La sobrepesca de peces de pequeño tamaño afecta a todo su ecosistema marino





Las capturas de pequeños peces deberían ser reducidas para proteger la red alimentaria marina.
La anchoa, el arenque entre otros son el alimento para especies mas grandes.
Los pequeños peces desempeñan un papel fundamental en los océanos y las capturas deben ser reducidas considerablemente  para salvaguardar las cadenas alimentarias marinas, desde el plancton a las ballenas azules, decía el jueves un equipo internacional de investigadores.
La creciente explotación humana de peces pequeños- incluyendo la anchoa, la sardina, el arenque, la caballa y el capelán, han recibido mucha menos atención en la investigación marina que aquellas grandes especies comerciales tales como el bacalao, el atún, el pez espada o el salmón, señalan.
La sobrepesca de pequeños peces tiene "importantes efectos en otras partes de los ecosistemas marinos," dice Tony Smith, autor principal del estudio en la Organización de Investigaciones Científicas e Industriales de la Commonwealth (CSIRO, Australia).
Dice que los hallazgos, publicados en la revista Science, son el primer análisis completo de cómo la captura de pequeños peces así como de krill, diminuto crustáceo parecido a la gamba, puede alterar las cadenas alimenticias marinas y por tanto afectar al aprovisionamiento alimentario humano.
Los peces pequeños desempeñan un papel crítico dado que principalmente ingieren plancton diminuto y a la vez son alimento para depredadores tales como grandes peces, ballenas y aves marinas. Los peces pequeños suponen más del 30% de la producción de pescado mundial y son una fuente de alimento clave para mucha gente en países en vías de desarrollo.
Los científicos, que emplearon modelos de ordenador para estudiar las poblaciones de peces pequeños frente a la costa de Perú, la corriente de California, África del sur, el Mar del Norte y Australia, sugieren que las capturas deberían ser reducidas severamente, respaldadas tal vez por zonas vedadas a la pesca.
Dicen que algunas poblaciones son pescadas por encima de un nivel de captura conocido como "rendimiento máximo sostenible" (RMS) de una población.
"La reducción de la tasa de explotación resultaría en un impacto más bajo en los ecosistemas marinos, mientras que aun se estaría alcanzando el 89% del RMS," dice el estudio.
Smith señala que la reducción de la tasa de pesca probablemente comportaría beneficios económicos a largo plazo a la vez que ayudaría a la recuperación de otras especies más grandes cuyas poblaciones han sido disminuidas debido a la sobrepesca.
Smith y otros expertos de Estados Unidos, Gran Bretaña, Sudáfrica, Francia, Perú y Australia señalan que los peces pequeños menudo son triturados para alimentar al ganado doméstico y los peces de piscifactoría. Entre un 10 y 20% son consumidos por la gente.
Las grandes capturas de peces pequeños a menudo tiene efectos negativos aunque podría beneficiar a otras criaturas por debajo de la cadena alimentaria, tal como el plancton, las medusas o los calamares.
 Fuente: oceansentry.org

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento