Las empresas megamineras se preparan para el ataque informático de Anonymous


Por No a la Mina

Las empresas mineras en Argentina comenzaron a tomar sus recaudos, pero cargan con la resignación de saber que tendrán la batalla perdida: Anonymous anunció que el domingo dejará fuera de servicio las webs de las multinacionales extractivas.
Las empresas mineras comenzaron a tomar sus recaudos, pero cargan con la resignación de saber que tendrán la batalla perdida: Anonymous anunció que el domingo dejará fuera de servicio las webs de las multinacionales extractivas. "Lo estamos monitoreando, pero mucho no se puede hacer, ¿no?", evaluó un empresario que no se animó a subestimar el poder de fuego del equipo de hackers que en los últimos meses atacó varias dependencias oficiales. La última fue la de la AFIP y lo festejaron en las redes sociales.
La "Operación Tierra Viva", como bautizaron a este nuevo ataque cibernético, contará con un despliegue poco usual: "Será una acción grande", como explicaron a BAE desde la cuenta de Twitter de la organización, que reúne a grupos de hackers en todo el mundo. La magnitud de la ofensiva estará dada por la cantidad de teams que actuarán en conjunto, pero también por la cantidad de páginas web que golpearán al mismo tiempo.
Según los datos oficiales, en el país operan 39 megamineras –35 de ellas son extranjeras–, que son las que emplean 29.301 trabajadores en forma directa, según los datos el último detalle de la Encuesta Nacional de Grandes Empresas (ENGE), del 2010. En ese trabajo, donde se analiza la situación de las 500 firmas con mayor facturación que operan en el país, está la lista de las compañías que sufrirían el ataque anunciado en las últimas horas.
Fama. Anonymous tiene en su haber ataques exitosos a varias dependencias oficiales, en la Argentina y en el mundo; uno de los más renombrados fue el que realizó contra el FBI, que luego revalidó con la publicación en las redes sociales de datos personales del director del organismo, Robert Müller. Fue en represalia por el cierre de la página MegaUpload.
El miércoles por la noche, Anonymous hackeó las páginas del Ejecutivo nacional y de la AFIP. En esta última instaló un mirror (copia o espejo) y bloqueó su funcionamiento. No fue una intrusión, sino un ataque de denegación de servicio denominado DDos: saturó la web principal de la AFIP. Esa acción no implica modificaciones de contenido, sino que paralizó su funcionamiento.
En las empresas mineras consultadas y en la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) prefirieron no hablar formalmente sobre el tema. Están a la espera de lo que ocurra.
Sin embargo, tres fuentes reconocieron que "no hay mucho para hacer" y que la fama ganada por Anonymous los tiene en la senda de la resignación.
De todos modos, esa preocupación tiene relación sólo con la imagen pública de las compañías porque ninguna de ellas teme que esos ataques afecten sus planes de negocios. Pero estas embestidas se sumarán a las de los últimos meses en los que fueron cuestionadas por el efecto que la actividad produce en el medio ambiente y por el nivel de tributación del sector.
Sobre ese último punto hay, incluso, un fallo de la Corte Suprema de Justicia que preocupa a las mineras. Ese texto, que se firmó el último día previo a la feria judicial de julio, rechazó un amparo presentado contra la suba de retenciones a las exportaciones y puso en crisis uno de los caballitos de batalla del sector: la estabilidad fiscal por 30 años, que contempla la Ley de Inversiones Mineras.
Operación. El ataque previsto para el domingo se apoya en esas críticas. En un documento publicado ayer en la Web, el colectivo de hackers acusó a las "megacorporaciones": "Roban nuestra agua, devastan nuestros pueblos, tierras, las contaminan y se van".
En ese documento reprodujeron algunos datos sobre la actividad extractiva a gran escala: "En un solo día de explotación utiliza 6 toneladas de cianuro, 500.000 litros de agua, 400 kilos de ácido clorhídrico, 400 kilos de soda cáustica, 23.000 kilos de cal y 2.000 kilos de azufre. Con eso se dinamitan al día unas 42.000 toneladas de roca. Las explosiones elevan a la atmósfera toneladas de polvo generando nubes artificiales y provocando una importante alteración de la biosfera".
"Por eso, en septiembre intentaremos generar conciencia acerca del impacto negativo que genera la megaminería contaminante en el ambiente. El 23 del mismo mes estaremos generando presencia tanto en la Red como en las calles", advirtieron.
Fuente: RosarioNet - Publicado por Puerta E

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques