La nueva normativa de residuos nucleares de la UE abre la puerta a su envío a Rusia



Las naciones europeas han acordado hoy en Bruselas la creación de planes para afrontar el problema creciente de los residuos nucleares. Pero la Unión Europea también ha acordado hoy continuar con la práctica peligrosa de transportar material radiactivo a grandes distancias para depositarlo en plantas de almacenamiento fuera de las fronteras de la UE.


Los ministros europeos han rubricado la nueva norma que obliga a los gobiernos a publicar sus planes para 2015 detallando sus opciones preferentes para el almacenamiento o reprocesamiento de los residuos radiactivos que producen los reactores nucleares. Algunos países generadores de residuos, como Bulgaria, Eslovaquia y España se habían opuesto hasta ahora a la publicación de estos planes detallados.

A pesar de la presión de la Comisión Europea para bloquear la exportación de residuos nucleares, las nueva normativa permitirá a Hungría y Bulgaria, países que actualmente tienen acuerdos para exportar residuos nucleares a Rusia, continuar enviando material radiactivo.

El responsable de política nuclear de Greenpeace en Bruselas, Jan Haverkamp, ha hecho la siguiente valoración: “Los gobiernos europeos han optado por ocultar los residuos radiactivos, transfiriendo el problema de su gestión a largo plazo a terceros países y poniendo a los europeos en riesgo permitiendo peligrosos transportes de residuos. Solo los países que enfrenten el problema sin solución de los residuos radiactivos poniendo fin a la utilización de la energía nuclear podrán romper el círculo vicioso que deja este problema a las generaciones futuras”.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques