías renovables no convencionales, ERNC (geotermia, eólica, solar, mareas y undinense). Por cierto esta también la oportunidad de la microgeneración con medición neta, renovación y repotenciamiento de centrales existentes y por cierto en investigación e involucramiento de las universidades en formar un país energéticamente futurista.
Todo esto, sin perder de vista que la equidad y en alguna medida el desarrollo de emprendimientos, pasa por precios justos y a nivel internacional.
Mientras defendíamos la Patagonia de ser convertida en despensa energética, develábamos mitos e intentábamos entender y buscar solución y propuesta al  problema energético nacional, tal vez nos descuidamos de nuestra propia realidad energética regional.  Aunque igual, en este tiempo descubrimos que no faltan quienes en Aysén se ven de lo mas orgullosos como despensa y hasta la promueven, que la tarifa eléctrica si bien es alta, no es la mayor del país como se nos hacia creer (socorrido tema para la demagogia e incluso para la compensación de los megaproyectos)  y que el sistema eléctrico de Aysén es bastante especial. A tanto, que es el único sistema monopólico de generación, transmisión y distribución del país y que esta eximido de cumplir con leyes que sí rigen para otros sistemas.
Por otra parte, cuesta harto encontrar información y esta es contradictoria, sobre este peculiar sistema y su dueño, la Empresa Eléctrica de Aysén, Edelaysén.
Entre esa información encontramos, que él sistema, realmente son cinco, (Aysén, Cisnes, General Carrera, Islas Huichas y Palena. Supongo además que habrá que agregar Villa O’Higgins ¿y el sistema Amengual-Tapera?). También, que Edelaysén es parte del grupo Saesa, controlado a su vez por la estadounidense PSEG y que su oficina top esta en Las Condes, Santiago (¿eso significa que pagan sus impuestos allá?). Esta empresa otrora regional, por lo demás tuvo su rol histórico, al servir para que  José Juraszeck, mientras estaba en la Serplac en los 80, se entrenase en privatizaciones, pasándola a la CORFO. Según la propia Edelaysén, en el  2005 contaban con una potencia instalada de 33.460 kW, de las cuales 52,6% era hidroeléctrica, 29,5 térmica diesel, 12% térmica de combustible marino residual y 5,9 eólica. Cabe agregar aquí que las empresas mineras que operan en la región tienen su propia generación, que era de 5 MW años atrás (que dicen les sale mas barata que la de Edelaysen. En El Toqui incluye hidro y eólica). Además hay algunos centros poblados que cuentan con su propia generación municipal como Melinka y Tortel, donde la electricidad es gratuita. 
En lo demás, vale hacer presente las largas líneas de transmisión de los sistemas Aysen (desde Chacabuco-Puerto Aysén, hasta Puerto Ibáñez, Mañihuales, Ñirehuao), Palena (desde El Azul hasta Puyuhuapi y Lago Verde) y Gral. Carrera (desde Cochrane hasta Chile Chico y Puerto Sánchez). Líneas que en buena parte fueron levantadas gracias a un cuantioso desembolso estatal para electrificación rural, a veces tan absurdo como la línea a Puerto Sánchez, donde existe una minihidro de 330 kW ociosa. También destacan estas por su desprecio por el paisaje y áreas protegidas. Lo extenso de esta red, mas una distribución muchas veces entre pocos usuarios, lleva a al menos 11% en pérdidas y a que según un especialista, solo aproximadamente 30% del costo de venta de la electricidad de Edelaysén sea de su componente en generación.
En resumen, tenemos un monopolio con prerrogativas y subsidios excepcionales, poca transparencia, alta dependencia de combustibles importados (y residuos peligrosos), centralización, escasa eficiencia y alto precio. Por otra parte hay interés pionero en las ERNC, cuyo potencial regional es superlativo.
Entre las propuestas que se nos ocurren para mejorar esta realidad, aparte de aquellas concernientes a la política energética nacional y que también son aplicables acá, están: abrir y desconcentrar el monopolio a otros actores y leyes energéticas que promueven las ERNC y la medición neta. Disminuir la dependencia de combustibles importados, buscar autarquía en el potencial de ERNC regional. Descentralizar para mayor eficiencia con centralitas cercanas a centros de consumo, mejorar la distribución, subsidio a electrificación rural autárquica (microcentrales), no a la empresa. Promover bajar tarifa y aumento de consumo, entre otros, incorporando las centrales ociosas existentes (generación mas barata) y tarifa horario nocturno, lo cual retroalimenta economías de escala.
Una política energética regional también debe considerar un apropiado y sustentable manejo de la leña -seca, que sigue siendo el combustible de menor costo, el aislamiento apropiado de edificaciones, la introducción de vehículos a gas y eléctricos y otros sustitutos al petróleo (¿biocombustibles, hidrogeno?).
En otro orden, todo proyecto energético debiera respetar el ordenamiento territorial, paisaje y áreas silvestres protegidas.
Por último, seria muy bienvenido y necesario también, el debate energético regional y esperamos esta columna sirva de incitante.
--------------------------------------------------------------------------------
AYSEN DECIDE

Un llamado realizó Patricio Segura, vocero del Movimiento Patagonia Unida a los habitantes de Aysén inscritos en los registros electorales a que firmen para concretar plebiscitos comunales que puedan incidir en los planos reguladores de cada comuna.
Respecto de cómo va la recolección de firmas en la comuna de Coyhaique, Segura informó que hasta el momento hay alrededor de mil cuatrocientas rúbricas, destacando que los plebiscitos son una de las pocas instancias de participación democrática y ciudadana que ofrece la Constitución, y por lo mismo hay que apropiarse de ella, ya que con su voto puede acceder a decidir el tipo de comuna y región que anhela”
“Ya tenemos más de mil cuatrocientas personas que en Coyhaique se han convocado para esto y son personas que están inscritas en los registros electorales y que tienen ciertas condiciones particulares, no es toda la ciudadanía que puede ser convocada y que en realidad los aiseninos muchas veces decimos que no hay instancias de participación, esta es la instancia de participación en el fondo es la que permite a través de voto en un momento dar una opinión con respecto a materias tan importantes así que pueden  de una u otra forma cambiar el destino de la Región”, expresa este vocero.
Sobre en qué comunas de la región se está trabajando para generar un plebiscito, el vocero del Movimiento Patagonia Unida indicó que tienen información de que       Villa O'Higgins, Cerro Castillo, Tortel, Puerto Cisnes, entre otras. En este sentido, Patricio Segura explicó que las personas que quieran firmar para esta actividad cívica pueden bajar el formulario en www.plebiscitosparachile.cl , luego llenarlo e ir a la notaría de su comuna o al oficial civil y formalizar su adhesión.
Recordar que el Movimiento Patagonia Unida espera concluir el proceso de recolección de firmas para el Plebiscito en la comuna de Coyhaique este 30 de julio, por lo que invitó a la comunidad a acudir a las notarías habilitadas para este trámite a la brevedad posible.
--------------------------------------------------------
Plazo autoimpuesto en Coyhaique vence el 31 de julio.
Ad portas de lograr la meta Patagonia Unida llama a “estampar tu firma para exigir el plebiscito” contra las represas en Aysén
·       Este jueves se solicitó el certificado que acredita el número de firmas correspondientes al 5 % del padrón electoral de las comunas de Coyhaique, Tortel, O’Higgins y Cochrane, al cual se anexarán las fichas correspondientes.
·       Dirigentes de la organización señalaron que “aunque hay voces disidentes que dicen que no debería hacerse se va a hacer, porque la ley lo permite, así es que estamos contentos”.

Estamos a punto de cumplir el objetivo.  No te quedes debajo de esta fiesta de la democracia.  Estampa tu firma para exigir el plebiscito”.
Es ésta la invitación que los impulsores de un referendum vinculado a materias relacionadas con las represas en Aysén están realizando a todos los ciudadanos con derecho a voto en la comuna de Coyhaique, a pocos días de que concluya el plazo autoimpuesto -31 de julio- para conseguir el total de 1600 firmas en este distrito, correspondiente al 5 % del padrón electoral válido al 31 de diciembre de 2010.  Aunque en la práctica en el caso de la notaría Durán (21 de Mayo 551, esquina Eusebio Lillo) el último día hábil es el viernes 29 de julio -al no estar de turno los fines de semana- el sábado 30 de julio de todas formas se podrá realizar el trámite en la notaría Jorquiera (Cochrane 229, a un costado de la Biblioteca Regional), de 10 a 13 horas, llevando sólo la ficha individual que se puede descargar en http://bit.ly/PlebiscitoCoyhaique  
Por lo pronto, los dirigentes del Movimiento Ciudadano Patagonia Unida (MCPU) solicitaron esta mañana al Servicio Electoral el certificado que acredita el número mínimo de firmas para convocar a plebiscito comunal en Coyhaique, y también en Tortel, O’Higgins y Cochrane ya que en dichas zonas las organizaciones locales están impulsando iniciativas similares.  “Hemos cumplido una etapa, ha sido un movimiento transversal que ha permitido que la ciudadanía participe, y creemos que no hay que restarse de esto” señaló una de las coordinadoras del plebiscito, Paz Foitzich.  “Llama la atención que algunas autoridades piensen que estamos haciendo un acto en contra de ellas, cuando es todo lo contrario.  Acá estamos ofreciendo una posibilidad para que aquellas personas que están a favor puedan acudir a las urnas a manifestar su opinión y aquellos que estamos en contra también, haciendo uso de nuestra democracia” expresó.
Para Mario Sandoval, presidente del Colegio de Profesores de Coyhaique (organización que ha participado activamente en el MCPU), explicó que “no hemos visto ningún profesor que esté en contra de organizar este plebiscito.  Aparte de eso la gran mayoría del profesorado está en contra de las mega represas que se quieren implementar, principalmente porque ha sido inconsulto”.  Sobre la solicitud del certificado agregó que “hoy día tenemos una actividad con la cual estamos cerrando un ciclo. Esperemos que sea todo ratificado de buena forma, estamos muy conformes por cómo se ha llevado este proceso, y aunque hay voces disidentes que dicen que no debería hacerse se va a hacer, porque la ley lo permite, así es que estamos contentos”.
Los dirigentes recordaron que iniciativas similares se están impulsando en Tortel, O’Higgins y Cochrane, con interés en replicarse en las comunas de Aysén, Río Ibáñez y Cisnes.   Además, que el trámite es completamente gratuito y que si el MCPU estipuló el mes de julio como plazo para recolectar las cerca de 1600 firmas que se necesitan en Coyhaique, fue para que, considerando los plazos que establece la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, el alcalde se vea en la obligación de convocarlo como máximo durante el mes de noviembre.  Esto significa que aunque se entreguen las firmas en el mes de agosto, todavía se podría realizar en diciembre.
En el caso de comunas donde sea más complejo recolectar las firmas, se recordó que otras vías son con la propuesta de cuatro concejales, o del propio alcalde con acuerdo del concejo. 

Operativa
Una vez entregadas las rúbricas al edil, éste tiene hasta 10 días para dictar el decreto respectivo y a partir de ese momento 15 días para que aparezca en El Diario Oficial. El llamado a plebiscito será entre los 60 y 90 días, una vez publicado.
Si en el referéndum vota más del 50 % de los inscritos en el padrón, el resultado debe ser acatado por la autoridad comunal y lo determinado por la voluntad popular tendrá la característica de vinculante.
Sobre las preguntas que se están planteando en las distintas comunas, éstas se relacionan específicamente con materias del ordenamiento y desarrollo territorial comunal, en las cuales los ciudadanos podrán decidir si quieren que en sus territorios se instalen o no infraestructuras relacionadas con mega proyectos energéticos, y designar los distritos como áreas donde sólo se puedan desarrollar a futuro iniciativas de energías renovables no convencionales.

Comunicaciones
Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida


Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia