Científico que dió a conocer ahogamientos de osos polares en el Ártico, suspendido de su cargo






Hace sólo cinco años atrás, Charles Monnett era conocido por sus estudios sobre como los osos polares se ahogaban en el océano Ártico y fue un gran impulsor del movimiento contra el calentamiento global. Ahora, el biólogo tiene en frente una suspensión de licencia y un caso abierto por supuesta mala conducta científica, presumiblemente por la veracidad de los artículos que publicó sobre sus observaciones en el Polo Norte.
La Oficina Nacional de Administración, Regulación y Aplicación de Energía Oceánica (BOEMRE por sus siglas en inglés), para la que trabaja Monnett, le dió una baja temporal esperando los resultados de la investigación que pesa sobre él. La BOEMRE, también conocida como la Oficina de Energía Oceánica, es una agencia estatal que gestiona la explotación de gas natural, petróleo y otros recursos minerales de la plataforma continental externa de Estados Unidos. Con sede en Washington, la Agencia recibe la mayor parte de sus ingresos por el arrendamiento a compañías petroleras y de gas natural. Es una de las fuentes de ingresos más importantes del gobierno y muchas veces ha sido cuestionada por estar muy cercana a los intereses de grupos privados.
Los investigadores aún no han dicho cuales son los cargos específicos que ponen en cuestionamiento la integridad del conocido científico y esa es una de las razones por la cual el representante legal que defiende casos de interferencia política a científicos en Estados Unidos, Jeff Ruch, quiere denunciar a la agencia argumentado que ha sido inhabilitado sin recibir cargos, ni ser interrogado.

Monnett, que ha manejado el grueso de las investigaciones sobre vida silvestre y ecología del Artico, tiene tareas que incluyen el manejo de unos 50 millones de dólares en estudios. Su figura es fundamental y los defensores buscan su reposición inmediata, y piden además una disculpa pública tanto de la agencia como del inspector general que lleva el caso. Asimismo denuncian que funcionarios públicos se llevaron el disco duro del ordenador de Monnett, violando derechos fundamentales del acusado.
Cualquiera sea el resultado, la investigación llega en un momento en que los activistas del cambio climático y los que son escépticos sobre el calentamiento global están luchando por la credibilidad del trabajo de los científicos. Los miembros de ambos lados, sin embargo, dicen que todavía es demasiado pronto para hacer declaraciones sobre el caso, sobre todo por que la agencia no ha publicado los detalles de las acusaciones contra él.
Vía | green.yahoo.com
Fotografía | Marion Doss
-------------------------------------------------------------------
Alaska: tribus demandan al gobierno de Estados Unidos por designar hábitat crítico del oso polar una zona de explotación petrolera
Varios grupos indígenas de Alaska han demandado al Servicio de Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos por su decisión de designar como hábitat crítico del oso polar casi 500 mil kilómetros cuadrados de la región conocida como North Slope. Estos grupos temen que tal designación impida la explotación de petróleo, gracias a la cual reciben ingresos tributarios y regalías. Como para no dar la imagen de insensibilidad ante los problemas de la naturaleza, la demanda apunta que la designación no aborda la principal amenaza para los osos polares: la pérdida de hielo del mar debido al cambio climático.
El colectivo Arctic Slope Regional Corp dice que el costo que tendría para el estado de Alaska y el condado de North Slope la designación del hábitat crítico podría ser de miles de millones de dólares. Un retraso de un año en la producción de un yacimiento de petróleo en North Slope con 190 millones de barriles recuperables probablemente equivaldría a una pérdida de más de 200 millones de dólares en regalías e ingresos fiscales durante 15 años, según el site de noticias KTUU.
Como explica The Washington Post, el hábitat crítico incluye grandes extensiones de hielo marino en la costa de Alaska, incluyendo los lugares donde las compañías petroleras esperan perforar en el mar de Chukchi y Beaufort. La designación no bloquea automáticamente las operaciones de explotación pero obliga a los funcionarios federales a determinar si éstas pueden afectar negativamente el hábitat de los osos polares e interferir con su recuperación. Haciendo un paralelismo curioso, el alcalde del municipio de North Slope ha dicho:
El desarrollo de la comunidad está en riesgo debido a esta designación y los osos polares no serán ayudados por ella de ninguna manera. Su problema es la reducción del hielo del mar. Lo único que logra esta designación es la creación de otra especie amenazada: la gente que vive aquí. (Traducción propia)
Vía | www.washingtonpost.com
Fotografía | NOAA

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques